Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 19 abril 2021
22:58
h
Gallego del Año 2007

Franqueira apunta a la unidad como "piedra angular" del milagro Coren

Del minifundismo de los 60 al liderazgo agroalimentario, el consejero delegado del grupo ourensano repasa 45 años con y para las familias cooperativistas ·· Lanza un mensaje de confianza en las posibilidades del rural

El consejero delegado de Coren, Manuel Gómez-Franqueira, quiso compartir ayer el Premio Gallego del Año 2007 "con todos los miembros de la organización Coren" -consejo rector, empleados, cooperativistas y a la propia familia Gómez Álvarez- puesto que, "sin la ayuda de todos ellos, Coren nunca hubiera llegado al umbral del mundo agroganadero español ni se hubiese convertido en la primera cooperativa nacional en volumen, dimensión social y diversidad de producciones".

En honor a todos ellos Gómez-Franqueira destacó la unidad como uno de los valores mejor gestionados por Coren. "La unidad -dijo- es la piedra angular de la fortaleza de cualquier sociedad, y más si cabe en un grupo cooperativo como Coren, con una base social tan amplia y arraigada". "En estos 45 años hemos pasado momentos difíciles y siempre a la salida de cada crisis nuestra unidad salía reforzada", subrayó el empresario.

Recuerdo al "Fundador"

El "flamante Gallego del Año 2007" -como señaló en la gala el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antonio Fontenla- repasó una vida que, "desde la infancia, gira en torno a la cooperativa", especialmente desde 1988, cuando tomó las riendas del proyecto tras el fallecimiento de su padre, Eulogio Gómez Franqueira, "¡el Fundador!", como ayer le llamó su hijo, con mayúscula y con admiración.

La vida de Manuel Gómez-Franqueira corre paralela al milagro Coren, un proyecto entusiasta que nació a comienzos de los 60 "en una provincia de interior como es Ourense, cuya zona rural presentaba un panorama de emigración, minifundismo y pobreza" y que llega a la actualidad convertido en iniciativa empresarial de referencia.

En la década de los 60-70 Cooperativas Orensanas eran dos industrias ubicadas en la provincia de As Burgas. Cuarenta y cinco años después, ha puesto en pie 22 instalaciones repartidas por todo el territorio gallego que abarcan a 6.000 familias con más de 3.800 empleados directos.

Pero no todos los pasos fueron fáciles. Manuel Gómez-Franqueira recordó el salto que supuso la integración del sector en la Comunidad Económica Europea y el esfuerzo asumido como grupo para que ningún productor quedase descolgado del nuevo escenario de mercados internacionales. "Son años difíciles -reconoció el consejero delegado-, en los que Coren tiene que proyectar el futuro para sus socios cooperativistas".

Y el trabajo ha valido la pena. "En todos estos años dedicados a Coren, en el sector primario, creemos que hemos contribuido decididamente a dignificar la vida en el campo y al acercamiento de la Galicia rural y la Galicia urbana", señaló el Gallego del Año 2007 tras recoger el premio de manos del presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño.

Coren facturó en 2006 más de 840 millones de euros, casi la mitad de la riqueza agroalimentaria gallega, pero, cifras y cuentas de resultados aparte, el consejero delegado del grupo quiso destacar el orgullo personal de "haber ayudado a tantas familias en el campo" y de haber sido merecedor "de reconocimientos como el que hoy me tributan aquí".

En sus palabras, Manuel Gómez-Franqueira incluyó un mensaje de confianza a los productores gallegos, transmitiendo, con su valiosa experiencia empresarial como consejera, que Galicia tiene grandes oportunidades en el sector primario, siempre que sea capaz de ganar dimensión y de articular alianzas "para coger fuerzas" y competir en este mercado globalizado.

"LAUDATIO" DE ANTONIO FONTENLA RAMIL

Vocación de lucha por crecer y por favorecer

"Crecer en dimensión, en mercados y en familias a las que favorecer". El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, destacó del Gallego del Año 2007 su "vocación de lucha por crecer", recogida de su padre, el patriarca Eulogio Gómez Franqueira, y ya trasladada a sus herederos, Manuel, Teresa y María.

Fontenla, encargado ayer de pronunciar una laudatio del homenajeado, subrayó dos cualidades de Manuel Gómez-Franqueira, la discreción y la sencillez, "dos armas que le honran" y que ha sabido preservar sin que su admirable trayectoria empresarial le hiciese perder "un ápice de esa proximidad humana, sólo propia de los hombres sabios".

El presidente de los empresarios gallegos destacó además el compromiso que Gómez-Franqueira ha mantenido siempre con su tierra natal, Ourense, con el afán de crear riqueza en su entorno y con el amor que le devuelve a Razamonde para disfrutar de los suyos y de sus grandes aficiones: los libros de negocios y de medicina.

Fontenla aprovechó la ocasión para felicitar al Gallego del Año por el cumpleaños que celebrará la semana próxima y por la nueva generación que empieza: "Un nieto que espera con la emoción del abuelo primerizo y del consumado golfista que necesita ya cadi para seguirle en sus pasos por el campo empresarial. Un nieto que, todos confiamos, vendrá a sumarse a la raza emprendedora de los Gómez Álvarez".

Como presidente de la Confederación de Empresarios, Fontenla agradeció al premiado su enorme contribución a extender la marca Galicia "a todos los rincones del mundo" .

04 dic 2020 / 09:46
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito