Las cuestiones “mejorables” de la atención en anticoncepción: de la formación profesional a la asistencia

Galicia destaca en la dispensación gratuita de la anticonceptiva de urgencia

Un estudio define la situación en España como “inequitativa”

Una mujer sujeta un blister de pastillas anticonceptivas

Una mujer sujeta un blister de pastillas anticonceptivas / Cedida

B.T.

La accesibilidad y la calidad en la atención de la anticoncepción es “heterogénea e inequitativa” en España. Al menos así lo refleja el último informe publicado por la Federación de Planificación Familiar (Sedra), un análisis de las deficiencias por comunidades en este ámbito, que define la situación de la comunidad gallega como “mejorable”.

Las notables diferencias entre autonomías dibujan un mapa desequilibrado en la atención a la salud sexual y reproductiva en los sistemas sanitarios públicos, con disparidades tanto en la gestión como en la provisión de servicios esenciales. La formación continuada a profesionales o los instrumentos de mejora de la práctica asistencial son algunos de los puntos concretos en los que en base al estudio, organizado en torno a ocho indicadores, Galicia debe trabajar para mejorar. 

Dentro del mapa, existen dos comunidades que resaltan por encima del resto. Aragón y La Rioja son las únicas que alcanzan un nivel “excelente” en la atención de la anticoncepción. Ambas autonomías actualizaron en los últimos años sus programas de organización en torno a este tipo de atención sanitaria, convirtiéndose según el análisis de Sedra en pioneras en accesibilidad y servicios a los pacientes

¿Cuál es la situación en el Sergas?

En la comunidad, los Centros de Orientación Familiar (COF), encuadrados dentro del segundo nivel asistencial, son los recursos centrales de los servicios específicos en esta materia. Entre sus objetivos está proporcionar una atención anticonceptiva de calidad, así como atender a las mujeres que demandan la interrupción voluntaria del embarazo. Si bien, el informe de Sedra puntualiza que “su existencia no es, en sí misma, un determinante de la calidad de la atención”.

En este punto, es fundamental la labor que desempeñan los profesionales. En este sentido, el estudio apunta directamente a “la ausencia de programas de formación amplios y adaptados” para los trabajadores del Servizo Galego de Saúde (Sergas). 

El análisis se muestra, además, especialmente crítico con los instrumentos de mejora de la práctica asistencial, que considera “muy mejorables”. Por ello, denuncia la ausencia de los mismos más allá de la Guía técnica del proceso de la anticoncepción, que fue elaborada en el año 2008.

Dispensación de tratamientos

En el otro lado de la balanza, Galicia destaca de forma positiva en algunos indicadores tales como la dispensación gratuita de la anticonceptiva de urgencia. Y es que aún existen, según contempla el informe, tres autonomías que actualmente no dispensan la píldora del día después en sus servicios sanitarios de urgencias. 

Asimismo, el territorio gallego saca también buena nota en lo que a eliminación de costes para todos los métodos anticonceptivos de larga duración, tales como el dispositivo intrauterino (DIU) o el implante subdérmico.