Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 01 diciembre 2020
14:51
h

Agentes encubiertos localizaron la coca de Ribadeo y ‘pillaron’ al clan de Gerardo Rial

Tras recibir alerta de los antidroga USA, guardiaciviles gallegos monitorizaron todos los pasos que iban dando los narcos arousanos// También detectaron reuniones en varios lugares con miembros del clan de los Balcanes

En esta operación se detuvo al propio Gerardo y a uno de sus lugartenientes, José Ángel Rodríguez Oubiña, junto a otros dos arousanos, G.T.S. y R.R.R., y dos ciudadanos serbios cuyas identidades responden a las iniciales P.P., de 36 años, y N.D., de 37, que según Guardia Civil y DEA formarían parte del denominado clan de los Balcanes, un grupo criminal formado por exmilitares que se dedican al tráfico de drogas, robos o trata de mujeres. Todos duermen desde el 31 de octubre en A Lama.

En el auto de ingreso en prisión dictado por la magistrada María Tardón, titular del juzgado de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional, además de adjudicar a Gerardo Rial Iglesias el liderazgo de la organización gallega hace constar que “a lo largo de la investigación documentar cómo ha dirigido el traslado y posterior recepción de una cantidad de cocaína de notoria importancia”, en referencia a los 560 kilos incautados en Ribadeo el 28 de octubre.

¿Cómo se produjo la operación? El grupo gallego estaba con la droga en un chalé y había pactado un intercambio con dos miembros del clan de los Balcanes. Una situación que estaba perfectamente controlada por los agentes del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) en Galicia y de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que llevaban varias semanas pendientes de este momento ya que, como refleja el auto judicial, “(habían sido sometidos) a seguimientos y vigilancias” estrictas que incluían los teléfonos monitorizados, por lo que en todo momento sabían su ubicación. Eso les permitió, por ejemplo, obtener testimonios gráficos de los “encuentros destinados a preparar la introducción de un importante cargamento de cocaína en territorio español”.

Pero hubo algo más y en ello jugaron un papel decisivo los miembros de la DEA en España. Se consiguió, según fuentes consultadas por este periódico, que un agente encubierto estuviera al tanto de todo el operativo lo que permitió que se ataran todos los cabos. El objetivo era tan claro que la propia DEA, en una forma de proceder que no suele ser habitual, participó activamente en el operativo final que se desarrolló en el chalé de Ribadeo. No quería que se repitieran los errores de operaciones anteriores en Galicia, especialmente la que permitió que todo el clan de los Santórum pudiera, en primera instancia, librarse de su relación con el alijo de 4 toneladas del Karar, o la fallida descarga del narcosubmarino, ambas activadas tras la alerta lanzada por los antidroga USA.

En una rotonda próxima al lugar donde estaba la droga, efectivos de la ECO y UCO junto con agentes del Grupo de Intervención Rápida (los GEOS de la Guardia Civil), abordaron a un BMW blanco en el que viajaban los dos ciudadanos serbios,de 36 y 37 años, quienes apenas pudieron reaccionar, aunque uno de ellos intentó oponer resistencia por lo que tuvo que ser reducido.

En el interior del chalé esperaban, confiados, los cuatro gallegos junto a los paquetes con la droga (algunos con el escudo del Manchester United como anagrama) y una grúa con un coche para desguazar en el que se habían habilitado las caletas necesarias para transportar la cocaína sin levantar sospechas en caso de que fuera detenido en un control. Labor de la que se iba a encargar Rodríguez Oubiña, socio en un conocido desguace de la comarca de O Salnés

Cuando entraron los agentes ni Gerardo ni sus acompañantes pudieron reaccionar. La operación había sido perfecta y todo se desarrolló de una forma muy limpia. Desde ese momento todos se preguntan quién les traicionó. Y todas las miradas se dirigen a la DEA.

‘Asalto’ a la casa de la madre

··· Los agentes de la UCO y ECO de la Guardia Civil que detuvieron a Gerardo Rial Iglesias acudieron a la vivienda de su madre en Arousa para efectuar un completo registro al sospechar que podía esconder allí más cocaína o documentación que pudiera ayudar en la investigación para, según las fuentes consultadas, tratar de involucrar en este alijo a uno de los hermanos del presunto líder, quien lleva varios años en el punto de mira de los agentes antidroga aunque, hasta la fecha, nada pudieron probarle. Se da la circunstancia de que ambos hermanos llevan tiempo sin dirigirse la palabra. El ‘limpio’ reprocha a Gerardo que siga con estos líos cuando sabe que están en el punto de mira.

VÍA JUDICIAL
HERMETISMO A LA ESPERA DE LOS RECURSOS

··· Luciano Prado, el abogado de Gerardo Rial Iglesias, confirmó que ya presentó recurso de Reforma y Apelación pidiendo la inmediata puesta en libertad de su cliente. Aunque este jueves pudo visitarlo en A Lama poco puede hacer ya que, al estar declarado el secreto sumarial, la jueza Tardón eliminó en su auto cualquier referencia a la operación que pudiera justificar la decisión tan drástica de ingreso sin fianza aunque comunicada. “No sabemos nada de nada”, reconoció Luciano Prado, que está a la espera de una respuesta en la que sí habrá de explicar las pruebas o indicios que pudieran existir contra los apresados. El letrado sí que se quejó del trato que se le dispensó y de que “hubieran registrado sin el más mínimo cuidado” las pertenencias que allí encontraron. Las imágenes del vídeo que se puede ver en www.elcorreogallego.es hablan por sí solas.

Sobre los dos serbios del clan de los Balcanes decir que a uno de ellos le representa un abogado llegado desde Ma-drid y al segundo el conocido penalista coruñés Manuel Ferriero. Es decir, nada de defensores de oficio... tienen respaldo legal de primera para salir del atolladero.

¿Por qué participó la DEA de forma tan activa y visible en la operación Dinastía?

Santiago. No es nada normal que los agentes de la agencia norteamericana DEA (Drug Enforcement Administration) participen de forma tan visible en una operación como la que se desarrolló el pasado día 28 de octubre en Ribadeo. Máxime cuando solo se localizan 560 kilos de cocaína y los detenidos son personajes de segunda fila por más que en las notas oficiales se pretenda presentar a Gerardo Rial Iglesias en “la cúspide de una estructura delictiva asentada en la provincia de Pontevedra, cuya principal actividad es el tráfico de drogas a gran escala”.

Por eso se filtró su pertenencia a una presunta organización que lleva el apodo familiar y que está en el punto de mira desde hace varios años. Ni siquiera una hipotética detención del hermano de Gerardo justificaría la presencia de los agentes que en España lidera Daniel Saavedra, el agregado de la DEA en la embajada de Estados Unidos en Madrid.

Desde hace 30 años los agentes norteamericanos (casi todos de origen latino) realizan una incuestionable labor en la lucha contra el narcotráfico... aunque los jueces de la Audiencia Nacional le pararon los pies en varias ocasiones, alguna bien reciente, por su métodos poco ortodoxos. Se puede decir que la mayor parte de los grandes alijos incautados en nuestras costas o con destino a ellas, se inician gracias a las investigaciones que parten de la Oficina de Inteligencia de la DEA en Virginia y los agentes destinados en Colombia.

Por si fuera poco, Estados Unidos tiene desplegadas unidades navales militares en el Caribe, a las órdenes de los expertos de la agencia antidroga, que controlan el tránsito de todos los buques que parten de puertos o zonas conflictivas con destino a Europa.

El narcosubmarino de Aldán, las cuatro toneladas del Karar... por citar las más recientes son éxitos compartidos con la DEA, como pudo demostrar EL CORREO tras acceder a documentos oficiales que la propia agencia enviaba a las autoridades judiciales y policiales españolas.

Pero había descontento entre los agentes USA destinados en nuestro país por las continuas filtraciones que se producían en operaciones en las que intervenían algunos miembros de las fuerzas de seguridad, como publicó en su día este periódico.

Por eso fuentes policiales y judiciales consultadas, al ver el despliegue con vídeo incluido en el caso Dinastía, sospechan que “algo pasó para que el trabajo fuera con la Guardia Civil y no con la Policía” y por ello “al salir en las imágenes pretendían mandar algún mensaje”. Pero también hay quienes se inclinan por pensar que esta operación “es una entrega absolutamente controlada”. “Yo estoy seguro”, añade otro. Todos coinciden en que, por el modus operandi, algún agente encubierto lanzó el anzuelo y en él picó Gerardo Rial y sus hombres. A.P.F.

Aislado uno de los serbios

··· P.P., de 36 años, y N.D., de 37, los dos serbios detenidos en esta operación, cuentan con antecedentes y están considerados como peligrosos. su detención no fue nada fácil ya que “son dos individuos bravos, muy bravos”, según fuentes próximas a la investigación. Tan bravos y curtidos están que uno de ellos, en los apenas diez días que llevan en A Lama, fue ingresado en un módulo de aislamiento al enfrentarse a los funcionarios.

21 nov 2020 / 23:55
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito