Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
01:00
h

El club de los Gallegos del Año premia la carrera impecable de Pilar Cernuda

La periodista acoge conmovida la distinción del diario de su ciudad natal// Aplaude a los profesionales "patriotas de la Transición"

"Todo esto es muy halagador y me conmueve. Pero es que además yo colaboro en EL CORREO desde hace cuarenta años, ininterrumpidamente. Por tanto, tiene una carga emotiva todavía superior". Que las ­redacciones del Grupo Correo Gallego hayan pensado "en mí es algo que me impresiona. Es un honor".

Así reacciona ante la llamada de este periódico la compostelana Pilar ­Cernuda que, en contra de la idea de que el periodismo es una profesión vocacional, ­nunca quiso ser periodista, sino arquitecto, y durante tres años estudió en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid.

Empezó Periodismo en la Escuela Oficial de ­Madrid casi como un ­divertimento, pero se enganchó ya en el primer curso, y desde ­entonces se dedica en ­cuerpo y alma al periodismo, que ha ejercido según ­venían las cosas.

"Yo entré en esta profesión de rebote, pero es ­absolutamente apasionante y un privilegio haberme ­dado cuenta de que era lo mío y luego poder ejercerlo como me gustaba", cuenta por teléfono a este diario.

El periodismo le ha brindado la oportunidad de conocer "a gente maravillosa, a otra que me ha decepcionado mucho -aunque la ­tenía en un altar-. Esta es una profesión en la que la gente da el do de pecho ­todos los días, por su ­empeño ­personal, por su afán de ser riguroso, de informar de verdad... Y me quedo con eso".

Quería hacer crónica cultural, pero acabó en política. Jamás sintió especial curiosidad por las cuestiones relacionadas con la monarquía, pero lleva décadas siguiendo las actividades de la Familia Real dentro y fuera de España, sobre todo en tiempos del rey Juan Carlos. Con aquellas crónicas sobre cómo se vivían desde la Zarzuela los cambios políticos y sociales tras el franquismo, y cómo lo ­vivían los ­protagonistas de la política, siguió el día a día de la que considera la ­época más apasionante de la ­historia reciente de España, la ­Transición.

De esta etapa confiesa que admira a los compañeros, que "demostraron un patriotismo y una generosidad y una grandeza...".

Después de cuarenta años de periodismo, le sigue gustando por encima de todo la información más que el análisis, siguiendo al pie de la letra lo que decía su primer jefe y maestro, Manuel Leguineche: el periodismo es contar historias. Procura hacerlo estando en el lugar donde se producen las noticias y hablando con quienes protagonizan las noticias.

"Este es un trabajo que exige mucho sacrificio y, sobre todo, que todos los días tienes que estudiar, leer...". De ahí que "eche de menos" que las nuevas generaciones -donde veo gente espléndida y bien formada- no sientan "la inquietud por aprender. Algunos, por el hecho de conocer muy bien las tecnologías y hablar inglés piensan que lo tienen todo hecho", advierte.

PRENSA, RADIO Y TV. Ha trabajado y trabaja en muy diferentes medios informativos, tanto en prensa como en radio y televisión, y hoy colabora en las tertulias de Alsina y Del Cura en Onda Cero, cadena donde realiza todos los días un breve espacio, El bisturí, en el ­informativo del mediodía. Es contertulia de Espejo público en Antena 3, ­escribe una crónica semanal en La Estrella Digital, y una crónica política diaria en una treintena de diarios de ­provincias.

Ha escrito unos veinte libros de actualidad política, entre ellos El presidente (una biografía de Felipe González), Ciclón Fraga y El síndrome de la Moncloa. El último, Genio y figura, recoge hechos inéditos de la trayectoria de don Juan Carlos como rey, tanto episodios políticamente muy delicados nunca contados hasta ahora, como anécdotas.

Vive en Madrid desde los 16 años, pero se siente profundamente gallega. De Santiago, donde nació y tiene familia; de Vigo, donde vivió; y de una aldea del Salnés, Saiar, donde se ­encuentra la casa familiar construida por su bisabuelo al regresar de Argentina, a donde había emigrado. Casa que sigue siendo el ­centro de reunión de toda la tribu.

Pilar Cernuda

periodista

"Todo esto es muy halagador. Que hayan pensado en mí me impresiona"

"Yo entré en esta profesión de rebote, pero es totalmente apasionante"

"Este trabajo exige mucho sacrificio. Todos los días tienes que estudiar, leer..."

07 dic 2020 / 07:26
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito