Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
14:29
h
gallego de octubre

El colegio compostelano Compañía de María cumple 250 años

El Grupo Correo Gallego destaca la trayectoria del centro compostelano, cuyas primeras religiosas comenzaron su actividad hace dos siglos y medio

Generaciones y generaciones de compostelanos han pasado por las aulas del Colegio Compañía de María, el más antiguo de Santiago. Precisamente, estos días se celebran los dos siglos y medio del centro, ya que fue en 1759 cuando religiosas de La Enseñanza de Tudela llegaron a la capital gallega por su prestigio como docentes. Por esta larga y fructífera trayectoria el Grupo Correo Gallego ha querido rendir homenaje al emblemático centro otorgándole el premio Gallego del Mes de Octubre.

La noticia de la concesión de la distinción fue acogida con "una gran alegría" por el centro en nombre de su directora titular, María del Carmen Díaz, que estos días ultima los actos que celebrará el colegio para conmemorar sus dos siglos y medio de existencia.

La historia del centro comienza con la fundación del Convento de La Enseñanza el 2 de noviembre de 1759. Todo comenzó con seis religiosas de la congregación de la citada congregación de Tudela, que fueron traídas a la ciudad por el arzobispo Bartolomé Rajoy por su fama como docentes. Actualmente, en el colegio conviven treinta y seis monjas, todas ya jubiladas aunque totalmente volcadas en tareas de voluntariado, ayudando desde al Cottolengo hasta Cáristas o Proyecto Hombre.

En sus inicios el colegio más antiguo de Santiago no comenzó a funcionar en su actual sede, Virxe da Cerca, sino en el antiguo hospital de San Benito, en la praza de Cervantes, donde se hospedaron desde 1759 hasta 1765. La primera piedra del actual centro que da nombre a la calle donde se ubica se puso el 10 de mayo de 1760. La actual iglesia y una parte de las aulas se construyeron en el siglo XIX. Después, entre 1917 y 1919 se puso en marcha un nuevo pabellón con el fin de servir como dormitorio de las alumnas internas.

Y es que la historia del colegio ha experimentado a lo largo de su historia múltiples cambios. Desde sus inicios como colegio privado sólo para niñas hasta la actualidad en que es concertado y mixto. Además, se pasó de un profesorado formado por religiosas a otro que casi es eminentemente laico.

Sin embargo, la directora titular del colegio Compañía de María asegura que la filosofía del centro es perenne en el tiempo. "Uno de los más claros compromisos que siempre hemos mantenido es que los niños y adolescentes que pasan por estas aulas se formen para que sean personas con cabezas bien hechas, más que bien llenas, que piensen por sí mismas y sean comprometidas y humanistas".

Otro de los rasgos característicos del colegio y de las religiosas que han pasado por él es "ir con los tiempos, estar atentas a los cambios, ya sean culturales, sociales o históricos, para adaptarlos a la filosofía educativa del centro, que actualmente camina "hacia una nueva visión de la educación, en la que es precisa la colaboración entre familia y escuela". Así, el proyecto educativo está basado "en la comunicación y la mutua confianza", señala María del Carmen Díaz.

Clases de arpa por cuatro pesetas

El devenir de los tiempos hace que la directora titular del centro sea una firme adalid, por ejemplo, de los centros mixtos. "Soy una gran defensora de las mujeres, pero no creo que debamos separarnos. En mi primera etapa como docente sólo daba clase a niñas y cuando el colegio se hizo mixto, sin ninguna duda, se enriquecieron las aulas", explica.

Por su parte, Ana García Agudín, que fue durante 25 años directora del centro, y actualmente es una de las religiosas que convive en el colegio, recordaba los tiempos en que "dábamos clases en el sótano. Algunas eran especiales, como las de bordado, con hilo de oro, o de música, de arpa, y por las que cobrábamos cuatro pesetas".

. local@elcorreogallego.es

Las claves

Educación para ayudar a la mujer

·· Las religiosas de La Enseñanza comenzaron su actividad en Santiago con un fin: "Insistir en una educación que ayude, especialmente a la mujer privada de toda posibilidad, a crecer en todas sus potencialidades y a comprometerse en la transformación de la sociedad". Ahora, al celebrar los 250 años de la fundación, el centro quiere mostrar su agradecimiento a las generaciones que han pasado por las aulas y a las familias "por la confianza que depositaron en el centro".

Misa abierta a los vecinos de la ciudad

·· El programa de actos con motivo de la celebración del 250 aniversario comenzará el día 14, a las cinco de la tarde, en la iglesia del centro, con una Eucaristía presidida por el arzobispo de Santiago, y al que están invitados todos los vecinos de la ciudad, como los del Castiñeiriño y San Lázaro "con los que hemos compartido ilusiones e inquietudes". El 20, Día de la Niña María, el colegio hará una fiesta para padres, alumnos y docentes .

07 dic 2020 / 08:42
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito