Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 27 septiembre 2022
12:08
h

El Centro de Supercomputación de Galicia, premio Gallegos del Año

El Cesga, que cumplió el pasado junio dos décadas de vida, ha participado en 171 proyectos de investigación que movilizaron 532,7 millones de euros

El Grupo Correo Gallego arranca la conmemoración de la 25 edición de los premios Gallegos del Año con un galardón muy especial: el que el pasado octubre se ha otorgado al Centro de Supercomputación de Galicia (Cesga). Las redacciones del Grupo Correo Gallego han brindado su reconocimiento a la trayectoria de 20 años al servicio de la comunidad investigadora de Galicia y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
Fue precisamente el delegado del CSIC en Galicia, José Manuel Gallardo, el que ya en 1990 propuso a las administraciones gallega y central implantar en Galicia un nodo de conocimiento de supercomputación. No se trataba de instalar únicamente una máquina, sino de constituir un polo de conocimiento alrededor de este servicio implicando a las tres universidades gallegas, en un momento en que pocas personas habían oído hablar de internet o de supercomputación.
Tras múltiples gestiones, el 10 de mayo de 1993, bajo la dirección del actual rector de la Universidade de Santiago, Juan Casares, se inauguraron las instalaciones del centro, que contaba entonces con el superordenador más potente de España, y a su vez el 146 más potente del mundo, un Fujitsu VP2400. Ese año el Cesga comenzó también el despliegue y gestión de la Rede de Ciencia e Tecnoloxía de Galicia (Recetga). Desde entonces la evolución de esta red, del centro y de las máquinas que alberga ha sido ininterrumpida, como lo demandan los avances continuos en ciencia y tecnología.
Llega el ‘FinisTerrae’. El gran salto se produjo el 1 de abril de 2008, con la puesta en producción del superordenador FinisTerrae, con el que el Cesga se situó en el puesto 100 de la lista de los supercomputadores más rápidos del mundo. El Ministerio de Ciencia e Innovación lo reconoció ese mismo año como Infraestructura Científico Tecnológica Singular (ICTS) e incluso se estudió convertirlo en centro de excelencia en investigación en supercomputación, proyecto que se paralizó debido a la crisis económica. Aun así, el ser ICTS supuso pasar del ámbito autonómico a ser “un centro de referencia estatal e internacional”, recuerda el actual director, Javier García Tobío.
Aunque nació principalmente para dar servicio a la comunidad investigadora, desde finales de la década de los noventa ha particiAñopado en 171 proyectos de investigación, siempre de la mano de equipos científicos de centros y universidades gallegas o del CSIC. Estos proyectos, muchos de ellos europeos, movilizaron 532,7 millones de euros, de los cuales 13,4 fueron ingresos para el Cesga.
Actualmente, una de sus prioridades es apoyar la estrategia de innovación de la Xunta de Galicia promoviendo la “transferencia de resultados”, indica García Tobío, desde el ámbito de la investigación al de la industria. Y lo hace en línea con las políticas de la Axencia Galega de Innovación, que dirige Manuel Varela Rey, quien es además presidente del Cesga.
Xunta y CSIC han reconocido el esfuerzo realizado en estas dos décadas favoreciendo las actuaciones necesarias para la necesaria actualización de la tecnología del FinisTerrae, de forma que el Cesga pueda seguir apoyando la investigación de vanguardia.

Javier García Tobío, Director do Centro
de Supercomputación de Galicia

“Pasamos de almacenar 15 GB a 2,7 millóns”

¿Cales son as claves dos éxitos do Cesga?
A prestación de servizos de calidade aos usuarios e a participación en múltiples proxectos baseados na interdisciplinariedade científica e tecnolóxica e a multi-institucionalidade, o que nos permitiu estar en grandes proxectos internacionais coma a European Grid Infraestructure, integrada por máis de 350 institucións de I+D+i dos cinco continentes.
¿Que diferenzas hai coa tecnoloxía do 93?
Houbo unha grande evolución, e a supercomputación consolidouse como ferramenta clave para o avance da ciencia e da tecnoloxía. O número de investigadores usuarios do Cesga no 93 foi de 89, sendo hoxe máis de 500, ou a Rede de Ciencia e Tecnoloxía do Cesga, que dá servizo a máis de 80.000 persoas, multiplicou a súa capacidade nestes 20 anos, por máis de 150.000, ou a capacidade inicial de almacenamento que pasou de 15 GB a 2,7 millóns de GB...
¿Cales son os retos a curto e medio prazo?
Manter actualizadas as infraestruturas, potenciar o uso das ferramentas de cálculo de altas prestacións na industria e nas administracións, incrementar a presenza internacional, incrementar a sustentabilidade...

07 dic 2020 / 07:44
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito