Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 05 diciembre 2021
01:40
h

Alcoa pasa palabra y pide al Gobierno y la SEPI que elijan entre los aspirantes

La empresa señala que todas las ofertas piden que se impliquen // Conde destaca que el Ejecutivo debe dar “un paso definitivo”

De rocambolesca se puede definir la actual situación de la producción de aluminio primario en Galicia, y por extensión, España, dado que es A Mariña lucense el único lugar donde se fabrica. Fundiciones hay muchas, que lo reciclan y reutilizan, dada su capacidad de volver infinitas veces; pero que lo hagan de cero sólo queda San Cibrao, Cervo.

El propietario de la planta gallega enviaba una carta a su plantilla y un comunicado a los medios de comunicación este martes, día de reunión de la mesa multilateral por el futuro de estas instalaciones, donde Alcoa afirma que “compete” ahora a la sociedad estatal de participaciones industriales (SEPI) “seleccionar el o los candidatos con los que iniciar negociaciones” para la compraventa de la planta lucense de Cervo.

El Ministerio de Industria y la SEPI, según apunta la multinacional estadounidense, han recibido el informe de los avances del proceso de venta de la planta de aluminio de San Cibrao, “incluidas propuestas de los candidatos a adquirir la planta”.

El grupo aluminero señala que ha informado también a los participantes de la mesa multilateral (Gobierno central y Xunta, sindicatos y representantes de los trabajadores). Respecto a las propuestas, destaca que “varias aceptan el acuerdo de intenciones tal y como Alcoa ha propuesto o con mínimos cambios”, que dicho acuerdo es “muy similar” al ofrecido por la compañía ya en septiembre del año pasado y que “todas las propuestas indican que el apoyo de las administraciones es imprescindible”, en la forma de “un marco competitivo de precios de energía garantizado, financiación y/o garantías”.

De este modo, la empresa se manifiesta “en disposición de firmar el acuerdo de intenciones propuesto con SEPI”, una vez que esta entidad “cuenta ya con ofertas que puede analizar y negociar directamente con los candidatos”. Para continuar el proceso, asegura, “compete a SEPI seleccionar el o los candidatos con los que iniciar negociaciones y evaluar si acepta o propone cambios en los términos del acuerdo de intenciones con el que SEPI compraría la planta a Alcoa”.

Así las cosas, Alcoa considera que el Gobierno de España, a través de la SEPI, “debe asumir una participación directa en dicha venta y en el futuro de la misma, puesto que en la situación que atraviesa la planta hay un vínculo directo que relaciona competitividad del marco energético con la viabilidad de la fábrica”. “La venta a SEPI proporcionará además a los trabajadores una mayor seguridad de que la venta cuenta con el respaldo del Gobierno de España”, inciden desde Alcoa.

Prueba de que son la solución (y no el problema). El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, aseguraba que ahora el Gobierno de España tiene “la oportunidad de dar un paso definitivo” para solventar la situación de Alcoa y “demostrar que realmente va a desarrollar un papel activo en la búsqueda de una solución real”.

En ese sentido, afirmó que “el futuro depende de la decisión del Gobierno central sobre su implicación en el proceso de venta” de la fábrica de aluminio primario, para garantizar que la operación se lleve a cabo, tal y como piden los trabajadores.

Por otra parte, debe “clarificar” cuál va a ser su respuesta en relación con el marco energético, concretamente “desde el punto de vista del precio de la energía”, dado que el estatuto que iba a regular la situación de los consumidores electrointensivos “ha fracasado”.

En este momento, recordó, el “precio de la energía duplica el de nuestros competidores”, de modo que cualquier empresa interesada en la compra de la fábrica querrá conocer con “qué medidas” va a garantizar el Gobierno “un precio competitivo”.

Madera y aeronáutica. Conde visitó en la mañana del martes en Gondomar las instalaciones de Maderas Pérez Giménez, empresa familiar de la que destacó su internacionalización y su esfuerzo por usar tecnologías que den valor añadido a sus productos y luchar por generar cero residuos. Allí destacó que la Xunta promueve estas acciones de innovación y formación con 40 millones de euros, beneficiando a 165 empresas, 10 asociaciones y a unos 1.500 profesionales.

También se acercó en Vigo a la sede de Centum, empresa que participó en el sistema de geolocalización Lifeseeker, primer producto aeronáutico desarrollado en Galicia con certificado de la Agencia Europea de Seguridad Aérea. Allí recordó que el Polo Aeroespacial de Galicia contará con 70 millones, que pueden ser 540 si el Gobierno avala esta candidatura a los fondos Next Generation.

06 jul 2021 / 18:15
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.