Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 19 septiembre 2020
01:34
h

La vida es un 10% de lo que te sucede y un 90% de cómo te enfrentas a ello. (Chuck Swindoll)

La psicosis que estamos viviendo estos días con la expansión del “coronavirus” no es nueva. La historia, se vuelve a repertir, una vez más para dejarnos alguna lección que es posible que pasemos por alto.

La Gripe Española mató entre 1918 y 1920 a más de 40 millones de personas en todo el mundo. Se desconoce la cifra exacta de la pandemia que es considerada la más devastadora de la historia. Un siglo después aún no se sabe cuál fue el origen de esta epidemia que no entendía de fronteras ni de clases sociales. Esta gripe se observó por primera vez en Europa, Estados Unidos y partes de Asia antes de propagarse rápidamente por todo el mundo. En ese momento, no había medicamentos o vacunas eficaces para tratar esta cepa de gripe mortal. A los ciudadanos se les ordenó usar máscaras, se cerraron escuelas, teatros y negocios y se apilaron los cuerpos en morgues improvisadas antes de que el virus terminara su mortal marcha global.

¿Por qué “española”? Según Mashable, al leer los periódicos de 1918, España se vio particularmente afectada por el virus. Por el contrario: 1918 fue el último año de la Primera Guerra Mundial y, en un intento por mantener la moral, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania suprimieron los informes periodísticos sobre la enfermedad. La España neutral, sin moral de guerra que mantener, no censuró sus periódicos; entonces, para el resto del mundo, la gripe parecía particularmente virulenta aquí en nuestro país.

16 may 2020 / 12:36
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito