Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 23 enero 2021
01:00
h

Calvos sigue marcando la mínima en Galicia: -11,2º

El jueves volverán leves lluvias que alivian las heladas al norte y el lunes al resto del territorio

Tendremos que seguir combatiendo el frío en Galicia en los próximos días. Hoy volverá a haber un clima generalizado soleado. El jueves por la tarde aparecerán tímidas lluvias por el norte de la comunidad gallega, lo mismo que sucederá el domingo, pero no es previsible que se extiendan a todo el territorio hasta el próximo lunes. Esas precipitaciones son importantes para disolver las heladas existentes en el suelo.

Mientras, Calvos de Randín sigue marcando la tónica de la temperatura más baja de la autonomía, al registrase este martes -11,2º a las 8.50 horas, y, en ese ranquin, también en Verín hubo -9,1º, en Baltar -7,9º, y se suma Sarria con -6,8º, por delante de Xinzo de Limia con -6,6º. Son todos territorios por debajo de los 900 metros de altitud en los que el frío ahora es producto de las heladas. Así en las montañas, aunque se producen temperaturas frías, son menores. Ayer, en O Invernadeiro (Vilariño de Conso), se llegó a los 6,2º negativos; en A Canda (A Mezquita), a los 5,3º bajo cero. En A Veiga hubo 4,0º negativos, y tanto San Xoán de Río (Ourense) como en Pedrafita do Cebreiro se marcaron -3,0º.

Esta situación conciencia a los conductores al volante, lo que se traduce en menores incidencias de tráfico. Entre los dos últimos anocheceres se registraron 44, según la web de Emerxencias 112.

Para este miércoles, el pronóstico sigue siendo de heladas, en general débiles, en el interior de Galicia que se pueden extender puntualmente a zonas del litoral, con mínimas que pueden alcanzar los -4º en el interior de Lugo y los -2º incluso en las Rías Baixas.

Según la Aemet el cielo estará poco nuboso, excepto en el interior de la mitad norte donde, al principio, habrá intervalos de nubes bajas, brumas y nieblas. Las temperaturas mínimas irán en aumento en Orense y sureste de Lugo y con pocos cambios en el resto, y el viento será flojo.

DEL TREN AL AUTOBÚS. Una consecuencia del reciente temporal la están padeciendo los viajeros que toman los trenes de Madrid hacia Galicia. Sus rodales desplazables se congelan de tal forma que en el cambiador de anchos de Lobeznos, en Pedralba de la Pradería, comarca zamorana de Sanabria, se atascan, pese a que en el foso anticongelación se los rocía con agua hirviendo a presión.

Incluso aplicando rociadores portátiles adicionales se tarda unas dos horas para que el tren efectúe un paso que dura menos de un minuto. Así los pasajeros del vespertino que salió de Chamartín y tenía que llegar este último lunes a las 23.35 horas a Pontevedra lo hizo con casi seis horas de retraso.

Como ese no fue el único tren afectado, anoche Renfe Operadora decidió que el último tren del día desde Madrid finalizará su viaje en Zamora y ahí transbordó a los pasajeros en autobuses a sus destinos. Hoy lo hará en sentido inverso en el primer tren de la mañana desde Galicia.

12 ene 2021 / 23:25
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.