Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
13:23
h

El neurólogo Miguel Blanco entra en el club de los Gallegos del Año

Coordina la Unidad de Ictus del CHUS, única en Galicia , y ha desarrollado un novedoso método para tratar a pacientes a través de videoconferencias

A punto de cumplir 40 años, el doctor Miguel Blanco González (Petín de Valdeorras, 1973) es, desde el año 2010, coordinador del Área Neurovascular del Área de Xestión Integrada de Santiago. Ese mismo año desarrolló un método para tratar pacientes con ictus mediante videoconferencia, denominado teleictus. Inicialmente fue implantado en el hospital Do Salnés y tras sus buenos resultados se amplió al Hospital da Barbanza.

Se trata de un sistema mediante el cual el neurológo de guardia del CHUS puede valorar clínicamente a un paciente que se encuentra en un hospital remoto. Para ello se utiliza una cámara de alta definición que permite una exploración clínica adecuada. Asimismo se pueden evaluar todas las pruebas complementarias pudiendo decidir la administración de tratamiento fibrinolítico sin necesidad de la presencia física por parte del neurólogo.

Este método abre una futura vía para implantar un concepto de medicina virtual, sin barreras de áreas sanitarias, acercando los mejores recursos a cualquier punto geográfico.

Destacada referencia en el ámbito de la neurociencia, el doctor Blanco ha sido distinguido con el premio Gallego del Año en su edición de noviembre, un galardón que conceden las redacciones de EL CORREO GALLEGO, Tierras de Santiago, Correo TV y Radio Obradoiro.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidade de Santiago de Compostela, Doctor en Medicina y Cirugía también por la USC es, además de coordinador de la Unidad de Ictus del CHUS —única en Galicia, médico especialista en el servicio de Neurología en el Hospital Clínico Universitario de Santiago, un centro de referencia nacional e internacional en la actividad neurológica por la gran cantidad de líneas de investigación abiertas, no sólo en patología vascular cerebral, sino en enfermedad de párkinson, esclerosis múltiple o demencias.

En Galicia, el ictus es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres. Además, la comunidad gallega es la autonomía española con mayor tasa de mortalidad por accidentes cerebrovasculares, un 34% más que la media nacional. La Unidad del Ictus del CHUS atendió en 2011 a 526 pacientes.

El doctor Blanco es además colaborador docente en el departamento de Medicina de la USC, miembro de la red de investigación neurovascular RENEVAS, secretario del Patronato, presidente de la Junta de Gobierno del Laboratorio de Investigación en Neurociencias Clínicas y coordinador del Grupo de Estudio de la Enfermedad Cerebrovascular de la Sociedad Gallega de Neurología.

Es además editor adjunto de la Revista de Neurología, ha participado en más de 70 publicaciones científicas en el ámbito de la patología vascular cerebral en revistas nacionales e internacionales y ha elaborado más de 20 capítulos de libros sobre neurociencia. Asimismo ha acudido a más de 100 congresos nacionales e internacionales.

Después de vivir largas temporadas en ciudades como Madrid, Alicante o Girona, reside desde el año 2003 en Quistilans (San Pedro de Bugallido-Ames). "Soy de una localidad como Petín de Valdeorras, así que siempre me ha gustado el campo y la naturaleza. Tras instalarme definitivamente en Santiago decidí comprarme una casa en un entorno rural del que disfruto mucho", comenta el doctor Blanco, que se muestra muy contento por la concesión de un galardón "que le hace mucha ilusión y que no se esperaba".

La fotografía y las nuevas tecnologías son otras las grandes aficiones del doctor Blanco al margen de su meritoria y prolífica faceta profesional.

TELEMEDICINA

••• Discípulo del catedrático José Castillo, jefe de la sección de Neurología del hospital Clínico de Santiago, el doctor Miguel Blanco trabaja en distintos proyectos relacionados con la ‘telemedicina’ y la rehabilitación a través de procesos telemáticos. Los enormes avances en Tecnologías de la Información y la Comunicación han impulsado el desarrollo de aplicaciones que hasta hace algunos años eran inimaginables. En 2010, el doctor Blanco desarrolló un método para tratar pacientes con ictus mediante videoconferencia. La Unidad de Ictus del Clínico, que coordina el propio doctor Blanco, ha conseguido agilizar el diagnóstico y reducir el tiempo hasta el tratamiento terapéutico a cargo de un especialista. Hay que tener en cuenta que la atención rápida es vital para el buen pronóstico del paciente y debe ser realizada por personal altamente cualificado.

 

07 dic 2020 / 07:55
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito