Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
16:35
h

A Illa de Arousa candidata a entrar en el nivel máximo, Vilanova y Ribadavia en el alto

Vilagarcía y Cambados se debaten entre el medio o subir uno más

Nueva jornada de reunión del Comité Clínico con un mapa de incidencias que nada tiene que ver con el que se podía observar hasta hace una semana. Los puntos con elevada cantidad de casos salpicaban discretamente, por aquel entonces, el territorio gallego. Ahora, ya hay importantes focos de contagio que elevan el número de municipios con alta incidencia.

En concreto, los dos ayuntamientos que subieron a nivel alto la pasada semana: Carnota y Sarria, sufrieron una evolución muy diferente. Mientras que Carnota mejoró notablemente, pues aunque a catorce días registra una incidencia de 531 casos por cada cien mil habitantes a siete baja hasta solo 77; Sarria lo hizo más despacio, pasando de la IA de 510 a dos semanas vista a la de 277 a una. Todavía deberá mantenerse, por tanto, en nivel alto.

Con todo, no es ninguno de estos el municipio que registra mayor incidencia en la comunidad gallega. Lo es A Illa de Arousa, con 629 de IA a catorce días y 588 a siete. Y es que para sus menos de 5.000 habitantes acumula 31 infectados a dos semanas y 29 a una. Tiene todas las papeletas para pasar tras el Comité de este martes a restricciones máximas.

Y es que el área de Pontevedra se encuentra en una situación muy delicada. Contra lo que podía parecer cuando regresaron los estudiantes del ‘macrobrote’ de Mallorca, la ciudad de Pontevedra, con 188 casos por cada cien mil habitantes a 14 días y mejorando sus registros en la última semana, no es la más afectada. Los municipios en mayor riesgo de la zona son Vilanova de Arousa, con 369 de IA a dos semanas y 293 a una; Cambados, con 313 a catorce días y 226 a siete; y Vilagarcía de Arousa, con 243 a dos semanas vista y 200 a una. Vilanova pasaría, por tanto, a nivel alto, mientras que Cambados y Vilagarcía se debaten entre el alto y el medio. Habrá que esperar a la decisión de las autoridades sanitarias.

Sin salir de este distrito, hay otros ayuntamientos que, si bien a catorce días estarían en el nivel medio de restricciones, a siete mejoraron como para bajar al menor. Se trata de Poio, con 222 de incidencia a dos semanas, pero 117 a una; Caldas, con 153 de IA a 14 días y 123 a siete; y Redondela, con 192 a dos semanas y 109 a una.

También puede citarse el caso de otro ayuntamiento que, aisladamente, podría pasar a nivel alto: el municipio ourensano de Ribadavia, con 378 de incidencia acumulada a catorce días y 339 a siete.

Finalmente, incidir en que el área de A Coruña está empeorando notablemente. La expansión del virus por el área metropolitana de la ciudad es evidente. Así, Cambre registra 118 casos por cada cien mil habitantes a catorce días; Betanzos, 184); Culleredo, 148; A Laracha, 194; y Arteixo, 112.

Además, cabe tener en cuenta que si se observa el mapa de incidencias a primera vista, sin fijarse en los contagios por habitante, se puede ver que hay áreas muy preocupantes en Ourense y Lugo, pero un análisis pormenorizado de las mismas revela que no es realmente así, pues como estos ayuntamientos interiores tienen poco más de mil habitantes en su mayoría, solo tres casos pueden disparar la incidencia: Beariz (309), Melón (253), Cortegada (276), Arnoia (300), Cenlle (268), Piñor (255), Os Blanco (392), Entrimo (263), Montederramo (422) y Triacastela (468).

06 jul 2021 / 12:47
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.