Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 31 octubre 2020
03:41
h
MARÍA TERESA MOREIRA VILAR // Catedrática de Ingeniería Química y Medalla de Investigación de la RAGC en Ciencias Técnicas

Investigación en tiempos de coronavirus

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, hemos sido partícipes de la evolución exponencial del rol de la mujer en nuestra sociedad, tanto en el ámbito familiar como laboral. En este sentido, el recopilatorio de El Correo Gallego del número especial del 25 de julio constituye una oportunidad excelente de divulgar artículos de opinión redactados por mujeres de diferentes ámbitos.

Pocos días después de la publicación del año pasado, asistí a la primera edición de los premios dedicados a la mujer en la Ingeniería, iniciativa promovida por la Fundación Talgo. Se trata de un premio singular ya que persigue reconocer la excelencia profesional de la mujer en la Ingeniería y, de esta forma, dar visibilidad a la contribución de la mujer en un área de investigación con prevalencia masculina. A finales de esta semana tendría lugar la segunda edición, pero como muchos otros eventos ha sido cancelado. El importe del premio de este año se ha destinado a la plataforma “Salud Global” del CSIC, para apoyar la investigación contra la Covid-19.

Nuestra realidad más cotidiana ha cambiado en una crisis global de proporciones gigantescas. Se repite un nombre que todos reconocemos y del que hablamos cada día, todos los días: coronavirus. La respuesta a la crisis sanitaria está alineada con la investigación más puntera en la búsqueda de una vacuna eficaz, aunque todavía queda un largo camino por recorrer antes de que las vacunas en etapa de desarrollo se produzcan de forma masiva para abastecer la demanda mundial. A pesar de que las líneas de investigación de los múltiples grupos investigando sobre el desarrollo de vacunas puedan tener una connotación competitiva, la colaboración científica a nivel mundial ha sido reconocida y elogiada al compartir datos básicos de caracterización del virus tal y como recoge el artículo del New York Times, “Covid-19 Changed How the World Does Science, Together” (Covid-19 cambió la forma en que el mundo hace la ciencia, juntos).

Más allá del ámbito médico y farmacológico, muchos grupos de investigación trabajan para dar soluciones desde una perspectiva más amplia. En mi labor como editora ejecutiva del Journal of Cleaner Production, he advertido un creciente número de artículos científicos sobre desarrollos tecnológicos y estudios ambientales relacionados con la prevención y las consecuencias de la Covid-19. En particular, se han recibido más de 100 artículos en un plazo no mayor de dos meses, sobre temas tan dispares como impacto del confinamiento sobre la calidad del aire y sobre la movilidad urbana, presencia del virus en aguas residuales y residuos, estrategia de gestión de residuos contaminados con Covid, modelos de gestión de emergencias, diseño de unidades de aislamiento y sistemas de purificación de aire, sólo por citar algunos.

Apostar por la investigación establece el paradigma del pensamiento objetivo, racional y crítico dentro del modelo ideal de progreso y bienestar social. Es especialmente en la situación actual cuando se pone de manifiesto la enorme importancia de la investigación en el desarrollo de la sociedad, no sólo para salvaguardar la salud y superar esta amenaza vital, sino también para retomar el pulso de la innovación tecnológica y reiniciar el motor de la recuperación económica.

24 jul 2020 / 20:54
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito