Primero de los tres días de luto oficial por el asesinato machista de Ana Vanessa en Oia

Conmoción entre los vecinos de la localidad pontevedresa, que han guardado varios minutos de silencio

Maica Larriba, subdelegada del Gobierno en Pontevedra, habla con personas cercanas a la víctima en el acto de repulsa por el crimen machista de Oia

Maica Larriba, subdelegada del Gobierno en Pontevedra, habla con personas cercanas a la víctima en el acto de repulsa por el crimen machista de Oia / DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Agencias

Los vecinos de la localidad pontevedresa de Oia, de poco más de 3.000 habitantes, han mostrado este domingo su conmoción y dolor ante el crimen machista de Ana Vanesa S. P., de 44 años, asesinada este sábado a tiros por su expareja, un guardia civil que tras huir del lugar y verse acorralado por las fuerzas de seguridad se quitó la vida. Varios centenares de personas tanto de Oia como de municipios de los alrededores se han reunido esta mediodía en la entrada del camping de O Muíño, lugar en el que tuvo lugar el trágico crimen y en el que Ana Vanesa trabajaba como limpiadora, para guardar un minuto de silencio y realizar una condena firme ante este caso de violencia machista.

Los vecinos y vecinas, consternados, han depositado flores en la entrada de las instalaciones en recuerdo de Ana Vanesa, una mujer que ha sido definida por todos como bondadosa y alegre.

En la localidad, las banderas ondean a media asta desde este sábado. La alcaldesa en funciones de Oia, Cristina Correa, ha dicho que "por desgracia, estos casos pasan mucho más habitualmente de lo que cualquiera desearía".

"Nunca esperamos que pasen aquí, en un concello tranquilo", ha añadido Correa, que ha mostrado su "impotencia" ante el crimen.

Ya esta mañana, en torno a las 10:00 horas, varias personas han guardado otro minuto de silencio en el campo de fútbol de Oia, en la salida de la I Vuelta Ciclista al Baixo Miño.

Correa anunció este sábado que se decretarían tres días de luto oficial y que se suspenderían las actividades municipales programadas para esta jornada.

Por su parte, la directora del campin, Beatriz González, ha señalado a los medios de comunicación que se trata de algo "muy triste y duro de afrontar" y ha definido a la víctima como "una buena trabajadora", "muy sacrificada" y que siempre tenía "una sonrisa" y "sentido del humor".

El crimen ha causado también conmoción en el ámbito político. Esta mañana, el delegado del Gobierno en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, ha lamentado el "fracaso como sociedad" que supone este asesinato machista.

"No puede volver a suceder. No podemos callar ni dejar de avanzar para protegerlas", ha señalado Besteiro en su cuenta de Twitter.

También el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha declarado en la misma red social sentirse "consternado y sin palabras" tras lo sucedido con Ana Vanessa, así como la conselleira de Igualdade, María Jesús Lorenzana, que además de condenar el crimen y mostrar su apoyo a la familia ha recordado que las mujeres "no están solas" y pueden acudir "en cuanto detecten el mínimo síntoma de violencia de cualquier tipo por sus parejas" a los servicios de información a la mujer y denunciar.

También han mostrado su rechazo en Twitter la líder del BNG, Ana Pontón, que ha expresado su "rabia, dolor e indignación ante un nuevo asesinato por violencia machista"; y el secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, que ha señalado la violencia machista como una "lacra" que debemos erradicar "de una vez por todas".

Esperó a que saliera de trabajar y le disparó hasta matarla

El asesinato tuvo lugar en el exterior del camping de O Muiño, situado en la parroquia de Mougás, al pie de la carretera que une las localidades de Baiona y A Guarda.

La víctima, que era empleada del camping, salió de su turno de trabajo en torno a las 16:00 horas, momento en el que el asesino, Víctor G. D., vecino de A Guarda y guardia civil de profesión, la esperaba a la salida y la disparó hasta causarle la muerte.

Tras su huida, la Guardia Civil inició un amplio operativo de búsqueda por tierra y aire.

El asesino fue localizado en el monte de Valga horas después. Allí, los agentes de la Guardia Civil trataron de que se entregara sin éxito, puesto que en torno a las 22:15 horas decidió suicidarse con el mismo arma con el que mató a su expareja.

La víctima contaba con medidas de protección: no fueron suficientes

El homicida tenía en vigor una orden de alejamiento de 300 metros y la prohibición de comunicarse con la víctima, además de varias denuncias previas por violencia machista.

De confirmarse como caso de violencia machista, el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año asciende a 21, dos de ellas en Galicia, y a 1.025 desde 2003, cuando comenzaron los registros.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es; también se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600000016, y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10.

En una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062) y en caso de no poder llamar se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.