Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 31 enero 2023
13:47
h
El ‘Balueiro Segundo’, palangrero de A Guarda perteneciente a Orpagu, es el primer pesquero del mundo en navegar con tecnología de propulsión asistida por viento... si los fenicios levantasen la cabeza aplaudirían esta vuelva a los orígenes TEXTO J. Calviño

Ahorro e innovación en el mar con viejas conocidas: las velas

Recientemente fue noticia que el megayate de lujo A, propiedad del magnate Andrey Melnichenko, surcaba la ría de Vigo. Un velero espectacular, el más grande del mundo en manos privadas, prueba de que innovación, belleza y ahorro de energía van cada vez más de la mano.

También la Organización de Palangreros de A Guarda, la más importante del sector en Europa, quiso marcar la diferencia con una apuesta en este ámbito. Con el cuidado al medio ambiente y la sostenibilidad por bandera, la vela rígida que luce ahora majestuosa en el Balueiro Segundo, estos días en aguas de Panamá, es el fruto de un trabajo de tres años. Un proyecto pionero a nivel mundial que lideró Orpagu y bound4blue, y en el que también participaron la viguesa de ingeniería naval Insenaval o la noruega Kyma, empresa líder en monitorización de la eficiencia de buques mercantes responsable de medir y validar el ahorro de combustible y emisiones durante los próximos meses de pruebas en el Océano Pacífico.

La vela rígida del Balueiro Segundo ha experimentado algunas modificaciones tras un primer prototipo más alto y flexible, pero menos adecuado para un palangrero. Ahora tiene 12 metros de altura y dispone de un sistema de control autónomo, por lo que no requiere de tripulación adicional para manejarla.

Todo el proceso de ensamblaje de la vela en el pesquero ha sido grabado hasta el más mínimo detalle, conscientes todos los protagonistas del hito que supone esta iniciativa. Un operativo que comenzó hace casi un mes con el traslado por mar de la vela rígida que salió de Vigo y recorrió 4.200 millas náuticas para llegar a su destino: el barco de Orpagu en el Pacífico.

Realizadas ya las últimas pruebas de control y superada también la de estabilidad, los palangreros guardeses se lanzarán de inmediato a la primera travesía. Un viaje que convertirá al Balueiro Segundo en el primer pesquero del mundo en llevar esta tecnología de propulsión auxiliar y, a su vez, el primer barco en tener instalado el eSAIL de bound4blue. Un sistema propio de la empresa cántabra que utiliza el viento para propulsar el buque, reduciendo de esta forma el consumo de combustible y, por tanto, la huella de carbono, es decir, las emisiones contaminantes liberadas al medio ambiente. Precisamente, la noruega Kyma se encargará de validar el ahorro de combustible, que todo apunta a que estará en torno al 30 %.

Aunque novedosos, el sistema eSAIL cuenta con todas las garantías de seguridad y fiabilidad que le otorgan la aprobación de Bureau Veritas y la Dirección General de la Marina Mercante española. Es una tecnología ligera, compacta y con bajos costes de mantenimiento instalable tanto en barcos existentes como de nueva construcción.

Para la Orpagu la nueva singladura que emprende de la mano del Balueiro Segundo está totalmente en línea con lo que lleva defendiendo desde hace muchos años: sostenibilidad y cuidado del entorno, reduciendo el impacto de la actividad que realizan en el mar. El camino no ha estado exento de dificultad pero, desde Orpagu, aplicaron la misma filosofía que los impulsó a poner en marcha el proyecto: navegar a favor de viento.

La asociación de palangreros está convencida de que “la tecnología tiene y debe tener un carácter humano y natural. Es absurdo y poco eficiente desde todos los ámbitos, incluido el económico, medirse en duelo con la naturaleza en pos de un avance tecnológico desnaturalizado. Es conveniente desandar esos caminos erróneos y encontrar la manera de convivir. Este proyecto no deja de seguir los pasos de las gentes de A Guarda y de tantos puertos pesqueros que aprendieron a aprovechar las bondades de una naturaleza generosa para lograr beneficios económicamente vitales. La vela rígida se entronca, en este sentido, con las embarcaciones tradicionales y vive del viento que aquí movió a los muiños (molinos) de A Guía, de Abaixo o Da Cruzada”, destaca la directora gerente de la organización, Juana Parada.

Por su parte, José Miguel Bermúdez, CEO y cofundador de bound4blue, también es conciente de que están haciendo historia, al tiempo que ya piensa en el futuro: “La instalación en el Balueiro Segundo representa un hito para la compañía, como primer paso hacia futuras instalaciones en barcos de mayores dimensiones y diferentes segmentos, como buques tanque, graneleros, Ro-Ro o buques de carga general. Nuestro sistema es totalmente escalable y ya contamos con una versión de 17 metros de altura en fabricación, totalmente abatible, que se instalará en un buque de carga general tras el verano de este año.”

Aceleradora de la Pesca en 2018

La navegación que realizará el Balueiro Segundo con su nuevo porte comenzó en 2018 con un encuentro entre Orpagu y bound4blue propiciado por la Aceleradora de la Pesca de Kaleido, que nacía ese mismo año en Vigo. Los responsables de Fishing Accelerator pusieron en contacto a los representantes de ambas sociedades y fue en ese momento cuando se gestó el milagro que hoy tiene forma de una vela rígida de 12 metros y un sistema inédito para los barcos de pesca.

Esto sólo ha sido posible gracias a la visión y la audacia de un grupo de personas y el apoyo económico de varias administraciones. Los trabajos de bound4blue contaron con la cofinanciación de la Unión Europea, a través del proyecto Aspiring Wingsails. Mientras que en el caso de Orpagu, recibió la ayuda del Fondo Europeo y Marítimo de la Pesca y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los protagonistas del proyecto
Productiva singladura de los palangreros de A Guarda, bound4blue y Kyma
Image

Orpagu

La Organización de Palangreros Guardeses se constituyó un 15 de marzo de 1996 con el fin de regular, desarrollar y fomentar la actividad de pesca de buques palangreros, tanto frescos como congelados, y defender los intereses de los miembros de la organización, pudiendo adoptar las medidas necesarias para garantizar el ejercicio racional de la pesca y mejorar las condiciones de venta de la producción de sus miembros.

En esta localidad, de clara tradición pesquera, un conjunto de pescadores emprendedores, decidieron invertir y enfocar su futuro palangre de superficie, construyendo o adquiriendo buques que le posibilitaran desarrollar esta actividad, y al mismo tiempo generar riqueza en esta pequeña localidad.

Hoy, Orpagu está conformada por la flota más representativa de Europa en la modalidad del palangre de superficie, constituida por 37 buques que trabajan en todos los mares, con unidades pesqueras en el Océano Pacífico, Índico, Atlántico Norte y Atlántico Sur. El tipo de pesca que desarrollan los buques pertenecientes a esta organización corresponde a la modalidad del palangre de superficie de altura y de gran altura, dirigiendo su pesquería fundamentalmente al pez espada y especies afines.

bound4blue

bound4blue es una empresa de ingeniería española que desarrolla sistemas automatizados de propulsión asistida por viento como una solución llave en mano para todos los armadores y navieras que buscan reducir el coste de combustible y las emisiones contaminantes. El sistema eSAIL™ de bound4blue es una solución óptima para el ahorro de combustible y emisiones, con bajo coste, bajo mantenimiento, fácil instalación a bordo y totalmente automatizada.

La compañía, fundada en 2014 con una vocación claramente volcada al sector de las energías renovables en el ámbito marítimo, cuenta hoy en día con su sede en Cantabria, y con oficinas en Barcelona y Singapur. Durante este 2021, la compañía instalará su sistema eSAIL™ en dos buques adicionales, y está también trabajando con otros armadores para extender el sistema en sus flotas más allá de 2021.

Sobre Kyma

Kyma AS es una compañía reputada y líder en el desarrollo y fabricación de medidores de par y sistemas de monitorización para buques. La compañía comenzó su actividad en 1965, pero es el 1 de enero de 1995 cuando Kyma AS es creada como una compañía independiente.

Originalmente, la empresa tenía como objetivo proveer de asistencia especializada en el análisis de las plantas de energéticas y sistemas de control a bordo de los buques. La gran experiencia adquirida durante los primeros años hizo posible desarrollar sistemas de análisis de eficiencia operacional de plantas de vapor y motores diésel. A lo largo de los años, varios productos dentro del área de monitorización de la eficiencia de buques han sido desarrollados e instalados por Kyma a nivel mundial, teniendo actualmente más de 7.000 sistemas de monitorización instalados en buques en servicio dentro de todos los segmentos del transporte marítimo.

Los productos de Kyma AS representan la tecnología más innovadora, teniendo siempre presente la necesidad de ejecutar continuos controles de calidad para llevar a cabo la producción y desarrollo de los sistemas de la manera más eficiente. Kyma AS tiene empleados altamente cualificados en todos los departamentos, y sus oficinas e instalaciones de producción se encuentran en Bergen, Noruega.

07 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.