Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 21 enero 2022
16:54
h

Alerta antiokupas de los administradores de fincas de Galicia

Instan a un cambio normativo que impida que se sigan produciendo asaltos a las viviendas

A raíz de los altercados que se vienen produciendo en los últimos días el barrio de Os Mallos en A Coruña y en otras zonas de Galicia, el Colegio de Administradores de Fincas quiso recordar en un comunicado que la impunidad es uno de los factores que alienta las okupaciones y que, mientras no se cambie la ley, “será difícil impedir que se produzcan asaltos a viviendas”.

El Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Galicia (Coafga), que aglutina a casi 600 profesionales de la comunidad, señaló además que la reducción de los desahucios en este tercer trimestre con respecto a ejercicios previos a la aparición de la pandemia, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se debe posiblemente a que la normativa actual impide desalojar a las personas vulnerables hasta febrero de 2022, aunque no paguen el arrendamiento, es decir, “está blindando a los okupantes si estos accedieron a la vivienda sin violencia”, señalan desde la corporación.

Coafga también informa de que propietarios y arrendadores con pisos vacíos están muy preocupados ante el incremento en Galicia de la okupación, un fenómeno que está generando mucha inseguridad además de un efecto disuasorio para aquellos quieren poner sus inmuebles en el mercado de alquiler.

“Ahora los propietarios tienen miedo y antes de arrendar su vivienda lo piensan mucho porque no hay seguridad jurídica ni una normativa que los proteja”, indica Carmela Lavandeira, vicepresidenta del Coafga.

Desde la entidad colegial también alertan de la profesionalización de este fenómeno con perfiles como el de «llamadores de okupas», mafias que buscan viviendas para que okupen terceros a cambio de dinero, y «subarrendatarios» de los okupas, conocedores o no de esta situación, que pagan una renta a los okupas e incluso tienen un contrato de alquiler”, agregan desde la corporación.

Asimismo, informan de una práctica que va en aumento: los arrendatarios morosos que, tras ser desahuciados y desalojados, vuelven a los pisos y se convierten en okupas, por eso los Administradores de Fincas colegiados recomiendan que se adopten medidas para evitarlo, recordando que “es mejor prevenir la okupación, que tener que luchar contra ella”.

Qué hacer en caso de okupación. En el Coafga advierten que si se detecta o sospecha que en alguna de las viviendas de su edificio se ha introducido gente desconocida es preciso ser prudente y no intentar hacer nada por cuenta propia y mucho menos enfrentarse a los okupas. Al contrario, es aconsejable avisar de inmediato a los propietarios de la casa y llamar cuanto antes a la Policía Nacional (091) para que procedan al desalojo.

En viviendas y locales vacíos, es imprescindible adoptar medidas de seguridad como la colocación de puertas blindadas o de alta seguridad, tapiado de zonas vulnerables, e instalación de verjas y alarmas. Si se tarda en volver a casa, es preciso programar limpiezas periódicas de ventanas y retirada de correo almacenado, para que no parezca que la vivienda está vacía.

Los AF gallegos también recomiendan la instalación de dispositivos para programar el encendido de luces a determinadas horas, con el objetivo de simular que hay gente en casa. Asimismo, recuerdan que es fundamental no dejar persianas bajadas durante mucho tiempo ni poner carteles que indiquen que la propiedad está vacía.

04 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito