Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 febrero 2023
00:59
h

Algo más de 120 profesores se jubilarán en la USC en tres años

La edad media del personal de la Universidade de Santiago es de 55 años // Los tiempos más duros de la crisis económica dejaron en ‘números rojos’ la plantilla

Las estrecheces por las que tuvieron que pasar las universidades españolas en los años más duros de la crisis económica, en los que el Gobierno no permitió reponer el número de profesores que causaban baja, siendo en ocasiones menos de la mitad, colean todavía en las instituciones académicas, que quedaron en números rojos de docentes.

La Universidade de Santiago de Compostela (USC) se vio obligada también a apretarse el cinturón y a este adelgazamiento de personal se le une ahora otro grave problema, el del envejecimiento de su plantilla, con una edad media muy alta: 55 años.

Es una de las principales preocupaciones del actual equipo de gobierno de la USC desde que tomó posesión y que en marzo de 2019 aprobó el plan plurianual 2019-2022 sobre esta materia.

Y es que las previsiones de jubilación de la institución académica cinco veces centenaria son de unas 126 personas en tres años, del 2021 al 2023. Los cálculos están hechos sobre los docentes que llegan a su edad de retiro forzoso, a los que habría que añadir las bajas voluntarias, fallecimientos o excedencias.

Así, de las 126 jubilaciones que en principio se darán de aquí a tres años, 37 corresponden a 2021, 45 a 2022 y 44 a 2023. En cuanto a categorías, la de catedráticos es la más numerosa –lógico si se tiene en cuenta que suelen ser los de más edad– ya que alcanzan los 69 en el trienio, seguida de los profesores titulares, calculados en 49, y mucho más reducida en los niveles de catedrático de Escuela Universitaria (1), titular de Escuela Universitaria (3) y asimilado a titular de EU (4).

El propio rector de la USC, Antonio López, en enero de 2019, en su discurso con motivo del acto académico por la celebración de Santo Tomás de Aquino, avanzó la presentación de un plan de personal para recuperar el talento perdido, garantizar la proyección del personal que vio interrumpida su carrera por la crisis y renovar y reforzar la plantilla con nuevas plazas. “No va a ser sencillo”, dijo.

ALARMA EN ESPAÑA Pero la USC no es la única que tiene este problema, sino que se extiende a todo el Estado. La edad media de los profesores de las universidades públicas es de 54 años. Los datos indican que entre 2016 y 2023 se van a perder 16.200 docentes. Casi 5.500 de ellos catedráticos y alrededor de 6.300 profesores titulares. El resto hasta llegar a los más de 16.000 lo completan docentes sustitutos, asociados, visitantes o contratados doctores.

Uno de los problemas que trae esta situación es que la investigación se puede ver afectada, ya que las personas de más edad, con más categoría y experiencia, suelen ser los responsables de los grupos, los que más convocatorias de proyectos reciben y los que tienen líneas de investigación más importantes. La USC dispone de jóvenes reconocidos para el relevo generacional, aunque es evidente que no querrá desprenderse de los científicos de más edad reconocidos a nivel mundial.

plan plurianual
previsión para 2021

··· El Consello de Goberno de la USC en su reunión del 25 de febrero de este mismo año aprobó un conjunto de actuaciones en materia de Personal Docente e Investigador (PDI) para acometer en 2021, según las previsiones del Plan plurianual de profesorado 2019-2022.

··· En el marco de estas acciones y para hacer frente a las jubilaciones que se producirán este año, la USC anunció la creación de 50 plazas de profesorado ayudante doctor. Además, prevé la creación de doce plazas de profesorado contratado doctor para posibilitar la promoción de profesorado contratado temporal que finaliza sus contratos.

··· Además, y para facilitar la promoción de profesorado acreditado, se dota con un total de 64 plazas de profesorado titular y 35 de catedráticos a estos cuerpos docentes.

··· El Consello dio luz verde también a la convocatoria de plazas de profesorado no permanente incluido en el plan.

Medicina, un caso especial que lleva años sufriendo la sangría
Mientras el Gobierno central no permitía la renovación de plantillas, coincidieron más retiros

Santiago. La falta de reposición de docentes en los peores años de la crisis económica se dejó notar mucho más en Medicina. Con un cuadro de profesores maduro, coincidieron más jubilaciones en el peor momento, cuando desde el Gobierno no se permitía renovar plantilla.

El vicerrector de Profesorado, Ernesto González, dio la voz de alarma a principios de 2019 al hablar de un problema “preocupante” único en esta facultad. Se trata de las llamadas plazas vinculadas –las de profesores de Medicina con actividad asistencial en sanidad–, una cuestión razonable porque se supone que para que un docente que imparte disciplinas clínicas sea buen profesor tiene que tener la práctica de ver pacientes. Muchos de esos profesores que se jubilaron tenían plazas vinculadas. González aseguró que se había firmado un convenio con el Sergas para dotar cada año cuatro plazas de vinculado.

El problema de los docentes de Medicina es que su edad media es más alta que la de la universidad en su conjunto y los propios decanos alertan, tal y como reflejó este martes El País, de que en cinco años se jubilará la mitad de los médicos que enseñan. De hecho, el Ministerio de Universidades, junto con la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) busca medidas de choque para arreglar un problema que se ve agravado por la falta de incentivos para dar clases y la dificultad para que los médicos se acrediten como docentes.

Y es que el departamento de Manuel Castells prevé que el 53,5 % del profesorado permanente podrá jubilarse en diez años. Aunque en algunas disciplinas hay relevo suficiente, en el campo de la Medicina parece que la jubilación va más rápido por la edad de los titulares. Se calcula que en solo cinco años se retirarán el 43 % de los docentes, promedio que se eleva hasta más de la mitad en el caso de los profesores vinculados.

Problema también en sanidad El problema del envejecimiento en Galicia no solo tiene efectos en la docencia, sino que también se sufre en la sanidad, donde determinadas especialidades no tienen galenos suficientes, como medicina de familia o pediatría. R. RÍOS

13 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.