Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 02 diciembre 2022
23:55
h
Sanitarios en lucha contra la COVID

Su vocación de servicio y responsabilidad han puesto en riesgo su salud personal

Duele, duele mucho saber que hay personas que no volverán y que ni siquiera pudieron despedirse de los suyos, sintiéndose arropados.

¡Qué miedo da saber que la suerte desempeñó un papel importantísimo al principio de la COVID-19, cuando aún no sabíamos nada!

Creo que la mayoría aún no somos del todo conscientes del drama que viven –el trauma puede llegar a ser peor que la enfermedad– miles de sanitarios en su día a día.

Si hubo falta de material es un tema que dejaremos para otro día, si es necesario tratar, pero lo que está claro es que, al menos en Galicia, los profesionales han trabajado, y siguen trabajando estoicamente y con una capacidad de sacrificio y entereza.

La cautela va a seguir siendo nuestra mejor compañera.

Es vital que cumplamos a rajatabla las recomendaciones sanitarias y percibamos que efectivamente este virus lo paramos entre todos. Ahora bien, sin la entrega y el compromiso de los trabajadores de las siete áreas gallegas (Santiago, A Coruña, Ferrol, Pontevedra, Vigo, Lugo y Ourense), la situación no sería la misma.

Nos hemos acordado de santa Bárbara (los sanitarios) cuando tronaba, pero siempre han estado ahí para ayudarnos y curarnos. La pandemia ha sido una circunstancia extrema que han capeado de una manera excelente, mejor que un superhéroe o superheroína de ficción.

Desde este periódico, humildemente, queremos rendirles nuestro homenaje, invitándolos a formar parte del selecto club Gallegos del Año por su abnegación en el desempeño de sus cometidos. Ofrecen, sin duda, un ejemplo de los valores más estimables del ser humano, realizando más allá de sus obligaciones, una labor de profunda humanidad. Esa responsabilidad y vocación de servicio han puesto en riesgo su salud personal.

De hecho, hace unos meses, el entonces conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, dijo: “El trabajo de los profesionales de la sanidad, en todas las categorías profesionales, en los ámbitos de la atención primaria, hospitalaria, de la emergencia y de urgencias, y de la salud pública, que han atendido a los pacientes contagiados durante la pandemia en los centros sanitarios, debe ser un orgullo para toda la sociedad gallega.

Ellos han sido, y lo son a diario, la proa en la lucha esforzada que hemos compartido todos los gallegos contra el virus”.

Esfuerzo titánico en tiempos del COVID-19. Por otro lado, los reyes presidieron recientemente la inauguración del monumento que honra la labor desempeñada por todos los sanitarios durante la pandemia y a los que murieron en el ejercicio de su profesión por el covid-19.

La escultura, del artista barcelonés Jaume Plensa y bautizada como El árbol de la vida, cuya copa es un corazón rojo, se ha colocado en la plaza de los Sagrados Corazones de Madrid, junto al estadio Santiago Bernabéu.

El monumento, donado por la Agrupación Mutual Aseguradora (AMA), se ha creado con el fin de que “perdure el reconocimiento a los sanitarios”, según afirmó su presidente, Diego Murillo.

La obra, de acero inoxidable y con mas de siete metros y medio de altura y seis toneladas de peso, representa un corazón en lo alto de una columna formada por letras de diferentes alfabetos.

Con esto, se rinde memoria a los 63 profesionales sanitarios fallecidos por coronavirus mientras trabajaban en España. De hecho, Amnistía Internacional cifra en más de 7.000 sanitarios muertos en todo el mundo, siendo México (1.320), Estados Unidos (1.077) y Brasil (634) los más afectados.

04 ene 2021 / 13:32
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito