Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
16:58
h
MARGARITA ESTÉVEZ SAÁ // Profesora Titular de la USC

Camino al Xacobeo 2021

ÉSTE NO ES UN AÑO CUALQUIERA, ni un verano como los demás, ni un 25 de julio al uso, ni para los gallegos ni para el resto de los españoles. Conmemoramos el Día de Galicia, pero, sobre todo, parece oportuno reflexionar sobre qué éramos, en qué nos hemos convertido, y hacia dónde debemos dirigirnos. Nuestro preciado Camino de Santiago sirve de metáfora sobre el análisis y la reflexión en las que nos encontramos inmersos, pues todo viaje conlleva un punto de partida y un destino como objetivo a alcanzar, asumiendo los obstáculos que podemos encontrarnos durante el tránsito.

Cuando irrumpió la pandemia que estamos padeciendo, Galicia se estaba recuperando de la última crisis económica. El paro disminuía progresivamente, se incrementaba paulatinamente la oferta de empleo público, muchas empresas comenzaban a cuadrar sus cuentas, se vislumbraban subidas en los salarios de las sufridas clases medias, los hogares alentaban el consumo, y nuestros mayores, que habían estado apoyando generosamente con sus pensiones a sus familias, empezaban a disfrutar sus pagas e incluso a reclamar incrementos que hicieran justicia a lo que habían aportado a la sociedad. La ciudadanía en su conjunto, desde los más pequeños hasta los mayores, estábamos volcados en la lucha por la igualdad, el rechazo a la violencia, y la defensa del medio ambiente. Galicia, además, se estaba engalanando social, económica y hasta visualmente para el Xacobeo 2021. No era ni es para menos, habida cuenta que han pasado 10 años desde el anterior Año Santo.

Todo esto sucedía cuando, de repente, el mundo, España y Galicia se paralizaron y se confinaron, conteniendo el aliento y sufriendo unas cifras diarias que no eran números, sino seres humanos contagiados y vidas que se apagaban en medio del temor y la soledad más dramática imaginable. Precisamente en el momento en el que el paisaje gallego lucía en todo su esplendor, nos recluimos entre las paredes de nuestros hogares; y nuestras ventanas y televisores se convirtieron en los nexos de unión con una nueva realidad para la que, sin duda, no estábamos preparados, pero a la que nos adaptamos con la resiliencia que caracteriza lo mejor de nuestra condición humana. Fue especialmente duro confinar a los más pequeños, y explicarles la amenaza del virus. Y nos causó profunda tristeza aislar a nuestros mayores incluso de sus seres más queridos, así como contemplar sus rostros atemorizados cada vez que se aludía al peligro que corrían sus vidas. Sabíamos que la gallega es una de las sociedades más envejecidas, y muchas veces nos enorgullecíamos de ello, porque los gallegos siempre hemos reverenciado a nuestros progenitores como fuente de experiencia y sabiduría, a los que honramos en vida y rendimos culto cuando fallecen a través de prácticas cristianas y también paganas.

Ahora intentamos salir de ese momento de impasse, de esa interrupción en el discurrir de los acontecimientos que han supuesto los casi tres meses de confinamiento. La economía ha de reactivarse, la sociedad tiene que adaptarse con prudencia a convivir con la amenaza de un enigmático virus, y se vuelve a hablar del camino hacia el Xacobeo 2021. Es bueno y oportuno que se hable y se organice de la mejor forma posible; y si se puede extender hasta el 2022, mejor aún, porque el Año Santo y las rutas del Camino de Santiago que lo sustentan son el mejor escaparate de España y de Galicia ante el mundo. Es la oportunidad de mostrar el esplendor de nuestros paisajes, la variedad de nuestra gastronomía, la amplitud de nuestra oferta turística, y la hospitalidad de nuestras gentes. Si todo va bien y podemos seguir adelante, el Xacobeo 2021 atraerá peregrinos de todas partes del mundo, que visitarán nuestras tierras por los más diversos motivos: religiosos, espirituales o sociales. Pero, esta vez, todos, literal o metafóricamente, emprendemos un nuevo camino: el que esperamos nos lleve a la superación de la adversidad económica, sanitaria y social que aún estamos padeciendo.

24 jul 2020 / 20:58
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito