Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
02:12
h
XXVIII EDICIÓN

El microbiólogo Carlos García Riestra se incorpora al club Gallegos del Año

Gran defensor de la sanidad pública, estudia la resistencia bacteriana a los antibióticos// Entre sus prioridades, “la entrega y el servicio a los demás”, así como “no olvidarse nunca del paciente”

Tras la exitosa entrega –el pasado 3 de noviembre– de los premios Gallegos del Año, con los que se distingue a personas o entidades que ­llevan Galicia en el corazón y son portadoras del espíritu de lucha, esfuerzo, ­talento y pasión que caracteriza a esta tierra, comienza la búsqueda de talentos que sigan enriqueciendo ­este selecto club en su ­XXVIII edición.
Y como ejemplo, tras la decisión unánime de las redacciones del Grupo Correo Gallego, ha sido elegido el profesor y doctor Carlos García Riestra (Pontevedra, 1954), quien por sus méritos y su trayectoria profesional honra a la comunidad con “la entrega y servicio a los demás. Esa es mi prioridad en lo que hago y en lo que he hecho, especialmente con los que empiezan”, señala.
“Uno, desde su puesto de responsabilidad, tiene que pasar a ser el último de la fila para intentar aupar a los demás. Lo fácil es ser generoso”, incide.
El doctor García Riestra cuenta con el reconocimiento en la enseñanza universitaria y en la asistencia como especialista en Microbiología del CHUS. Sin embargo, aunque “siento una gran alegría y es un honor que EL CORREO haya pensado en mí” al otorgarle esta distinción, querría “hacer una mención y un agradecimiento a la gente que está silenciosa pero que es fundamental”.
Al mismo tiempo, el estudioso de la resistencia a los antibióticos desea alabar la labor de este periódico, “la única voz que defiende a Santiago”, afirma.

SU FAMILIA, UN PILAR. En el aspecto más humano y personal, Carlos García Riestra confiesa que “la familia es una de las cosas que valoro más. Eso y los amigos de verdad, a los que puedes acudir”.
Casado con Cristina Abad Maquieira desde 1990, tiene tres hijos (Carlos, Dolores y Cristina), con los que trata de compartir su escaso tiempo libre.
“Aprendes mucho con una familia numerosa. En mi casa éramos diez hermanos. Mi padre era una persona muy trabajadora, muy exigente con él y con los demás. Mi madre era el complemento, la palabra amable que necesitabas en cada momento, la ternura... Me acuerdo muchísimo de ellos, y eso que hace años que fallecieron”, desvela el profesor, a quien le ­entusiasma “el trato del día a día con los estudiantes, porque me estimulan y me ayudan un poco a continuar con la ilusión”.
Como buen docente, conoce cómo ha evolucionado la figura del alumno en más de 30 años de ­profesión.
“Noto un cambio muy grande, ahora son un poquitín más individualistas”, dice, pero eso es fruto de la sociedad actual. “Ahora, lo que sí creo es que es labor del profesor su integración y ver que tienen que trabajar en equipo”.
Con esa máxima, lidera con Jesús López Romalde un grupo que pertenece al consorcio de una veintena de países que estudian el programa sobre resistencia antimicrobiana en la nociva dinámica en aguas residuales hospitalarias y urbanas, tal como publicó este diario hace pocas ­semanas.
“El futuro de la investigación en Europa va a ser este tipo de proyectos, en donde estemos todos integrados”.
Porque aunque “está cambiando la cultura, todavía queda. El otro día les hablaba a los estudiantes de una encuesta que hizo la Unión Europea y que indicaba que el 47 % de las personas no sabe que el antibiótico no es el medicamento que deben tomarse para una infección por virus, para eso están los ­antivirales”.
De ahí que haga una apuesta firme por la educación, “por enseñar el porqué de las cosas y por explicar que no pueden ser consumidos alegremente porque ya estamos viendo que nos estamos quedando sin ellos, ya que las bacterias se están volviendo resistentes a ellos”. Y este fenómeno, según declaró la ONU, “podría causar 100 millones de muertes al año para 2050 si no se le presta atención”.
A pesar de esta alarma, “no está todo descubierto” en lo que a antibióticos se refiere porque “aún hay moléculas que pueden servir”. Además, se están estudiando sustancias químicas que contienen las algas y también las ranas. “Y es lógico, porque los animales también resisten”.
Defensor a ultranza de la sanidad pública, “desearía que hubiera una mayor ­integración y compromiso, y menos egoísmo. La pública es para mí el mayor estado de bienestar que tenemos. Nuestro objetivo ha de ser el paciente y eso no debemos olvidarlo nunca”.

ESTUDIOS Y CARGOS

••• Tras su licenciatura en Biología por la USC y leer su tesis doctoral, inicia su formación posdoctoral en Microbiología Clínica en el hospital Billings de Chicago. También estuvo en el Instituto Pasteur de París, en Wellcome Biotechnology de Londres, en el hospital de Basurto de Bilbao y en el hospital Ramón y Cajal de Madrid.

••• Es profesor de Microbiología en la Facultad de Medicina, de la que fue vicedecano, con plaza asistencial vinculada al Servicio de Microbiología del CHUS. Dirigió el Hospital Médico-Quirúrgico de Conxo y el Hospital Psiquiátrico). Ha sido presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad Sanitaria de Microbiología y Parasitología.

••• Es acreditado a Cátedra por la Agencia Nacional de Evaluación de la ­Calidad y Acreditación.

INVESTIGACIÓN Y PREMIOS

••• Desde sus inicios se orientó hacia el estudio de la resistencia bacteriana a los antibióticos. Muestra de esa preocupación es su participación activa, como responsable científico para la comunidad gallega de las primeras campañas a nivel nacional (‘Con los antibióticos no se juega’), dirigidas a concienciar sobre la necesidad de un uso adecuado.

••• Cuenta con un importante número de artículos científicos tanto en revistas nacionales como extranjeras. Participa en libros y capítulos de libros, comunicaciones en congresos internacionales e imparte conferencias en reuniones científicas.

••• Dirigió diez tesis doctorales, una de ellas con mención internacional. Asimismo, recibió premios como la Medalla del vigesimoquinto aniversario de la Licenciatura de Odontología.

ACTIVIDADES CIENTÍFICAS

•••Confiesa que disfruta con la organización de actividades científicas . De entre todas ellas destaca, “por mi condición de microbiólogo, haber sido presidente del Congreso de la SEIMC (Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica), el más importante de nuestra especialidad, que me ha colmado especialmente”.

•••Además, fue vicepresidente de las dos ediciones del SIS (Salón Internacional de la Salud), que le permitió conseguir “una gran experiencia de relación con casi todas las especialidades del mundo de la salud, con un grupo de personas que éramos como una familia. Creo que Galicia marcó un hito”.

•••Hoy día es el tesorero de la junta directiva de la Asociación de Microbiología y Salud (AMyS), de ámbito nacional.

07 dic 2020 / 07:18
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito