Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 10 agosto 2022
21:05
h

Boiro se dispara hasta las 350 hectáreas y Caldas crece hasta las 450

Lejos de retroceder, los incendios que asolan la ría de Arousa por ambos lados siguen creciendo. Las fuertes rachas de viento que se registran este viernes en la costa gallega hacen que no sea fácil para los efectivos de extinción controlar el fuego, que sigue arrasando hectáreas y hectáreas de los montes.

En concreto, el incendio declarado ayer por la noche en la parroquia de Saiar, en el mucipio pontevedrés de Caldas de Reis, creció a lo largo de la mañana de este viernes en cien hectáreas, disparándose ya hasta las 450 y manteniendo activa la situación dos como medida preventiva por cercanía a núcleos de población de Vilagarcía. Seis técnicos, nueve agentes, 38 brigadas, 31 motobombas, cinco palas, dos unidades técnicas de apoyo, seis aviones, diez helicópteros y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), siguen luchando contra viento y marea.

Por otro lado, el fuego declarado en la tarde de ayer en la aldea de Cures, en el ayuntamiento coruñés de Boiro, también avanzó durante la mañana de este viernes fuera de control, sumándose este mediodía otras cien hectáreas de terreno calcinadas, siendo ya un total de 350. Dos técnicos, dieciocho agentes, 32 brigadas, 23 motobombas, cuatro palas, una unidad técnica de apoyo, siete aviones y siete helicópteros tratan de poner coto a las llamas, aunque sin éxito por el momento.

05 ago 2022 / 14:37
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.