El Congreso demanda por mayoría al Gobierno suprimir los peajes de la AP-9 y cancelar la prórroga de la concesión

Con 181 votos a favor, se trata de una moción presentada por el BNG y apoyada plenamente por los populares

En el grupo de gobierno, los socialistas se decantan por la abstención y es el 'sí' de Sumar el que completa la mayoría

Vista general de la AP-9 en el puente de Rande.

Vista general de la AP-9 en el puente de Rande. / / JOSÉ LORES

Las reivindicaciones alrededor de la Autopista del Atlántico, la conocida como la AP-9, están entre los pocos temas que parecen concitar acuerdo entre las fuerzas políticas con representación en el Parlamento de Galicia, algo que no siempre ocurre cuando estas demandas llegan posteriormente a Madrid. Ejemplo de esto es lo ocurrido este jueves en el Congreso de los Diputados, donde se decidió por mayoría instar al Ejecutivo central a suprimir los peajes y anular la prórroga de la concesión de esta autopista, ampliada hasta el año 2048. Una moción que salió adelante con la abstención de los socialistas, que hace apenas un mes daban su voto favorable a un texto similar aprobado en la Cámara gallega.

Desarrollar un riguroso análisis sobre los costes de la anulación de la concesión o la supresión de los peajes en la principal arteria de comunicación de la comunidad autónoma son algunas de las cuestiones que reivindica esta moción, propuesta por el BNG y transaccionada con el PP, que contó con 181 votos a favor en el hemiciclo.

Y es que a los apoyos de los nacionalistas gallegos y los populares hay que añadir los ‘sí’ de ERC y Bildu, así como los de los 31 diputados de Sumar, definitivos para que la moción saliese adelante. Sobre su voto positivo, el portavoz de la formación en Galicia, Paulo Carlos López, resaltó que se trata de “una deuda histórica”.

“El objetivo de tener una AP-9 gallega y libre de peajes es compartido por el conjunto de la sociedad gallega, que se siente estafada y discriminada”, aseveró el único diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, durante su intervención. El Ejecutivo central, eso sí, no está obligado a cumplir con la moción, pero la iniciativa supone un escalón más en la presión al Gobierno para eliminar peajes y transferir la vía a la Xunta, viejas demandas ya en la comunidad.

Anular la concesión, un punto propuesto por el PP

Entre otras cuestiones, la moción, ya en su primer punto, insta al Gobierno de España a anular la prórroga de 25 años otorgada a la empresa concesionaria de la autopista, Audasa, controlada ahora por fondos de inversión de carácter extranjero. 

Cabinas de la AP-9

Cabinas de la AP-9 / Marta G. Brea

A propuesta de los populares, esta cuestión se justifica “en coherencia con el procedimiento abierto por la Comisión Europea. Y es que el Ejecutivo debe responder antes del 24 de junio al segundo expediente abierto en la institución comunitaria que cuestiona la prórroga de los peajes. Este punto no sería llamativo si no fuese porque fue bajo la presidencia del popular José María Aznar cuando se concedió esa ampliación de la concesión, que se alarga hasta el año 2048.

Del ‘no’ de Vox a la abstención socialista

La iniciativa solo contó con los votos negativos de la formación de ultraderecha Vox, que ya se posicionó en contra este martes cuando la Cámara Baja aceptaba por tercera vez el debate para la transferencia a Galicia de la autopista que vertebra todo el eje atlántico. A la abstención de los socialistas se sumaron también PNV y Junts.

La moción es consecuencia, además, de la interpelación realizada por Néstor Rego al ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente. Y es que, precisamente la iniciativa aprobada este jueves cuestiona el dato dado hace unas semanas por el titular de Transportes al cifrar en 4.000 millones de euros el coste que supondría para las arcas públicas el rescate de la vía, algo que él mismo consideró como “inasumible” para el Ejecutivo. Se trata del mismo argumento que en su momento dio el Gobierno popular de Mariano Rajoy.

Tras la luz verde a la moción, las reacciones en el Grupo Socialista no tardaron en surgir, al tildar de “teatro” la moción pactada entre BNG y PP, con la que, en su opinión, buscan “confundir” a la ciudadanía. En este sentido, Montserrat García Chavarría, diputada socialista gallega, criticó que ambas fuerzas políticas se unan ahora para exigir “todo lo contrario a lo que hicieron en el pasado respecto de la autopista”.

La diputada del PSOE consideró que nacionalistas y populares “se ponen de acuerdo sin importarles ni la legalidad de lo que proponen”, mientras que insistió en que los socialistas seguirán trabajando para lograr la transferencia y “abaratar aún más los peajes hasta conseguir su gratuidad”.

Por su parte, Rego tiró piedras contra los socialistas, antes de conocerse que finalmente se abstendrían, al asegurar que el texto “recoge fielmente el contenido del acuerdo unánime del Parlamento gallego”.

Así las cosas, la AP-9 cierra la semana siendo una de las grandes protagonistas del Congreso, tras haberse admitido a trámite la ley propuesta por unanimidad por los tres partidos con representación en el Parlamento con el propósito de transferir a la Xunta la titularidad de la autopista. Con la experiencia sobre la mesa, ahora lo que se espera es una negociación larga e intensa.