Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
02:23
h
POLIDEPORTIVO

Chus Lago, primera española en llegar al Polo Sur, Gallega del Mes

Las redacciones del Grupo Correo Gallego han concedido el galardón a la viguesa tras recorrer 1.130 kilómetros en solitario con temperaturas de -50º C ·· La curiosidad llevó a esta alpinista a repetir la hazaña de Roald Amundsen en el año 1911

Un frío y gélido día de Navidad de 2004, la alpinista viguesa Chus Lago (44 años) observaba desde el pico más alto de la Antártida (Vinson, 5.114 metros) la amplia llanura de nieve que se extendía bajo sus pies.

Para una escaladora que ya poseía en su palmarés el hito de ser la primera española en alcanzar la cima del Everest sin oxígeno, aquella estampa, desde el techo que corona el gigante continente helado, no podía generar otra sensación que la de la inquietud, de la curiosidad constante que fluye por la sangre caliente de cualquier explorador.

En ese instante, en una jornada en la que Chus Lago cumplía años, su mente viajó hasta principios del siglo XX, y ­especuló con lo que pudieron sentir, pensar y sufrir en su día Roald Amundsen (1911), la malograda expedición de Robert Falcon Scott (1911) o Edmund Hillary (1958), primeros en alcanzar el Polo Sur geográfico.

"Estuve en la cordillera en 2004, que es absolutamente diferente a las demás cordilleras del mundo, de pronto te pones a mirar, a observar y lo que ves, nunca más te dejará indiferente", relata la gallega sobre cómo se le pasó por la cabeza recorrer en 58 días los 1.130 kilómetros que separan la base civil de Patriot Hill, del Polo Sur geográfico, y añade: "Además, se me pasó por la cabeza toda esa historia polar que envuelve a la Antártida. Me llamó la atención el desierto de nieve y esas llanuras tan extensas, y lo diferente que era aquello a lo que yo había visto antes. Entonces, empecé a preguntar a otros exploradores qué se siente, qué hacía falta... fue un poco fruto de la curiosidad", añade.

El origen de la expedición

Ese fue el germen que llevó a la gallega a recorrer a pie, en solitario y al límite entre lo psicológico y lo físico, el gélido desierto antártico hasta hundir sus pies en la nieve del Polo Sur geográfico, como antes había hecho en el año 1994 la noruega Liv Arneson que fue la primera mujer en repetir la proeza de Amundsen, Scott o Hillary.

"Bajas de la avioneta, te quedas con el trineo y comienzas a moverte. Es como un momento desconcertante, porque es muy emocionante y al mismo tiempo está todo por empezar y hay también una gran incertidumbre, porque te gustaría tener el ojo puesto en el final para saber todo lo que te va a pasar. Recuerdo que justo antes de empezar a andar tenía prisa porque la avioneta arrancara y se fuera, y empezar a vivir la aventura. Era una sensación de expectativa: ¿Qué es lo que me va a pasar esta vez? ¿Qué es lo que voy a vivir?", explica la viguesa sobre lo que le pasó por la cabeza antes de iniciar la expedición.

Tres años de duro entrenamiento no son suficientes cuando sabes que una travesía de este calibre estará llena de imprevistos, y entre todas las situaciones límite y de riesgo que padeció Chus Lago en la Antártida recuerda la tormenta de viento.

"Hubo muchos momentos duros. La tormenta de viento fue la peor, porque fue inesperada, no estaba reflejada en las previsiones antes de partir de la base de Patriot Hill. Esperábamos vientos fuertes ese día, pero no que aquello se convirtiera en un huracán, con vientos de 170 km/h", asegura y añade: "Fue un momento muy duro montar la tienda, pero tenía que hacerlo, porque en el exterior no puedes estar con ese frío que te entra rápidamente", relata esta viguesa, que tras finalizar su viaje, tuvo la sensación de que llegaba "un siglo después".

Nada más llegar, mientras se aferraba al indicador que señala el punto exacto donde está situado el Polo Sur geográfico, la exploradora gallega recuerda que "pensé que llegaba en hora, pero un siglo más tarde. Más que recrearme en las expediciones modernas, me gustó hacerlo en las primeras expediciones polares, sobre todo por lo que ­Amundsen encontró. Porque, cuando llegó al Polo Sur se cargó la utopía. Los demás somos otra cosa, la incertidumbre ya estaba conquistada por Amundsen y esos primeros exploradores. Pensaba en eso, que tuve la oportunidad de experimentar y responder a esas preguntas que un día me hice en lo alto del Vinsor", concluye Lago, que ahora se dedicará en cuerpo y alma a su concejalía de Medio Ambiente en Vigo.

Una hazaña culminada y promovida por Caixanova y Canal+ que ahora ha sido reconocida por las redacciones de EL CORREO GALLEGO, Galicia Hoxe, Radio Obradoiro, Tierras de Santiago y Correo Televisión, que han decidido que Chus Lago sea la Gallega del Mes de Enero.

. nnavaza@elcorreogallego.es 

La clave

Cuarta o quinta mujer del mundo

Chus Lago se ha convertido en la primera española en alcanzar en solitario el Polo Sur geográfico. Una hazaña que estrenó en el año 1994 la noruega Liv Aneson, y la viguesa es la cuarta o quinta mujer del mundo que ha conseguido atravesar el gélido desierto de nieve entre Patriot Hill y el Polo Sur .

07 dic 2020 / 09:26
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito