La subida del nivel del mar a causa del cambio climático afecta a la costa gallega

Se calcula que la cota marina aumentará hasta 30 centímetros

Desaparecerán zonas tales como el istmo de A Lanzada (Sanxenxo) o una mitad de A Illa de Arousa

Una ola rompiendo contra el faro de A Guarda

Una ola rompiendo contra el faro de A Guarda / EFE

El aumento del nivel del mar es una de las consecuencias más directas del cambio climático. Galicia, al igual que el resto del mundo, no se salva del fenómeno. Un informe de Climate Central —organización compuesta por un grupo de científicos que investigan sobre los efectos del calentamiento global en el día a día— muestra un mapa interactivo para ilustrar las zonas costeras que se podrían inundar si no se toma ninguna medida de contención. En la comunidad, se verían afectados tanto lugares de las Rías Baixas como de las Rías Altas.

Las proyecciones efectuadas en dicho estudio calculan un razonable aumento del nivel del mar de 20 a 30 centímetros hasta el año 2050 y de 50 a 70 centímetros hasta el horizonte de 2100. A medida que pasan los años, las zonas coloreadas de rojo en el mapa van en aumento.

Puede que uno de los casos más llamativos sea el de O Grove, que en el año 2070 quedaría reducido a una isla, ya que el agua inundaría el istmo de A Lanzada. En la misma zona, la mitad de A Illa también quedaría por debajo del nivel del mar, que inundaría, por ejemplo, la playa de Espiños, Cala Moure y el parque natural de Carreirón. Siguiendo por la comarca de O Salnés, también los límites terrestres del río Umia, desde Ribadumia hasta su desembocadura en el Atlántico, se verían desbordados por el agua.

Entre los ejemplos de cómo podría cambiar el panorama en 2050 en la comunidad está el de la ría de Ferrol, donde las zonas más bajas de la ciudad, como A Malata, el puerto y el arsenal, podrían sufrir ataques del mar más frecuentes. Al otro lado del estuario, áreas como el paseo marítimo de Perlío y Neda también estarían en zona de amenaza.

La ciudad de A Coruña también se incluye en la lista, además del riesgo para el puerto exterior de Langosteira, la urbe y sus alrededores verían en peligro las tierras donde se ubica el puerto y algunas áreas a lo largo de las orillas de la ría del Burgo. También uno de los sistemas de dunas más importantes de Galicia se vería seriamente afectado para 2050. Parte de Corrubedo podría estar bajo el agua. En Carnota, el arenal más grande de Galicia, que a menudo se divide a expensas de las mareas, podría experimentar una alteración notable.

En este mapa pudes ver las zonas de costa afectadas (en rojo) para una subida de 30 centímetros.

El triple de personas afectadas

En concreto, el informe señala que las inundaciones costeras podrían amenazar al triple de personas en 2050 de lo que se pensaba anteriormente. En concreto, al menos 300 millones de personas, sobre todo en el sudeste asiático, se verán afectadas directamente en 2050 por la subida del nivel del mar. En el caso de España serán unas 210.000.

Los científicos señalan, como causa principal, el progresivo deshielo de los polos a causa de las emisiones de gases de efecto invernadero que sobrecalientan la Tierra. No obstante, el modelo elaborado por esta organización maneja varios escenarios partiendo de la evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero y de la velocidad del deshielo. En función de estos parámetros el nivel del mar aumenta más o menos y, por lo tanto, varía el número de personas que viven en las zonas afectadas.

En los diferentes escenarios, las proyecciones para 2050 no ofrecen grandes diferencias respecto a los afectados. La gran variación se daría a finales de este siglo. Para 2100, en el escenario más optimista, con una rápida reducción de los gases de efecto invernadero y un deshielo más lento, en la zona roja de inundaciones habría 340 millones de personas. En el peor de los escenarios, con un incremento de las emisiones y un nivel de deshielo alto, esa cantidad se elevaría hasta los 480 millones en 2100.