Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 06 julio 2022
00:28
h

El arzobispo de Santiago, elegido Gallego del Año por EL CORREO

Monseñor Julián Barrio se caracteriza por su actitud moderada y dialogante// Sin afán de notoriedad, es ecuánime y un firme defensor de las raíces cristianas de España

Nacido hace 73 años en Manganeses de la Polvorosa, provincia de Zamora y diócesis de Astorga, monseñor Julián Barrio Barrio preside la ­Iglesia compostelana desde el 25 de febrero de 1996, fecha en que tomó posesión de la sede para la que había sido ­nombrado por el papa Juan Pablo II el 5 de enero del ­mismo año.

Cuando este evento se produjo, llevaba ya dos años vinculado a la capital de Galicia. Había llegado desde la Iglesia hermana de Astorga el día 7 de febrero de 1993 en pleno Año Jubilar, siendo consagrado en la Catedral de Santiago como obispo titular de Sasabe y auxiliar de su antecesor, Rouco Varela. Desde octubre de 1994 hasta su nombramiento gobernó la archidiócesis como administrador diocesano.

Al conocer su nombramiento, informa la web infovaticana.com, dijo a los medios "que trataría de no interferir en asuntos políticos y se alejaría del integrismo, también se comprometió a emprender una labor pastoral 'dinámica y abierta, que tratará de responder al signo de los tiempos. No se trata de innovar, sino de revitalizar'.

Ese mismo día se le preguntó por las declaraciones de su compañero Gea Escolano, que afirmaba que votar a partidos abortistas es inmoral. La respuesta de Barrio fue afirmar que la pretensión de que la Iglesia intervenga constantemente en los asuntos públicos ­responde a la filosofía propia del 'integrismo'".


SU TRAYECTORIA. Comenzó su trayectoria como bibliotecario del Instituto ­Histórico Español, anexo a la Iglesia Nacional ­Española de Santiago y Montserrat en Roma, de donde fue ­becario.

Sería entre los años 1978 y 1980 cuando se convirtió en secretario de Estudios y vicerrector del Seminario Mayor Diocesano de Astorga. Entre 1980 y 1982 fue rector del Seminario Mayor Diocesano y ­director del Centro de Estudios Eclesiásticos del Seminario de Astorga.

Asimismo, tuvo oportunidad de dedicarse a la ­docencia, concretamente de Historia Eclesiástica en el ­Seminario Mayor y de Historia de España en el Seminario Menor. Además, fue profesor de la UNED en la sección ­delegada de Valdeorras en A Rúa Petín.

En el año 1982 se incorporó al Consejo Nacional de ­Rectores de Seminarios, fue miembro del Consejo de Consultores del Obispo de Astorga y ­secretario del Consejo Pastoral ­Diocesano de la diócesis de ­Astorga.

Su llegada a Santiago fue con motivo de su nombramiento de obispo auxiliar el último día del año 1992, siendo ordenado el 7 de febrero de 1993. En 1994, se convirtió en obispo administrador ­diocesano de la Archidiócesis de Santiago.

Siendo ya arzobispo de Santiago, ocupó el cargo de presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades de la Conferencia Episcopal Española. Desde 1999 es miembro de la Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Entre 2005 y 2011 desempeñó el cargo de presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar. En la actualidad, y desde 2011, pertenece al comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española. Y desde 2017 es miembro de la Comisión Episcopal de Seminarios y ­Universidades, de la que ya había ­formado parte entre 1993 y 1997.


"quero dar grazas a deus". Un momento especial que vivió monseñor Julián Barrio fue cuando presidió la Eucaristía de Acción de Gracias en el XXV aniversario de su ordenación ­episcopal.

En compañía de su presbiterio, de los obispos de Galicia y de otros prelados, entre ellos el cardenal arzobispo emérito de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, y el presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez, así como numerosos fieles, el titular de la Archidiócesis de Compostela afirmó en su homilía -en gallego- que "quero dar grazas a Deus, sendo moito o que teño que agradecerlle nestes vinte e cinco anos de ministerio episcopal. Isto lévame a facer unha ­confesión de vida pensando naquilo que desexase que non tivese lugar na miña vida diante de Deus, o que poño ante El e a ­Igrexa para ser ­curado pola graza. É momento dunha ­confesión de fe na certeza de que Deus, no seu amor, me acolle".

En ese contexto de agradecimiento, el arzobispo dijo también que "en esta conciencia me doy cuenta de la gran desproporción entre el don que he recibido y mi condición humana". Al término de la Eucaristía, solemne y sencilla, se leyó la Bendición especial enviada por Su Santidad el papa Francisco. En ella, el pontífice indica: "Te felicitamos en el feliz día en que celebrarás el jubileo de tu episcopado en compañía de tus seres queridos".


rouco varela. "Hace veinticinco años, en oración, en esta Iglesia Catedral recibía el ministerio episcopal por la imposición de manos de D. Antonio María Rouco entonces arzobispo de esta Iglesia compostelana. Con todos vosotros doy gracias a Dios por estos años de ministerio episcopal en los que he ido experimentando que el Señor enriquece la pobreza y fortalece la fragilidad, recordando que es Él quien me ha elegido (Jn 15,16). Y en esta conciencia me doy cuenta de la gran desproporción entre el don que he recibido y mi condición humana", proseguió el arzobispo.

Tras la misa se celebró un acto académico, en el que se presentaron sendos volúmenes de textos del propio arzobispo y en su honor, que fueron presentados por Isidro García Tato y Francisco Buide. También se proyectó un vídeo en el que se pudieron visionar escenas de su actividad pastoral a lo largo de estos veinticinco años.


DEFENSOR DEL GALLEGO. Fue en el diario Periodista Digital donde dijo hace unos meses que el gallego es "una lengua a la que se ama y se utiliza con normalidad".

Y es que "son muchas las Eucaristías dominicales y celebraciones litúrgicas en gallego. Prácticamente la lengua materna propia y vehicular de casi todos los sacerdotes es esta. En las aldeas lo normal es que los ­vecinos se expresen en ­gallego. Y en esta hermosa lengua se transmite la ­Palabra de Dios".

Firme defensor de las raíces cristianas de España, monseñor Julián Barrio carece de afán de notoriedad y es ecuánime. Dicen de él que posee las cualidades de la honradez, seriedad y capacidad de trabajo Además, cuenta a EL CORREO que el premio que recibirá en la XXX gala de los Premios ­Gallegos del Año "es algo totalmente inesperado. Lo acojo como un gran honor absolutamente inmerecido por mi parte. Veo este galardón, que agradezco de corazón, como un reconocimiento que se otorga a toda la Iglesia ­diocesana".

De inteligencia despierta, profunda formación humanística y filosófica, "en sus años de obispo ha vivido cuatro Años Santos Jacobeos: el de 1993, como auxiliar y los tres restantes de 1999, 2004 y 2010, como arzobispo", explica el científico Isidro García Tato en Sembrar en surcos de esperanza (Santiago, 2018).

Por su intensa y brillante actividad pastoral, ­litúrgica, magisterial y jacobea, el Grupo Correo Gallego lo ha ­elegido para poner el broche de oro a unos premios que se han convertido en el orgullo de la mejor ­Galicia.

el escudo

Informa el Arzobispado que "más que un escudo según las normas tradicionales de la heráldica, pretende trasmitir una idea exclusivamente eclesial. En el cuartel en azul una barca de la que pende una red; una estrella con el anagrama de María, Madre de Dios y de la Iglesia, lanza su luz en plata iluminándola. El lema explica el simbolismo del escudo: In verbo tuo, Dómine, 'Confiado en tu Palabra, Señor'. Cubre el escudo el timbre propio de los arzobispos metropolitanos: capelo verde con diez borlas cayendo a cada lado y la cruz de doble brazo horizontal. La barca siempre ha simbolizado a la Iglesia en su caminar por la historia azotada por los vientos, símbolo de las corrientes contrarias a ella y al Reino de Dios. Pero ella marcha confiada únicamente en la Palabra de Dios, evocando la escena que nos cuenta San Lucas en el capítulo cinco versículos 1 al 11 de su evangelio".

PUBLICACIONES

• Félix Torres Amat (1772-1847), Un ­obispo reformador, Roma 1977.

• La Junta de ancianos de la iglesia de Gibraltar: Anthologica ­Annua.

• Aportación para un epistolario de Félix Torres Amat: Anthologica Annua.

• Proceso a un clérigo doceañista: Astorica.

• 25 Años de Postconcilio en el Seminario: 25 Años de Ministerio episcopal en la Iglesia Apostólica de Astorga, Astorga, 1993.

• La formación de los sacerdotes del mañana, (1989).

• Peregrinar en Espíritu y en verdad. Escritos Jacobeos (2004).

• Peregrinando en esperanza. Lectura creyente de la realidad actual (2007).

"Dejo constancia de mi agradecimiento a los sacerdotes, sobrecargados de tareas pastorales, que procuran no solo conservar lo que hay, sino que tratan de impulsar una pastoral más evangelizadora y misionera"

"Un obispo no camina en soledad. Peregrina con su diócesis, con los sacerdotes, los religiosos y los laicos, con los niños, con los jóvenes y los ancianos, con las gentes del mar y del campo, de la ciudad y del rural"

04 dic 2020 / 18:45
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito