Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
01:00
h

Somoza: "Desde que me enteré de este premio, entré en otro período de mi vida"

El Gallego del Año de 2015 dio las gracias a sus padres por "la oportunidad que me dieron al haber nacido pobre" // "Un mundo de problemas es un mundo de oportunidades", afirmó

Emocionado y un poco nervioso, los mismos sentimientos que lo embargaron cuando conoció la noticia de su designación como Gallego del Año 2015, el empresario Luis Fernández Somoza comenzó su meditada intervención de ayer agradeciendo el galardón recibido y reconociendo el enorme impacto que tuvo en su vida: "Desde el día mismo que me enteré que me otorgaban este prestigioso premio, sentí que entraba en otro periodo de mi vida". También explicó, a continuación, la reflexión que le suscitó, que le hizo repasar su vida: "Pensé, ¿qué he hecho yo para merecerlo? Y la verdad es que no concebía cómo llegué a dónde llegué hasta que encontré la clave en una frase de Roberto Benigni". Entonces, el presidente de Inversiones Subel se refirió al discurso del cineasta italiano cuando recibió el Oscar por La bella es bella: "Doy gracias a mis padres por la oportunidad que me dieron al haber nacido pobre".

El empresario y filántropo lucense recordó con cariño las dificultades que pasó en su infancia, sin un ápice de ingratitud hacia esos años de su vida, que señaló como la clave de sus futuros éxitos. "Empezar a trabajar a los 14 años me dio una cultura de vida que lo fue todo para mí". A partir de ahí, desgranó un decálogo-resumen de su trayectoria que levantó grandes aplausos del auditorio, con frases como "un mundo lleno de problemas es un mundo de oportunidades", "las oportunidades hay que intuirlas, eso es lo hice siempre para poder aprovecharlas en vez de quedar llorando", o "el ejemplo enseña, éste fue el consejo que les di siempre a los jefes de mis empresas para que fueran un modelo a seguir por los trabajadores". Fernández Somoza también recordó dos citas que el expresidente de los Estados Unidos Thomas J­efferson pronunció para la juventud americana y que alumbraron su camino: "Si algo crees que es posible, estás en lo cierto; si algo crees que no es posible, también estás en lo cierto" y "Habéis de estudiar y trabajar, antes o después llegará vuestra oportunidad". En ellas quiso ejemplarizar lo que fueron dos de los pilares de su carrera: la decisión y la constancia. El empresario lucense dijo que él siempre aceptó el error, pero que nunca le amilanó ni le echó para atrás en sus pretensiones de crecer como persona y como empresario. "Si se pierde el autobús, que sea siempre corriendo para cogerlo, nunca resignándose a perderlo de antemano", enfatizó. "Siempre actué como un gallego de Lugo -reconoció-, un admirador de la gente de pueblo, de su sentido común. Mi máxima es preguntar y escuchar. El que pregunta es ignorante un momento, el que no pregunta lo es toda la vida".

A lo largo de su discurso, que encandiló a los asistentes por su tono, sencillez y didactismo, el Gallego del Año de 2015 no se olvidó de los tiempos en que se hizo con la empresa vasca Azkar, de la que fue dueño absoluto en el momento de sus máximas dificultades económicas y que logró reflotar antes de venderla a uno de los grupos europeos más importantes en el sector del transporte. También recordó que de 300 empleados llegó hasta los 5.000 y que su éxito se debe en gran parte a ellos. "Los méritos de mi vida empresarial lo son también de mis empleados, sin ellos no sería lo que llegué a ser". En la última parte de su intervención, el responsable de Inversiones Subel mostró su tristeza porque las palabras "empresario" y "privado" adquieran en la actualidad un "significado negativo, cuando la realidad no es así. Para un empresario, nuestro personal forma parte de nuestra familia y la prueba es que yo siempre me he sentido muy querido por mis trabajadores". Para finalizar, hizo un alegato en favor de la lengua gallega, a la que llamó a amar sin caer en extremismos, lección que extrajo de sus continuos viajes por Europa y su contacto con múltiples idiomas. "O galego hai que querelo e falalo, pero nunca impoñelo", gritó emocionado.

23 oct 2015 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito