SAN XOÁN

El ritual de la queimada: la tradición gallega que purifica y protege en San Juan

Mientras el líquido arde se recita un conjuro o invocación para ahuyentar a los malos espíritus y atraer la buena suerte

La queimada se elabora con aguardiente de orujo, azúcar, café, corteza de limón y granos de café

La queimada se elabora con aguardiente de orujo, azúcar, café, corteza de limón y granos de café / ECG

La queimada, junto con su conjuroesconxuro, en gallego– es un acto simbólico de purificación y protección. Se cree que el fuego tiene el poder de ahuyentar a los malos espíritus y que la bebida en sí puede purificar el alma de quienes la beben. 

Recitar el conjuro y degustar la queimada es, junto con saltar la cacharela, comer sardinas o recoger las hierbas, uno de los rituales vinculados a la noche de San Juan. Este conjuro, que se recita mientras la queimada arde, tiene supuestamente el poder de ahuyentar a los malos espíritus y de atraer la buena suerte

El ritual de la queimada representa una fusión entre las antiguas tradiciones paganas celtas y las festividades cristianas. Está repleto de referencias a elementos sobrenaturales y místicos del folclore gallego. En el conjuro se mencionan criaturas como los mouchos (búhos), las coruxas (lechuzas), los sapos y las bruxas (brujas), todas ellas vinculadas a la magia y lo sobrenatural. Se pide protección contra el "mal de ojo" y, al concluir el conjuro, se dice que la bebida purificará a los presentes, liberándolos de los males de sus almas.

Durante la noche de San Juan, el 23 de junio, estas creencias se vuelven aún más significativas. El solsticio de verano está considerado un momento especial, en el que las barreras entre el mundo natural y el sobrenatural se desvanecen. El ritual de la queimada se realiza con la esperanza de aprovechar esta energía especial para la purificación, la protección y la buena fortuna. 

Entre otras actividades, en la Praza de Mazarelos habrá conjuro con degustación de queimada la noche de San Juan

Realizar el conjuro con degustación de queimada es uno de los rituales de la noche de San Juan / ECG

Ingredientes de la Queimada

  • Aguardiente de orujo: Un licor fuerte típico de Galicia.
  • Azúcar: Para endulzar la bebida.
  • Corteza de limón o naranja: Para añadir sabor.
  • Granos de café: A veces se incluyen por su aroma y para mejorar el sabor.

Preparación de la Queimada

  1. Colocación de los ingredientes: Se pone el aguardiente en una cazuela de barro, añadiendo azúcar y las cortezas de limón o naranja. Opcionalmente, se pueden añadir granos de café.
  2. Encendido del aguardiente: Con un cucharón de metal, se toma una pequeña cantidad de la mezcla y se le prende fuego. Luego se deja caer el líquido en llamas de nuevo en la cazuela, para que el fuego se extienda por toda la superficie del aguardiente.
  3. Remover: Se va removiendo la mezcla con el cucharón, levantándolo y dejando caer el líquido en llamas para que el azúcar se disuelva bien y la queimada adquiera un color azulado.

El conjuro de la queimada

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.

Demos, trasgos e diaños,

espritos das neboadas veigas.

Corvos, pintigas e meigas,

feitizos das menciñeiras.

Podres cañotas furadas,

fogar dos vermes e alimañas.

Lume das Santas Compañas,

mal de ollo, negros meigallos,

cheiro dos mortos, tronos e raios.

Ouveo do can, pregón da morte,

fuciño do sátiro e pé do coello.

Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.

Averno de Satán e Belcebú,

lume dos cadavres ardentes,

corpos mutilados dos indecentes,

peidos dos infernais cus,

muxido da mar embravecida.

Barriga inútil da muller solteira,

falar dos gatos que andan á xaneira,

guedella porca da cabra mal parida.

Con este fol levantarei

as chamas deste lume que asemella ao do Inferno,

e fuxirán as bruxas a cabalo das súas escobas,

índose bañar na praia das areas gordas.

¡Oíde, oíde! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no augardente quedando así purificadas.

E cando esta queimada baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa alma e de todo embruxamento.

Forzas do ar, terra, mar e lume, a vós fago esta chamada:

se é verdade que tendes máis poder que a humana xente,

eiquí e agora, facede cos espritos dos amigos que están fora,

participen con nós desta queimada.