Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 06 febrero 2023
00:59
h
25X

Oportunidades

Nadia María Calviño Santamaría / Vicepresidenta primera del Gobierno de España

Un año más, celebramos un día de Galicia poco habitual. Después de un año y medio muy duro, marcado por las sucesivas oleadas de la pandemia, ya podemos intuir la luz al final del túnel. Gracias al extraordinario logro de la ciencia, la vacunación avanza a buen ritmo, los indicadores económicos apuntan a un crecimiento fuerte en la segunda parte del año y la UE acaba de aprobar el Plan español de Recuperación, abriendo así la puerta a un volumen muy importante de transferencias que permitan, junto a las reformas, impulsar la modernización del país.

Tras la crisis, se abre una oportunidad sin precedentes para dejar atrás el pasado, cambiar lo que no funciona, mejorar el presente y encarar el futuro con confianza y esperanza.

El Plan de España es especialmente ambicioso desde el punto de vista cuantitativo, cualitativo y temporal. Los recursos asignados a nuestro país son comparables al monto total de los fondos estructurales recibidos en las tres décadas desde la adhesión, que han sido capitales para desplegar una red de infraestructuras de primer nivel y lograr un progreso extraordinario.

Además, desde el punto de vista cualitativo, las inversiones se dirigen de forma especial a aquellos ámbitos con mayor capacidad de arrastre y se acompañan de un plan ambicioso de reformas estructurales para abordar los desequilibrios arrastrados del pasado y los retos de futuro. En cuanto a la perspectiva temporal, el Plan concentra las inversiones y reformas en el periodo 2021-2023 para lograr un verdadero cambio estructural en el inicio del nuevo ciclo.

Para ello, el Plan se apoya en cuatro ejes de transformación fundamentales: transición ecológica, transformación digital, cohesión social y territorial e igualdad de género.

Para que el crecimiento que ahora se inicia se base en la nueva economía verde y digital, que no se quede en un mero rebote pasajero, sino que se convierta en una recuperación sólida, sostenida y sostenible en el largo plazo, que promueva la creación de empleos de calidad y contribuya a cerrar la brecha creada por la pandemia.

Para que la recuperación sirva para reducir las desigualdades sociales y territoriales, contribuyendo al equilibrio territorial y frenando el proceso de despoblación, tan importante en Galicia. Y para impulsar la participación de las mujeres en el ámbito económico y social, como uno de los motores de progreso y crecimiento; porque no podemos desaprovechar el talento del 50% de la población.

Ya hemos empezado a desplegar las inversiones y reformas del Plan, con diferentes procesos para identificar los proyectos más maduros y las empresas capaces de desplegarlos, asignando los recursos a las Comunidades Autónomas para la ejecución de inversiones en el marco de sus competencias y desplegando proyectos estratégicos para la recuperación y la transformación como el recientemente aprobado PERTE VEC, para que España esté entre los países líderes en el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado.

Se trata de un plan de país, con actuaciones de gran envergadura, para lograr un impacto macroeconómico mediante la acción coordinada de todas las regiones.

Es el momento de unir fuerzas, de remar en la misma dirección, contando con la fuerza, la flexibilidad y capacidad de adaptación y de mirar hacia adelante de nuestra sociedad. De sentirnos gallegos, españoles y europeos. De avanzar, sin morriña del pasado, hacia un futuro más sostenible e inclusivo, más justo.

¡Feliz Día de Santiago, feliz Día de Galicia!

24 jul 2021 / 19:41
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito