Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
13:59
h
Presidente del Grupo Empresarial Frinsa

Ramiro Carregal Rey , gurú de la conserva, entra en el club Gallegos del Año

{ Vilagarcía 1927 } Trabajador incansable, empresario de éxito y gallego comprometido con su gente a través de un intenso mecenazgo. Recorrió el mundo creando y dirigiendo empresas siderometalúrgicas y revolucionó el sector de la conserva. Es el español con más años cotizados a la Seguridad Social. Situó a Frinsa como pionera en España en frío industrial y, en Europa, en comercialización de túnidos congelados.

El selecto club Gallegos del Año, instituido hace 28 años por el Grupo Correo Gallego, se honrará en recibir el próximo día 26 a uno de los empresarios más importantes de Galicia: el arousano Ramiro Carregal Rey, uno de los gurús del sector de la conserva que, a sus noventa años, sigue al frente del grupo Frinsa, que él mismo fundó en Ribeira, donde reside, en 1961. El empresario recibirá un galardón que reconoce no sólo su ejemplar estela profesional, plagada de éxitos a lo largo de 70 años de trabajo, sino también a su altruismo y su mecenazgo en los ámbitos cultural, social, sanitario, deportivo, etc.

El empresario gallego empezó a trabajar a los 17 años, llevando la contabilidad de la empresa de carbón, sal y materiales de construcciónSuárez y Cía S. L. Luego, a los 23, fue seleccionado por la multinacional Metalúrgica del Noroeste S. A., donde se formó durante cinco años para crear y dirigir empresas siderometalúrgicas y de minas de estaño y wólfram, circunstancia que le llevó a residir en varios países. En aquella época tenía que permanecer cuatro años en cada país al que iba destinado para asentar la empresa.

Desde Metalúrgica del Noroeste S.A., Carregal fue socio fundador de las sociedades Minero Comercial e Industrial Lda. (Portugal, 1954); Ibérica del Noroeste Lda. (Portugal, 1956); Citabeira (Portugal, 1957) y R. Stop & Company (Bélgica, 1959).

En 1961 se asienta en Galicia para poner en marcha Frinsa, que nació como una planta de frío industrial. La fábrica pronto se convirtió en un eslabón esencial de la cadena de producción de laconserva, al hacer posible que se mantuviese la producción a lo largo de todo el año.

En un brillante ejercicio de altura de miras, Carregal llegó a un acuerdo con un grupo de embarcaciones deBermeopara dedicarse a la congelación deatún y, posteriormente, instaló una planta de congelación en LasPalmaspara adquirir la producción de la flotacefalopoderagallega.
El rápido crecimiento de Frinsa le obligó a dejar la metalúrgica para dedicarse en exclusiva a la conservera, a la que convirtió en pionera en España en frío industrial y en Europa en la comercialización de túnidos congelados. Con él, el puerto de Ribeira pasó a ser el primero en descargar túnidos congelados, para lo cual el propio empresario logró habilitar el muelle para la descarga de buques frigoríficos.

Con el crecimiento de la demanda, Frinsa vuelve a ser pionera, esta vez en Canarias, a donde lleva una flota de sesenta embarcaciones con una tripulación de 1.200 pescadores para capturar túnidos frescos, congelarlos en Tenerife y transportarlos en buques frigoríficos al puerto de Ribeira para comercializarlos a conserveras españolas y extranjeras. Frinsa revolucionó el sector conservero (que hasta entonces sólo trabajaba materias primas frescas por campañas de captura) y pasó a trabajar todo el año.

El 28 de enero de 2002, Frigoríficos del Noroeste S.A. cambió su nombre por Frinsa del Noroeste S.A. y Carregal, como presidente y consejero delegado, creó el Grupo Frinsa, agrupando así las sociedades y factorías pertenecientes a diversos sectores.

Actualmente, su principal sector es el de conservas de túnidos, pescados, cefalópodos, mariscos y ensaladas (especializándose en túnidos). Para diversificar la principal actividad de la sociedad se crearon siete factorías en el polígono de Ribeira, dedicadas a frío industrial, fábrica de conservas de túnidos, fábrica de conservas de pescados, cefalópodos, mariscos y ensaladas, consignatarios y descargadores de buques; planta de cogeneración para producción de energías térmica y eléctrica y parque eólico para la producción de energías renovables.

Campechano, elegante, alegre, sencillo y gran conversador, Ramiro Carregal vive conectado a sus amigos de siempre, sin encerrarse en círculos exclusivos. Asegura tener varias aficiones, “aunque decidí que la principal sea el trabajo”, dijo.

A sus 90 años, es el español que más años lleva cotizando a la Seguridad Social (88), en la que se dio de alta el 1 de febrero de 1944. Nunca estuvo de baja y continúa al frente de un complejo conservero, Frinsa, que hoy da trabajo a casi dos mil personas. La respuesta al misterio de su dilatada aportación al sistema público de pensiones es que durante 18 años cotizó por dos empresas.

Precisamente en reconocimiento a su dilatada carrera profesional, pero también a los éxitos cosechados en ella, fue distinguido en 2013 con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Comprometido con Galicia y con su gente, Ramiro Carregal ha desarrollado a lo largo de toda su vida una importante labor de mecenazgo en los más diversos ámbitos. Muchos logros, éxitos y avances en materia de deporte, sanidad, cultura o asistencia social llevan la huella de su altruismo. Como el Premio Internacional de Investigación Oncológica Científica y Técnica Ramiro Carregal-Fundación La Rosaleda, dotado con 15.000 € y premio conmemorativo, que es uno de los de mayor relevancia en el ámbito nacional; o como la Regata Ramiro Carregal Rey-Gran Trofeo Faro de Corrubedo y la Regata Frinsa-Trofeo Presidente Ramiro Carregal Rey, que atraen a aguas barbanzanas a las mejores tripulaciones autonómicas; o como la Fundación Amigos de Galicia, de la que es uno de los principales benefactores y presidente de honor desde 2012, además de haber sido distinguido por dicha fundación con el premio Grelo de Ouro en el año 2011.

Ramiro Carregal dio varias veces la vuelta al mundo por sus viajes de negocios. Tanto, que es capaz de dibujar el mapa mundi de memoria. En su largo caminar conoció al multimillonario americano Donald Trump (ahora presidente de EE UU).

TRAYECTORIA

INICIOS. Ramiro Carregal Rey nació el 12 de mayo de 1927 en Vilagarcía. Viudo desde 1996, es padre de dos hijos. A los 22 años empezó su vida profesional en la multinacional Metalúrgica del Noroeste S.A., donde se formó durante cinco años para crear y dirigir empresas siderometalúrgicas y de minas de estaño y wólfram, residiendo en varios países. En 1961 regresó a España para crear en Ribeira Frigoríficos del Noroeste S.A. (Frinsa), como consejero delegado.

DISTINCIONES. Entre otros muchos reconocimientos, tiene la Medalla de Plata de Galicia (2005) y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2013). El Grupo Correo Gallego le nombró Gallego del Mes de Mayo en 2007. Es Hijo Adoptivo del Concello de Ribeira desde 2006 e Hijo Predilecto del Concello de Vilagarcía desde 2014. Además, es padrino de la promoción 2001-2006 de la Facultad de Dirección de Empresas de la USC.

07 dic 2020 / 07:11
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito