Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 28 junio 2022
17:15
h

Un premio al desarrollo de Galicia

    Representantes de toda la sociedad gallega asistieron ayer a la XIII edición de la entrega de los Premios Gallegos del Año, un acto multitudinario en el transcurso del cual el ex rector de la Universidad de Santiago, Darío Villanueva Prieto, recibió su galardón de manos del editor de EL CORREO GALLEGO y O Correo Galego, Feliciano Barrera.

    En la entrega de premios, que llenó los salones del Hostal de los Reyes Católicos, participaron el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; el conselleiro de Presidencia y portavoz del PP en el Parlamento, Xaime Pita; el titular de Economía, José Antonio Orza; el de Cultura, Jesús Pérez Varela; el de Agricultura, José Miguel Diz Guedes; el conselleiro de Sanidade, José María Hernández Cochón; el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Jesús Souto Prieto; el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, y los portavoces parlamentarios del BNG, Xosé Manuel Beiras; y del PSdeG, Emilio Pérez Touriño; y el secretario general del PPdeG, Xesús Palmou.

    Además del ex rector Darío Villanueva, en el que el jurado valoró su trayectoria como catedrático de Filología, sus dos mandatos como rector de la Universidad y su papel en la celebración del V Centenario de la institución compostelana, ayer recibieron los premios Gallego del Mes personas y colectivos que se han destacado a lo largo del año por su trabajo en pro de Galicia. El acto tuvo así momentos emotivos por los méritos valorados en algunos de los premiados.

    El editor de los diarios de la capital gallega destacó en su intervención el papel de todos los premiados de la actual y anteriores ediciones en el desarrollo de Galicia. Feliciano Barrera quiso “dar las gracias” a todas las personas _casi ciento setenta en las trece ediciones transcurridas_ que han recibido uno de estos premios, aunque, señaló, lo habitual sea el agradecimiento a la inversa. Barrera explicó que “los premiados dan prestigio al premio Gallegos del Año”. De hecho, añadió, “si hay tantas personas entre el público _el Comedor Real y el Auditorio estaban a rebosar_ es por las personalidades que hay aquí, por las que han pasado en años anteriores y por las que van a pasar” en los próximos años.

    “Todos ellos”, continuó el editor del Grupo Correo Gallego, “han participado y muy decisivamente en la actual situación de Galicia”. En su opinión, “Galicia ha levantado cabeza” en los últimos años y esto ha sido posible “gracias a personas como los premiados” que han aportado su trabajo y su esfuerzo al desarrollo económico, cultural y social de la comunidad gallega.

    Feliciano Barrera puso de manifiesto, para concluir su intervención, su deseo de que este desarrollo constante de Galicia perdure en el tiempo, ya que, añadió, “ciertas obras de envergadura deben sobrepasar y sobrevivir a sus autores”.

    Tras las palabras de Feliciano Barrera y la intervención del Gallego del Año tomó la palabra el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, que incidió en el valor de los premios como “reconocimiento público” a la “pluralidad, la vitalidad y la riqueza social de Galicia”. El regidor local destacó que estos galardones del Grupo Correo Gallego desde 1990, son un reconocimiento a la realidad social de toda Galicia..

    Una visión global del país

    El alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, fue el encargado de cerrar el acto en el Hostal de los Reyes Católicos. Lo hizo destacando el valor de unos premios que, señaló, quedan libres de “localismos y tópicos”, ya que, continuó, “asumen una visión global de un país que es fecundo y pródigo en aportar hombres y mujeres que con su trabajo constante y digno reflejan cómo el mayor capital de un pueblo radica precisamente en sus gentes”.

    “Este esfuerzo de equilibrio y ecuanimidad”, añadió el regidor local, permite disponer, en los Gallegos del Año, de “un montón de rostros y nombres, para todos nosotros familiares”, conformando “una geografía humana que describe la riqueza de nuestra sociedad, su impulso y su diversidad”.

    Así, Sánchez Bugallo señaló que en el palmarés de premiados “hay empresarios de la moda, de la industria y la restauración, editores que ofician de orfebres, actores populares que miman nuestra lengua, arquitectos que conservan la memoria y conciben el futuro, médicos que cuidan músculos o preservan la mirada, escritores, investigadores y periodistas, ángeles para los niños e incluso toda la tripulación de una fragata que hizo la más hermosa de las guerras”.

    El alcalde de Santiago fue destacando, uno por uno, los valores de los doce premiados, cada uno por un mes del año, y de Darío Villanueva. Del ex rector destacó “la sensibilidad profundamente humanista que define la trayectoria” del catedrático de Filología “a quien tanto le debe esta ciudad de Compostela. Sánchez Bugallo indicó que “en buena medida Darío Villanueva fue el artífice del esplendor de un programa del V Centenario de la Universidad de Santiago que fuera de los actos puntuales de la efeméride fue semilla que aún sigue fructificando”. El “compromiso de futuro, con Compostela y con Galicia” de la Universidad de Santiago, y también del que durante los últimos ocho años fue su rector, estuvieron presentes en el discurso del alcalde, que destacó los importantes proyectos para la capital gallega que, durante el mandato de Villanueva, se han convertido en realidad o en firme compromiso, como la dotación de un Campus de Ciencias de la Salud, la Casa de Europa o el Centro de Estudios Avanzados.

    26 oct 2002 / 10:45
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito