Récord de desapariciones activas en Galicia: sin rastro de 14 personas

La mitad de los ausentes son personas vulnerables de más de 65 años

Otras desapariciones registradas este 2023 por SOS Desaparecidos

Otras desapariciones registradas este 2023 por SOS Desaparecidos / Javier Rosende Novo

Patricia Casteleiro

En 2023, último año del que el Ministerio de Interior dispone de datos, desaparecieron en Galicia 717 personas. La mayoría acabaron siendo circunstanciales, falsas alarmas con rocambolescas explicaciones. Sin embargo, 14 de ellas continúan en activo y la mitad de estos ausentes tiene más de 65 años.

La cifra de personas que desaparecen en Galicia es variable. Si bien desde el año 2021 no se pasa de los 730 desaparecidos anuales, en años como 2013 se llegaron a registrar cien desapariciones menos. En la última década, la cifra máxima de ausencias fue de 951 en 2017, aunque las que quedaron en activo fueron ocho, casi la mitad que este último año. De hecho, la cifra de desapariciones activas nunca fue tan alta como en 2023.

Durante el último año, la mayoría de desapariciones en mayores de 65 años estuvieron protagonizadas por hombres y todas las que permanecen activas se corresponden con el sexo masculino. De 50, solo faltaron -temporalmente- 14 mujeres de sus casas.

A este tipo de ausencias que afectan a la población mayor se les llaman desapariciones involuntarias. Según indican desde Emergencias, es un tipo que presenta gran riesgo porque suelen estar protagonizadas por personas vulnerables, sobre todo mayores con trastornos neurodegenerativos. Además, en estas búsquedas, el clima y la orografía juegan papeles fundamentales pudiendo dificultar las tareas de búsqueda y rescate.

Otro tipo de desaparición son las voluntarias, que se caracterizan porque un adulto decide irse sin dar explicaciones. Siempre que no haya un delito mediante, son legales. Algo más circunstanciales son las accidentales, recurrentes en excursionistas o turistas en la naturaleza.

Y por último, están las desapariciones forzosas o inquietantes, que están ligadas a un posible crimen. La víctima desaparece en contra de su voluntad y posiblemente por autoría ajena.