Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
19:15
h
NADIA MARÍA CALVIÑO SANTAMARÍA // Vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España

Santiago y reactiva España

ESTE 25 DE JULIO CELEBRAMOS EL DÍA DE GALICIA MÁS ATÍPICO. Durante los casi cuatro meses que han pasado ya desde el estallido de la pandemia, nos hemos acostumbrado a una nueva rutina de mascarillas e higiene de manos y hemos incorporado como algo natural el teletrabajo o el distanciamiento físico. Al mismo tiempo, hemos pasado por una caída muy intensa de la actividad económica que está reactivándose, iniciando un camino aún largo y no exento de incertidumbres.

A nuestro favor tenemos un país fuerte, sereno, creativo y con activos muy sólidos sobre los que construir la reactivación. Y también contamos con la ventaja de haber respondido a este shock de forma decidida, desde el primer momento, tanto en el plano sanitario como en el económico y social.

Esta pronta reacción, que comenzó ya a mediados de marzo, ha permitido preservar cientos de miles de puestos de trabajo gracias a la flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), ha dado oxígeno a las empresas de nuestro país gracias a los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y protegido a cientos de miles de autónomos ante la caída súbita y abrupta de su facturación gracias a la prestación extraordinaria por cese de actividad. Estas medidas, adoptadas por el Gobierno y apoyadas por el Parlamento, comportan un alto coste fiscal y suponen un importante esfuerzo colectivo del conjunto de la sociedad.

Tras el plan de choque para la fase de resistencia, llega el momento de impulsar la reactivación. Para ello, hemos adoptado los distintos instrumentos a las nuevas necesidades del tejido productivo, tanto en términos de financiación para preservar la solvencia de las empresas como en el ámbito laboral, fomentando la progresiva reincorporación de los trabajadores. Además, se han puesto en marcha planes de apoyo para los sectores estratégicos más golpeados por esta crisis, como el del turismo, el del transporte o la automoción.

Sin embargo, esto no será suficiente para recuperar la senda de crecimiento en la que estábamos hasta marzo. Por eso, el Gobierno trabaja ya en un Plan de Inversiones y Reformas que impulse el relanzamiento de la economía española, para afrontar los desequilibrios que arrastrábamos desde hacía tiempo y que se están viendo exacerbados con esta crisis –como la deuda, el desempleo, la pobreza o la desigualdad— y también reorientar nuestra economía para hacer frente a los grandes retos de este siglo, particularmente la transición ecológica, la digitalización o el cambio demográfico.

Este plan, centrado en los próximos dos años, debería basarse en seis grandes pactos, sobre los que existe un amplio consenso social —para la transición ecológica y el desarrollo de la economía verde, por el emprendimiento y la transformación digital, por el empleo y la Formación Profesional, por la ciencia, por los servicios públicos y por el medio rural—. Con el fin de movilizar los recursos necesarios, las inversiones han de imbricarse en los planes europeos de reconstrucción.

Por delante hay incertidumbres, pero también grandes oportunidades para que, trabajando juntos, podamos modernizar nuestro país e impulsar un crecimiento más sólido, sostenible e inclusivo. ¡Feliz Día de Santiago, feliz Día de Galicia!

24 jul 2020 / 18:46
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito