Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 19 agosto 2022
00:02
h

Casi un suicidio al día en la comunidad durante el año 2020

Fueron 307, 220 hombres y 87 mujeres // Galicia es la segunda con la tasa más alta, mayor que la media española y la europea // Feafes recalca que es posible la prevención

Uno de los problemas más graves de salud pública a nivel mundial es el suicidio, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), indicando que debe ser atendido de forma prioritaria, más aún ahora en el contexto de crisis sanitaria, económica y social que se vive a causa de la pandemia del covid. En Galicia este es un problema de primer orden, ya que la comunidad es la segunda con mayor tasa de suicidios de España, superando con creces las cifras de la media estatal y europea.

En el mundo se suicida una persona cada 40 segundos, y en España es la principal causa externa de mortalidad. En Galicia el año pasado se suicidaron un total de 307 personas, de las que 220 eran hombres y 87, mujeres. Con una tasa de 13,11 suicidios por cada 100.000 habitantes, frente al 7,79% nacional y el 11,93% europeo, según la Memoria 2020 del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga).

La gallega es la segunda comunidad autónoma con mayor tasa de suicidios, tras Asturias, y la quinta en número absoluto, tras Andalucía, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid, comunidades con una población mucho mayor que la de Galicia, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del año 2019.

Tal y como indica el Imelga, en 2020 hubo 11 suicidios menos en Galicia que en el año anterior, pero estas siguen siendo cifras muy elevadas, triplicando las muertes por accidente de tráfico en la comunidad, que se sitúan en 104.

En términos absolutos, A Coruña es la provincia que más suicidios registra (135), seguida de Pontevedra (98), Lugo (43) y Ourense (31). En términos relativos –en tasa: número por cada 100.000 habitantes – también está en cabeza A Coruña (17,16 suicidios por cada 100.000 habitantes), seguida de Lugo (12,47), Pontevedra (10,72) y Ourense (10,02).

día mundial para la prevención El 10 de septiembre, es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, por lo que Salud Mental Feafes Galicia quiere reivindicar un abordaje transversal del suicidio para mitigar sus efectos, siendo preciso trabajar en la prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y continuidad de cuidados de los problemas de salud mental, así como en la visibilización de esta realidad que está tan oculta en la sociedad.

EL 34,6 % DE LAS MUERTES VIOLENTAS Según la memoria del Imelga, si se analizan los 307 suicidios registrados el año pasado en Galicia por áreas sanitarias, se observa que 57 fueron en la de A Coruña, 15 en Ferrol, 43 en Lugo, 31 en Ourense, 32 en Pontevedra, 63 en Santiago y 66 en la de Vigo. Además, indica que del total de muertes violentas, el 34,6 % fueron suicidios, el 63,9 % muertes accidentales –accidentes de tráfico, laborales y fortuitos–, y el 1,96 %, homicidios.

De todas formas, en su memoria recuerda que el número de suicidios no está cerrado ya que “la intencionalidad en ocasiones es prácticamente imposible de establecer y existen casos concretos de intoxicaciones en los que la frontera entre suicidio y accidente es poco clara”.

Asimismo, indica que los 307 casos en 2020 representan un descenso desde los 318 de 2019 y es el segundo mejor registro desde el año 2012. Así, si en 2012 fueron 364, subió a 394 en 2014 (ejercicio con mayores cifras), tras lo que comenzó a descender, hasta los 288 del año 2018, el que menos registró.

método elegido El suicidio sigue teniendo en los hombres su principal víctima –220 hombres (71,3%) frente a 87 mujeres (28,33%)–. La diferencia entre hombres y mujeres en el caso del suicidio no solo es en el número de víctimas de cada sexo, que es casi el triple para los hombres, sino en el mecanismo elegido para ejecutarlo.

De manera global el ahorcamiento es el mecanismo suicida más frecuente (55,37%). Recurrieron a este método más de la mitad de las víctimas. Pero la elección del mecanismo suicida cambia mucho, según se trate de hombres o mujeres, aunque en el año 2020 el mecanismo más utilizado por las mujeres fue también el ahorcamiento. En el caso de los hombres representa el 59,54% y en el caso de las mujeres el 44,82% frente el 37,36% en el año 2019.

La precipitación supone el segundo mecanismo en frecuencia para ambos sexos (15% hombres y 29,8% mujeres), seguido del envenenamiento/ intoxicación fundamentalmente por psicofármacos, analgésicos, drogas de abuso, monóxido de carbono y otros. No hay casos de arma de fuego ni atropello del tren en mujeres y solo se registró un caso de arma blanca, frente a 11 en el caso de los hombres.

Por lo que respeta la edad de los fallecidos, no hay diferencias muy importantes entre hombres y mujeres. De manera general se puede afirmar que el suicidio no es cosa de jóvenes, sino de adultos en la mitad de la vida. De hecho la franja de edad global en la que se registran más suicidios está entre 50-54 años, aunque existen casos de suicidio en todas las franjas de edad, siendo un niño de 13 años la víctima de menos edad en 2020 en Galicia, destacando también el incremento en hombres entre 80-84 años. La edad en la que se concentran más suicidios en las mujeres está entre los 55-64 años.

falsos mitos y tabús No obstante, prevenir los suicidios es posible, recuerda Feafes. Para eso, es importante hablar de esta realidad, desterrar los falsos mitos que existen alrededor de ella y eliminar el tabú para que las personas que se encuentran en riesgo puedan buscar ayuda.

La prevención del suicidio comprende una serie de actividades que van desde “la educación en la infancia y en la juventud” hasta el “tratamiento eficaz de los trastornos mentales”, pasando por un “control ambiental de los factores de riesgo” y una difusión apropiada de la información”, indica.

Entre sus reclamaciones coincidiendo con el Día Mundial, Feafes Galicia recuerda la necesidad de que “las instituciones y los gobiernos prioricen el suicidio como problema de salud pública y desarrollen estrategias integrales multisectoriales de prevención”. Destacando que en el caso de la comunidad gallega existe un Plan de Prevención del Suicidio que establece “mecanismos de coordinación para que diferentes organismos trabajen conjuntamente en la prevención, manejo, intervención y acompañamiento de las personas y familias que están en esta situación”.

Y añaden que “debe ser implementado de una manera real, efectivo y firme para dar una respuesta idónea a las necesidades que requiere esta problemática”.

Conecta con la vida Con el fin de sensibilizar acerca del suicidio y favorecer la prevención, Salud Mental Feafes Galicia cuenta con la web conectacoavidagalicia. org, un espacio que aporta información sobre el suicidio y facilita consejos para su abordaje: datos, mitos y falsas creencias, el papel de los medios de comunicación, factores de riesgo y de protección, señales de alerta, lugares a los que acudir, recursos de utilidad, etc. Además, alrededor del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, FEAFES y sus asociaciones federadas compartirán en las redes sociales una serie de infografías con información relevante y contrastada sobre esta realidad social.

Plan gallego con siete estrategias

Santiago. El Plan de Prevención del Suicidio en Galicia tiene un doble objetivo: reducir la tasa de suicidio y establecer medidas para disminuir el sufrimiento de las personas que presentan un intento y de sus familias. Establece mecanismos de coordinación para que diferentes organismos puedan sumar sus esfuerzos y trabajar en la prevención, manejo, intervención y acompañamiento de las personas y familias en esta dolorosa situación.

Por cada suicidio cometido hay muchos más intentos, por lo que para una prevención eficaz es necesario desarrollar estrategias dirigidas a la población en riesgo mediante el apoyo, la capacitación del personal de salud, educación y servicios sociales y una mejora en la identificación de los trastornos mentales y de consumo de sustancias.

El suicidio suele ser el resultado de un gran sufrimiento emocional interno. La conducta suicida es un problema complejo para el que no existe una sola causa ni razón, sino que es el resultado de una complicada interacción de factores psicológicos, biológicos, sociales, culturales y ambientales. Aunque, en algunos casos existe un vínculo entre el suicidio y los diagnósticos de salud mental, en particular los relacionados con la depresión y el consumo de alcohol, muchos se producen en momentos de crisis personales o sociales, explica Feafes.

Es difícil explicar por qué algunas personas lo cometen, mientras otras en una situación similar no lo hacen. En cualquiera caso, con apoyo, ayuda profesional y un abordaje adecuado, la prevención del suicidio es posible. En el plan se exponen siete líneas estratégicas que configuran un proyecto de atención integral y multisectorial para abordar esta problemática en Galicia. Son la coordinación interinstitucional ante la conducta suicida; sensibilización, concienciación y disminución del estigma social asociado; prevención y abordaje; limitación a medios letales; formación de profesionales en prevención e intervención; intervención en supervivientes, e investigación y alerta epidemiológica sobre la conducta suicida. s. barba

10 sep 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.