Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
16:47
h
galardón del grupo correo gallego

Victoria González, Gallega del Mes

Superó el reto de un accidente que la dejó parapléjica a los 19 años ·· Licenciada en Derecho y jefa de servicio en la Dirección Xeral de Tributos de la Xunta, es doble medallista de plata en los Campeonatos de España de esquí adaptado ·· Su próximo desafío, los Paralímpicos de Vancouver

Su nombre es Victoria González y un desafortunado accidente la dejó ligada a una silla de ruedas a los 19 años. Ahora, poco más de una década después, su afán de superación le ha permitido llegar a la jefatura de servicio de la Dirección Xeral de Tributos y convertirse en doble medallista en los últimos Campeonatos de España de esquí adaptado.

En reconocimiento a ese afán de superación y a la constancia que le ha permitido continuar aceptando los retos a medida que le llegaban, las redacciones que integran el Grupo Correo Gallego han decidido de forma unánime distinguirla como Gallega del Mes de Septiembre.

Nacida en Santiago de Compostela en 1973, cuando cursaba segundo de Derecho, un accidente de circulación, en el que además falleció su mejor amiga, la dejó parapléjica. Vicky, como la llaman los que la conocen, tenía ante sí el primer reto. Con una percepción positiva de la realidad, cuando sale de la unidad de Lesionados Medulares se va a vivir sola y concluye sus estudios. El segundo desafío llegó entonces, cuando intentó insertarse en el mercado laboral con su discapacidad. Fue en ese momento cuando decidió opositar a la Administración. Actualmente, reside en el polígono Novo Milladoiro y desempeña la jefatura de servicio en la Dirección Xeral de Tributos de la Xunta de Galicia.

Tesón

Pero, sin duda, más allá de su ya dilatada trayectoria profesional, buena parte del mérito de Vicky viene dado por su tesón y su espíritu de superación. En aquel entonces, antes del accidente, no era una mujer deportista y a partir de ese momento parecía que nada se le ponía por delante.

La figura de Victoria aglutina el trinomio de mujer trabajadora, deportista y discapacitada. De hecho, eso le sirvió para salir del anonimato y convertirse recientemente en una de las heroínas con motivo del primer aniversario del semanario Tierras de Santiago.

El primer contacto con la nieve fue en el año 2003 en las pistas de Xanadú de Madrid. A partir de este mismo momento, el deporte blanco la cautivó: comenzaron los entrenamientos y poco a poco se convirtió en la única representante gallega del equipo Santiveri, que en el pasado mes de marzo conseguía en los XXII Campeonatos de España de esquí adaptado una doble medalla de plata, en el eslalon gigante y en el supergigante, en las pruebas celebradas en la estación aragonesa de Cerler, con el patrocinio de Vicepresidencia de la Xunta y el Xacobeo.

Paradójicamente, Victoria es una auténtica amante de la velocidad pero en la montaña. La estación de Sierra Nevada es su favorita. También nada, hace bicicleta y practica el buceo. Llegado a este punto, su gran sueño son los Paralímpicos de Vancouver en 2010, pero es consciente de que todavía queda un largo trabajo.

Sin tiempo libre

Un día normal en la vida de Victoria González comienza a las 07.30 horas de la mañana cuando se dirige en su propio vehículo desde Milladoiro a su trabajo en Santiago. Después de su jornada laboral, no hay tardes libres, pero la perseverancia es su gran secreto. Y es que a todo ello hay que sumar sus estudios de alemán, el doctorado, que está haciendo por la Universidad a Distancia, y la formación de otros opositores.

Ahora, a sus 34 años, surge en su vida un nuevo planteamiento que hasta hace muy poco no se había imaginado ni por asomo. Victoria piensa muy seriamente en la maternidad, posiblemente a la vuelta de los Juegos de Vancouver. Una compañera de su equipo acaba de tener una hija y eso la anima. "Si por la razón que sea no puedo tenerlo, iré a China", concluye.

LAS CLAVES

Lucha continua por eliminar barreras

Del accidente que sufrió  hace catorce años, Vicky marcó un antes y un después. Desde ese momento, luchó por la eliminación de barreras en su entorno inmediato. Desde el pasado año, reside con su pareja en el polígono Novo Milladoiro, en una vivienda adaptada. A día de hoy, la calle sigue siendo una jungla para una silla de ruedas por la cantidad de barreras arquitectónicas.

Los amigos, ese apoyo indispensable

Para Victoria, el apoyo de sus amigos ha sido fundamental para convertirla en una mujer del siglo XXI. La unión entre todos ellos estuvo clara desde un principio y aún recuerda emocionada cómo la subieron por turnos a lo alto de la cúpula de la catedral de Florencia. Algo inolvidable. 

Integración de la mujer en el deporte

La Fundación También, a la que pertenece Victoria González, se centra en fomentar la superación, la autoestima, una gran sensación de libertad, además de una mayor participación de la mujer en el deporte. Gracias a ello, se ha conseguido por primera vez lograr una categoría femenina para los campeonatos de España de esquí alpino adaptado.    

07 dic 2020 / 22:38
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito