Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
21:15
h

Los cinco medallistas de Londres, Gallegos del Año

David Cal, Begoña Fernández, Támara Echegoyen, Sofía Toro y Javier Gómez Noya, premiados con el galardón de agosto

Han sido los mejores Juegos Olímpicos para el deporte gallego. Cuatro de las diecisiete preseas que este verano sumó la delegación española en Londres llevan acento de Galicia, casi el 25 por ciento. Además, de los once deportistas de la comunidad que acudieron a la capital británica, cinco necesitaron hacer hueco en su maleta de vuelta para un recuerdo más: la medalla olímpica. Un índice de éxito que roza el cincuenta por ciento. Por ello, las redacciones de EL CORREO GALLEGO, Tierras de Santiago, Radio Obradoiro y Correo Televisión han decidido por unanimidad reconocer su papel con el Premio Gallegos del Año correspondiente al mes de agosto.

El piragüista David Cal, las regatistas Támara Echegoyen y Sofía Toro, la pivote de balonmano Begoña Fernández y el triatleta Javier Gómez Noya ven así reconocido su trabajo, su tesón y su talento con un galardón más, que recogerán en la gala que se celebrará en el mes de octubre.

El cangués David Cal se convirtió el 8 de agosto en el español más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos. Con una espectacular y emocionante remontada en la prueba de C-1 1.000 metros, se colgó una plata que, sumada a las cuatro preseas de Atenas 2004 y Pekín 2008, le convierten en el único con cinco metales olímpicos. Alternando ya los homenajes y las vacaciones, el palista tiene cuatro años por delante para decidir si quiere agigantar todavía más su leyenda. Con el exciclista Joan Llaneras y la extenista Arantxa Sánchez Vicario ya por detrás, con cuatro medallas, el coloso de O Hío debe encontrar una motivación alternativa.

Tres días más tarde de la proeza de Cal, las gallegas Támara Echegoyen y Sofía Toro, junto con la asturiana Ángela Pumariega, se subieron a lo más alto del podio en la modalidad de Match Race-Elliott 6m de vela, que debutaba en el calendario olímpico y que, salvo cambio de última hora, desaparecerá para Río de Janeiro 2016. La embarcación española dio la sorpresa al imponerse por un ajustadísimo 3-2 en la final al barco australiano, el mejor durante la fase previa. Es uno de los tres oros que los españoles cosecharon en la cita británica.

Una plata, pero con sabor a oro porque el favorito –y además local– Alistair Brownlee impuso su ley desde el comienzo, es el metal que degustó Javier Gómez Noya en la prueba de triatlón, el pasado 7 de agosto. El deportista ferrolano, tres veces campeón europeo y en dos ocasiones campeón del Mundo, logró coronar así un extenso y apabullante palmarés.

Y en el penúltimo día de competición en la capital británica, el sábado 11 de agosto, llegó la última gran alegría para la delegación gallega. La viguesa Begoña Fernández, una de las líderes del cuadro femenino de balonmano que fueron bautizadas como las guerreras olímpicas, participó con un papel fundamental a lo largo de todo el torneo en el histórico bronce que las chicas entrenadas por Jorge Dueñas amarraron ante Corea del Sur.

07 dic 2020 / 08:12
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito