Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 10 agosto 2022
21:54
h

Activada la situación dos por proximidad a las casas en un incendio que arrasa ya con 350 hectáreas en Caldas

En Boiro las llamas han avanzado rápidamente durante la noche y llevan ya calcinadas 250 hectáreas // En Verín no hay expansión, pero el fuego sigue activo

¿Cuándo lloverá? ¿Cuándo bajarán las temperaturas? Eso es algo que sin duda hoy toda Galicia se pregunta ante la ola de incendios que se está haciendo mayor con el paso de los días. Más allá de Ourense, las provincias de Pontevedra y A Coruña también se han visto sacudidas por importantes fuegos que está poniendo en jaque los bienes materiales de muchos vecinos, con un viento que no cesa y que no hace más que expandir las llamas.

Precisamente esas rachas son las que hicieron que en tan solo unas horas, desde la tarde del jueves, dos nuevos incendios se descontrolasen sobremanera hasta calcinar, entre ambos, 600 hectáreas.

El más preocupante es el que afecta a la parroquia de Saiar, en el municipio pontevedrés de Caldas de Reis, que ha acabado desde las siete de la tarde de ayer (cuando se declaró) con 350 hectáreas de terreno. Además, entraña un grave peligró por la proximidad del fuego al núcleo poblacional de Porteliña, por lo que se ha activado la situación dos de alerta. Trabajan en la zona para tratar de frenar la expansión de las llamas cuatro técnicos, seis agentes, treinta brigadas, 24 motobombas, cinco palas, dos unidades técnicas de apoyo, cuatro aviones y cuatro helicópteros.

Por otro lado, se encuentra el fuego que arrancó a las cuatro de la tarde del jueves en la aldea de Cures, en el ayuntamiento coruñés de Boiro, en la comarca de O Salnés, que arrasó ya con 250 hectáreas. El viento hace que el humo se desplace hacia Ribeira y resulta imposible contener las llamas, aunque tratan de lograrlo dos técnicos, 16 agentes, treinta brigadas, 19 motobombas, cuatro palas, siete aviones y seis helicópteros.

Más allá de estos dos incendios que nos preocupan sobremanera porque los vemos más cerca de nuestro entorno, cabe recordar que en Verín el sufrimiento aún no ha acabado. El incendio que se había iniciado en diez focos diferentes el pasado miércoles, sigue activo, aunque al menos durante la última jornada no ha aumentado la superficie quemada, que se mantiene en 600 hectáreas. Además, ya no hay peligro para los núcleos de población y según afirma la Consellería de Medio Rural evoluciona favorablemente hacia su estabilización gracias a la labor de nueve técnicos, treinta agentes, 65 brigadas, treinta motobombas, dos palas, una unidad técnica de apoyo, doce aviones, doce helicópteros y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

OURENSE: ESTABILIZADO EL INCENDIO DE A MEZQUITA Y CONTROLADOS LOS DE MACEDA Y CALVOS. El parte remitido esta mañana por la Consellería de Medio Rural presentaba tres importantes novedades en los fuegos ourensanos. Por un lado, el fuego que afecta a 150 hectáreas en la parroquia de O Pereiro, en el ayuntamiento de A Mezquita, logró estabilizarse a las nueve de la noche del jueves. En la zona siguen trabajando dos técnicos, quince agentes, 23 brigadas, doce motobombas, una pala, dos aviones y tres helicópteros.

Asimismo, las llamas que afectaban a otras 150 hectáreas en la aldea de Castro de Escuadro, en el municipio de Maceda, iniciadas en tres focos diferentes y simultáneos, quedaron controladas también alrededor de las nueve de la noche de ayer. Un técnico, catorce agentes, 41 brigadas, 21 motobombas, tres palas, tres aviones y siete helicópteros siguen desplazados en el lugar.

Y en la parroquia de Lobás, en el ayuntamiento de Calvos de Randín, el fuego que ha calcinado 50 hectáreas quedó controlado a las siete de la tarde del jueves, gracias a la labor de cinco agentes, catorce brigadas, ocho motobombas, una pala y dos aviones.

PONTEVEDRA: SIGUE ACTIVO EL FUEGO EN ARBO Y CONTROLADO EL DE PONTEAREAS. En la provincia de Pontevedra, más allá del preocupante incendio de Caldas, no hay que olvidarse tampoco de que sigue activo el incendio de la aldea de Barcela, en el municipio de Arbo, que había llegado a acercarse al polígono industrial, tras entrar desde Portugal, aunque ahora, tras calcinar 70 hectáreas, evoluciona favorablemente hacia su estabilización, sin afectación a las aldeas y fuera de la situación dos de alerta, como detalló Medio Rural. Un técnico, 16 agentes, 39 brigadas, 35 motobombas, dos palas, tres aviones, cuatro helicópteros y efectivos de la UME siguen en la zona.

Sin salir de Arbo, pero en la aldea de Mourentán, el otro fuego que asola este ayuntamiento se mantiene estabilizado, pero aún sin apagarse después de arrasar 400 hectáreas. Trabajan para lograr extinguirlo nueve técnicos, treinta agentes, 98 brigadas, 66 motobombas, cinco palas, un tractor, dos unidades técnicas de apoyo, doce aviones, diez helicópteros y efectivos de la UME.

Finalmente, en la parroquia de Padróns, en el ayuntamiento de Ponteareas, sigue controlado el fuego que arrasó con 20 hectáreas, contra el que luchan once agentes, 27 brigadas, 18 motobombas, una pala y un helicóptero.

05 ago 2022 / 09:24
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.