Y otros dos incunables procedentes de la Congregación de San Mauro, son: “Vitae Pontificum, de Bartolomeo Platina, humanista, escritor del renacimiento italiano, obra impresa por Juan Rosso de Vercelis en Treviso (Italia) sobre la vida de los Papas, desde Pedro, apóstol, hasta Pablo II (1464-1471); y Fasciculus temporum, vel Chronica ab initio mundo, del cartujo Werner Rolevinck, impreso por Erhard Ratdolt en Venecia, que es un compendio de la cronología universal, que fue considerado como manual histórico, y continuado por J. Linforius desde los años 1484 a1514”, especifica Carmen Martínez Vázquez.