Dos búnkers compostelanos custodian los exámenes de selectividad: "Solo tenemos acceso tres personas"

La Facultade de Dereito de la USC y la Cidade da Cultura guardan el futuro de miles de estudiantes gallegos

Recibirán sus notas provisionales el próximo día 13

Personal coloca los exámenes de selectividad por materia en la Facultade de Dereito de la USC

Personal coloca los exámenes de selectividad por materia en la Facultade de Dereito de la USC / Jesús Prieto

Los nervios ya han cesado. O al menos lo harán por unos días. Los más de 13.400 estudiantes gallegos que estos días realizaron la que será, con toda probabilidad, una de las pruebas académicas más importantes de sus vidas para entrar en la carrera universitaria en la que aspiran a ocupar un pupitre el próximo curso se toman ahora un respiro tras tres jornadas sin descanso en las que les ha tocado demostrar todo lo aprendido a lo largo de un curso tan intenso como lo es segundo de Bachillerato.

Ahora le toca al profesorado hincar los codos y ponerse manos a la obra para corregir las miles de pruebas de la Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU), la aún llamada selectividad, realizadas en centros universitarios de toda la comunidad. Mientras tanto, y hasta la mañana de este viernes, todos los exámenes se albergan en una misma ciudad: la capital gallega.

Un trajín de furgones llegaba durante toda la tarde de este jueves a la Facultade de Dereito de la Universidade de Santiago de Compostela (USC). En palés y poco a poco, las cajas que guardan el futuro de miles de estudiantes se depositaban en una de las aulas de lectura de esta facultad. Ese fue el primer paso antes de que terminasen en el búnker donde pasaron la noche. 

Allí, en torno una decena de personas contaban este jueves las pruebas, para luego ordenarlos por materias. “Las 36 comisiones que tenemos entregan los exámenes en los furgones que se dirigen hacia aquí. Junto con las cajas viajan unos cuadernillos que dan parte de todas las incidencias que tuvimos estos días”, explica Maite Flores, delegada del rector de la USC en la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) y encargada de supervisar que todo salga bien.

Las pruebas durmieron en un búnker situado en un lugar desconocido de la facultad del que “solo tenemos las llaves de acceso tres personas”, mientras que el personal de seguridad del campus hizo guardia en la zona, como cualquier otra noche. “A las ocho de la mañana se empezarán a repartir”, subraya.

Los exámenes de selectividad en su llegada a la Faculta de Dereito de la USC

Los exámenes de selectividad en su llegada a la Faculta de Dereito de la USC / Jesús Prieto

Será entonces cuando el ajetreo vuelva a la Facultade de Dereito, con la llegada de los directores de los grupos de trabajo y los correctores, “unos cien por materia”. Contabilizar de nuevo los exámenes y fijar criterios son las labores a llevar a cabo.

La Cidade da Cultura, otro lugar clave

La subida y bajada de furgones se dejó notar también en la Cidade da Cultura, que vive intensamente las jornadas posteriores a selectividad. “En los cuadernillos de examen hay una cabecera, que es la que identifica el código del examen con el del alumno. Esta se arranca y se deja en el complejo del Monte Gaiás, en otro búnker. Allí hay unos lectores ópticos que emparientan el código de barras del alumno con el de la materia, lo que hace que el proceso sea anónimo. Todo esto se cuelga en una plataforma, para que los profesores puedan subir las notas”, detalla Flores.

Hasta ese mismo sitio tendrán que volver la próxima semana, entre el miércoles por la tarde y el jueves por la mañana, todos y cada uno de los exámenes, preparados para las revisiones. 

La ‘eterna’ espera

Para muchos estudiantes estos días serán eternos, si bien los profesores corrigen casi a la velocidad del rayo las miles de pruebas realizadas. A través de la plataforma Nerta, las calificaciones provisionales estarán disponibles a partir del próximo jueves, día 13 de junio, a las 20.00 horas.

Los exámenes llegan a la Facultade de Dereito para ser custodiados antes de su corrección

Los exámenes llegan a la Facultade de Dereito para ser custodiados antes de su corrección / Jesús Prieto

 Como es habitual, serán muchos los alumnos descontentos con sus calificaciones, pero podrán solicitar una revisión entre los días 14 y 18 de junio. Tras ello, los directores de los grupos de trabajo avisarán a los correctores, que durante una jornada y media unirán criterios y revisarán los exámenes todos juntos, reunidos en la Cidade da Cultura. En el mismo lugar, pero el día 27, los estudiantes que quieran ver sus exámenes revisados podrán hacerlo, si así lo han solicitado con anterioridad.

Hasta aquí llegará esta primera convocatoria de la ABAU. La segunda oportunidad, para aquellos que no pudieron acudir en esta ocasión o que deseen mejorar sus notas, tendrá lugar los días 2, 3 y 4 de julio, cuando estos búnkers compostelanos volverán a guardar durante unos días el futuro de cientos de jóvenes gallegos.