Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 03 diciembre 2022
09:38
h

Chipperfield, arquitecto de la elegancia, se incorpora al club Gallegos del Año

Recibe menciones internacionales por su excelencia en el diseño // El paraíso de Corrubedo lo acoge cada verano // Impulsa la creación de la Fundación RIA, entidad sin ánimo de lucro

"Las casualidades de la vida hicieron que el arquitecto británico David Chipperfield y su mujer, Evelyn Stern, llegaran hace casi 20 años a Corrubedo, donde encontraron el enclave ideal para pasar su vacaciones. Después de diez años de veraneo en pequeños apartamentos, decidieron construir su propia casa. Una obra de arte minimalista erguida en primera línea del mar que se ha convertido en su residencia estival", recogió la revista AD.

Y es que "a nivel personal, Galicia nos ha dado a mí y a mi familia un lugar para pasar tiempo juntos fuera de nuestras vidas normales. Nos ha inspirado por su evidente belleza natural, pero también por la autenticidad y la franqueza de la sociedad y de la gente", cuenta al Grupo Correo Gallego, quien ha decidido distinguirlo como flamante miembro del selecto club Gallegos del Año, noticia ante la que se muestra "agradecido".

El arquitecto de la elegancia, aunque no se siente gallego, señala que "después de más de 25 años, siento un gran y profundo afecto por Galicia, por su paisaje y su costa, por el ambiente de la comunidad y por sus hábitos y ­costumbres".

VIDA PRIVILEGIADA EN GALICIA. Corrubedo es para Chipperfield y su familia un lugar de vacaciones, pero tratan de pasar una existencia allí que es privilegiada, "y no ­nuestra vida normal basada en el ­trabajo y otras ­responsabilidades diarias".

No obstante, "no es una vida de turismo de vacaciones convencional. En Corrubedo tratamos de hacer una vida normal especialmente haciendo las cosas simples que son difíciles en la ciudad, comprando buena comida, caminando, estando con amigos, trabajando con colegas, cocinando y comiendo juntos en una gran mesa y, por supuesto, tomando vino ­juntos", asegura.

Porque Corrubedo "está bendecido por su extraordinaria ubicación física, en la costa pero ligeramente protegido, un bello paraje natural. Además, aunque el pueblo ha perdido gran parte de su carácter original como pueblo de simples edificios de piedra, todavía tiene un gran ambiente y espíritu. Hay, a pesar de todo, un gran sentido de comunidad aquí".

Cuando hablamos de sus obras, admite que "probablemente, el proyecto que más define nuestra práctica y que fue más atractivo fue el Neues Museum de Berlín. Hemos construido muchos museos y me gusta el Museo Jumex en la Ciudad de México, el Museo de Arte de Saint Louis en Saint Louis, Missouri, el museo Hepworth Wakefield en Inglaterra. Hace unas semanas, la canciller Angela Merkel inauguró nuestro nuevo proyecto de museo en Berlín: la James Simon Galerie".

En cuanto a esta tierra, "en la arquitectura contemporánea identificaría toda la obra de Manuel Gallego, que ha hecho una enorme ­contribución a la arquitectura de Galicia a través de su obra construida, su enseñanza y su ejemplo".

SUS HIJOS. Por otro lado, han tenido "la fortuna de pasar todos los veranos en Galicia y han crecido aquí. El mundo tiene muchos desafíos existenciales, especialmente ambientales y sociales. Espero que mis hijos hayan aprendido a apreciar y comprender la importancia del entorno natural y también a disfrutar de la relativa equidad de la sociedad gallega en un mundo en el que la desigualdad entre ricos y pobres se está volviendo ­insostenible".

UN POCO DE HISTORIA. David Chipperfield estudió Arquitectura en la Kingston School of Art and Architectural Association School of Architecture de Londres. Después de graduarse, trabajó en los estudios de ­Douglas Stephen, Richard Rogers y Norman Foster.

Estableció su propio estudio en Londres en 1985, y más tarde oficinas en Berlín, Shanghai y Milán. Juntas impulsan y comparten ambiciones arquitectónicas, así como un compromiso con el aspecto colaborativo de crear proyectos y ­encontrar soluciones que sean coherentes desde el punto de vista arquitectónico, social e intelectual.

David Chipperfield Architects ha construido más de 100 proyectos, incluyendo edificios culturales, residenciales, comerciales y educativos tanto para el sector privado como para el ­público, así como proyectos cívicos y planes maestros urbanos.

Entre los principales se encuentran la reconstrucción del Neues Museum de Berlín; un laboratorio en el campus de Novartis en Basilea; una capilla y centro de ­visitantes para el Cementerio Inagawa cerca de Osaka; y una ­importante remodelación de la Royal Academy of Arts en Londres.

El trabajo del estudio ha recibido condecoraciones y menciones internacionales por su excelencia en el diseño, incluyendo el Premio RIBA Stirling en 2007 por el Museo de Literatura Moderna de Marbach, Alemania, y el Premio Mies van der Rohe y el Premio Deutscher Architekturpreis en 2011 por el Neues Museum de Berlín.

Los proyectos actuales incluyen una nueva ala para el arte moderno y contemporáneo en el Metropolitan Museum de Nueva York; el Centro Nobel de Estocolmo; la renovación de la Procuratie Vecchie en St. Mark' Square en Venecia; un nuevo edificio para la Kunsthaus Zürich; la renovación de la Neue Nationalgalerie de Mies van der Rohe en Berlín; una torre de 31 pisos con vistas al ­Bryant Park en Nueva York; un ­nuevo local de música dentro del Patrimonio ­Mundial de la Humanidad de la Unesco en Edimburgo...

Desde el principio de su carrera, también se ha interesado en el diseño y la función de los espacios interiores, incluyendo las tiendas de Issey Miyake, Dolce & Gabbana, Bally y Valentino, así como una gama de muebles, iluminación y vajilla.

Nombrado comandante de la Orden del Imperio Británico, recibió la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania y fuedistinguido también como caballero por sus servicios a la arquitectura en el Reino Unido y Alemania.

Posee la RIBA Royal Gold Medal for Architecture y el Praemium Imperiale de la Japan Art Association, ambos otorgados en reconocimiento al trabajo de toda una vida.

SU APORTACIÓN A ESTA TIERRA.En julio de 2017, David Chipperfield lanzó la Fundación RIA en Galicia. Esta entidad privada sin ánimo de lucro se basa en el trabajo de un estudio independiente iniciado en 2016. Tras haber sido testigo personal de un desarrollo urbano incontrolado, de la degradación de los espacios naturales y de la presión económica en la zona de la ría de Arousa durante las dos últimas décadas, elaboró el estudio para comprender mejor estas complejas cuestiones interconectadas que ponen en peligro un modo de vida y el potencial de un desarrollo significativo en la comunidad. Contó con el apoyo y el impulso de la Xunta, las ­autoridades locales, las industrias pesqueras y los organismos de sostenibilidad, las universidades y los expertos en diversos campos.

04 dic 2020 / 18:46
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito