Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
21:20
h
GALARDÓN DEL GRUPO CORREO GALLEGO

El franciscano Francisco Castro, elegido Gallego del Mes de Abril

Las redacciones del Grupo Correo Gallego rinden homenaje al rector guardián del convento de San Francisco ·· El padre franciscano es también director del Museo de Tierra Santa Especial Gallego del Año

El franciscano Francisco Javier Castro Miramontes (Compostela, 1971), rector guardián del convento de San Francisco y director del Museo de Tierra Santa, ha sido elegido Gallego del Mes de Abril por las redacciones de EL CORREO GALLEGO, Galicia Hoxe, Radio Obradoiro, Tierras de Santiago y Correo Televisión, que han querido reconocer así su trayectoria profesional y su entrega a los demás.

Licenciado en Derecho, el franciscano empezó en sus primeros años de universidad a dedicar su tiempo libre a tareas sociales benéficas, promoviendo campañas de concienciación y financiación de proyectos de atención a sectores sociales desfavorecidos y colaborando asiduamente con una residencia de ancianos, en la calle Carretas.

Fueron precisamente sus inquietudes sociales las que le llevaron a refugiarse en una búsqueda interior de valores espirituales que sustentasen su vida, y finalmente se integró en la Orden Franciscana, en donde profesó como religioso.

Años después será ordenado sacerdote, completando su formación con la licenciatura en Estudios Eclesiásticos y la licenciatura en Derecho Canónico en Salamanca, y la diplomatura en Sagrada Escritura.

Actualmente, fray Paco, como le llaman cariñosamente, se confiesa "amo de casa", ya que, dice, "me dedico a mis labores en este rincón del mundo con el que siento una identificación desde la cuna", además de prestar servicio como rector-guardián del convento de San Francisco y ejercer como director del Museo de Tierra Santa, actividad que complementa con el servicio de guía espiritual de grupos en Tierra Santa.

De su inquietud por el Camino de Santiago nació el Hogar de Espiritualidad San Francisco de Asís para la acogida de peregrinos, al que califica como "un espacio abierto de encuentro y convivencia entre gentes de diversos lugares del mundo, más allá de convicciones religiosas, para favorecer la creación de un clima de espiritualidad y fraternidad universales".

"Para mí", confiesa, "supone el constatar que un sueño se ha cumplido, ya que sentía la necesidad de hacer algo por el Camino en mi ciudad natal".

La comunicación

Otra de sus pasiones es la comunicación. Director y conductor del espacio radiofónico sociorreligioso Día Santo, que puede escucharse en la Radio Galega desde 1999, Francisco Castro también ha manifestado su gusto por la palabra escrita "como una forma de compartir y de ir más allá de los muros de una iglesia". De esta inquietud nació precisamente una serie de libros que han sido catalogados en colecciones de espiritualidad, en el sentido amplio de la palabra.

Autor de La vida es bella, La vida es amable y La vida en palabras, tres libros de pensamientos sobre la vida; Al encuentro de la vida. Diario de un peregrino, en el que aborda la peregrinación; La sabiduría de la humildad, que recrea un rincón de Galicia; Alter Christus. Francisco de Asís, signo del amor, centrado en la figura de San Francisco, y Todo comenzó en Galilea, en el que transcribe en palabras un diario de peregrinación a Tierra Santa, en base a su experiencia como guía de grupos.

Además, ha publicado también A la sombra del árbol y El canto de los mirlos, ambos en co-autoría con Antonio García Rubio, en el que se intercambian diarios y cartas.

Varios de estos libros tienen una intencionalidad solidaria, dando a conocer formas concretas de compromiso solidario, y cediendo los derechos de autor a diversas entidades benéficas.

Esta labor bibliográfica es complementada con colaboraciones en diversos medios de comunicación escritos y digitales.

Pero sin duda, el proyecto que más le ilusiona en la actualidad es la reforma del albergue del convento, unas obras de ampliación que lo convertirán también en un centro de día para los sin techo. "Nos gustaría inaugurarlo en octubre", explica, "y que pueda contar con un comedor para las personas que lo utilizan para pasar la noche".

El franciscano espera que el nuevo centro se convierta en un espacio de acogida y formación, ya que "ofrecemos cursos impartidos por voluntarios".

Las obras de ampliación del albergue del convento de San Francisco supondrán una inversión superior a los 100.000 euros. Para realizar esta actuación, la institución religiosa ha contado con ayudas públicas de la Xunta, mientras que el Concello colaboró facilitando las licencias para acometer las obras.

"Me siento un enamorado de la naturaleza y un cierto rebelde pacífico que sigue soñando con un mundo en paz", confiesa Paco Castro. "Suelo repetirme que el amor es el camino de la felicidad y que la esperanza tiene la última y decisiva palabra".

aiglesias@elcorreogallego.es

RETAZOS

"Humanizar la sociedad y ayudar"

"La primera vez que entré en el convento de San Francisco fue por la puerta del albergue de atención a personas sin techo", recuerda el franciscano Francisco Castro. "Quería entonces conocer esta realidad social y ver qué podía hacer un joven universitario para tratar de ayudar, o al menos humanizar esta sociedad que genera exclusión".

Fueron precisamente estas inquietudes sociales las que le llevaron a refugiarse en "una búsqueda interior de valores que sustentasen mi vida".

De hecho, al hacer un repaso de su trayectoria vital, fray Paco se detiene en la estancia de tres años vivida en Salamanca por cuestión de estudios, "porque me abrió la mente aún más", dice.

"Aunque fue allí también", añade Castro, "en donde agudicé mi sentido de galleguidad a través de una cierta morriña o nostalgia de la frondosidad y verdor de nuestra tierra y de la gente. Aún en la distancia sentí siempre la huella de la tierra que configura mi paisaje interior".

Sobre el convento de San Francisco, del que es rector guardián, lo define como "un espacio en el que confluyen historia, arte y espiritualidad, sin descuidar la dimensión solidaria de acercamiento al mundo de los más desfavorecidos", mientras que el Museo de Tierra Santa, del que ejerce como director, es en su opinión "un espacio expositivo conformado por piezas traídas de Jerusalén y su zona de influencia. En gran medida se trata de piezas arqueológicas de valor incalculable y, en definitiva, invita a un recorrido por la historia de la tierra más conocida de la antigüedad.".

No puede dejar de lado el Camino de Santiago y todo lo que significa para él. "Es una ruta viva", dice, "de encuentro entre personas del mundo entero, y que habla a las claras de esta tierra nuestra que es un vergel en lo natural, y desde tiempo inmemorial, punto de destino de muchas personas que se esfuerzan por alcanzar una meta en el Finisterrae Occidental" .

LAS CLAVES

Compostelano del barrio de San Pedro

Su infancia está ligada al compostelano barrio de San Pedro. "Guardo como grato recuerdo", explica, "el sentido de pertenencia a un barrio, a su gente, el contacto con la naturaleza que marca mi vida y el estar acostumbrado a ver pasar peregrinos por mi barrio". La existencia la entiende "como un camino de solidaridad".

El sacerdocio como un compromiso

El franciscano Francisco Javier Castro Miramontes entiende el sacerdocio como una forma concreta de compromiso. "Hay dos figuras históricas que influyen decisivamente en mi vida", explica, "Jesús de Nazaret y su mensaje de amor, y Francisco de Asís, constatación de que ese amor se puede vivir como compromiso solidario".

Un gran amante del Camino de Santiago

El Camino de Santiago, que realizó varias veces antes del bum del 93, marcó un punto de inflexión en su vida. "Comprendí el sentido de la universalidad en contacto con la naturaleza y con personas venidas de distintos lugares del mundo. De hecho lo franciscano se me coló por las entretelas del alma en contacto con el Camino".

Inquietud por los temas de justicia

La inquietud por cuestiones de justicia le llevó a presidir la comisión hispano-portuguesa de Justicia y Paz de la Orden Franciscana, formando parte de la comisión internacional. De esta época son algunos materiales de trabajo publicados que abordan estas cuestiones, y que se completan con diversas publicaciones .

07 dic 2020 / 09:28
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito