Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 junio 2021
10:44
h

CEG y Educación ponen las bases para una oferta de FP fuente de empleo

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) y la Consellería de Cultura, Educación e Universidade colaborarán en el diseño de una oferta de FP que adecúe el sistema educativo a las necesidades que marca el mercado laboral, buscando reducir el grave desajuste existente.

La demanda de un sistema educativo que se anticipe a las exigencias del tejido productivo, con la finalidad de ir parejo a la realidad empresarial, se abordó en un encuentro entre el presidente de la patronal, Juan Manuel Vieites, y el conselleiro Román Rodríguez.

Según Vieites, “el sector empresarial se está viendo transformado en los últimos tiempos a una velocidad vertiginosa, debido principalmente a la evolución tecnológica y digital, lo que conlleva grandes cambios tanto en las formas de producir como en las modalidades de prestación de servicios y actividades, y por tanto cambios en los perfiles profesionales que deben dar cobertura a las nuevas necesidades laborales que se están generando en las empresas. Esta revolución tecnológica y digital se ha visto acelerada por la pandemia mundial del COVID, convirtiendo a la tecnología en el soporte habitual para reuniones, educación, comercio, formación, forma de contacto entre equipos y profesionales, espacios de trabajo virtuales marcados por el teletrabajo, etc”.

Asimismo, el presidente de la CEG manifestó que “estos cambios a los que hemos asistido tienen un alto impacto en los perfiles profesionales requeridos por las empresas y suponen además una polarización en la estructura del empleo, derivando por una parte en una carencia de profesionales especializados principalmente en el ámbito digital y tecnológico, y por otra en un gran número de profesionales cuyo trabajo ya no es necesario en el ámbito empresarial o lo es en menor medida”.

Ante esta realidad, la organización empresarial gallega propone una revisión del sistema de la formación reglada; tanto en el ámbito universitario, ya que “es necesario minimizar el desajuste que se observa entre la oferta y la demanda de cualificaciones, lo que hace necesario una reducción del número de plazas en determinados grados universitarios que no tienen demanda ni se adaptan hoy a las necesidades del mercado laboral, y por otro lado una mayor flexibilidad y rapidez a la hora de lanzar o modificar titulaciones con la finalidad de que consigan dar respuestas a las necesidades empresariales y sociales del momento y del futuro”; como en el ámbito de la Formación Profesional, en el que “sería deseable revisar las cualificaciones profesionales para las cuales se hace necesario ampliar las titulaciones, por detectar necesidades laborales en el tejido empresarial”, según el presidente de la CEG.

Asimismo, es preciso fomentar e incrementar la creatividad, la innovación y el espíritu emprendedor desde el ámbito educativo en todos los niveles de educación y formación e implementar programas que desarrollen las habilidades no cognitivas del alumnado.

Por lo que respecta a la Formación Profesional Dual, y en una comunidad autónoma en el que el tejido productivo está conformado en un 95% por minipymes, es más que necesario que la Administración, con la colaboración de los agentes sociales, pueda servir de catalizadora de la puesta en marcha efectiva de este tipo de formación, que en la práctica no se está pudiendo aplicar en muchos sectores productivos. De esta forma es necesario dar visibilidad y lograr una mayor repercusión mediática de la misma; ampliar su oferta formativa con la finalidad de que pueda ser una opción válida, real y atractiva para el futuro alumnado; y potenciar modelos de formación profesional dual adaptados a las características diversas del sistema productivo gallego.

Igualmente es necesario revisar el funcionamiento de la Formación Profesional Básica (FPB) y ampliar nuevos programas de la misma con la finalidad de enriquecer la oferta y aumentar su atractivo.

En otro orden de cosas, es imprescindible recualificar y formar a las personas de mayor edad, a las que la crisis económica que deja esta pandemia les hará más difícil su reinserción en el mercado laboral; así como programar planes formativos específicos para personas jóvenes, que faciliten su inclusión en el mercado laboral.

En el documento que le remitió el presidente de la CEG al conselleiro de Educación también se recogen necesidades formativas específicas ya que es preciso reforzar de forma urgente las capacidades digitales de las personas trabajadoras y desempleadas y potenciar las titulaciones relacionadas con la familia de Informática y Comunicaciones con especial hincapié en redes, aplicaciones web y ciberseguridad en el entorno de las tecnologías de la información.

Además, la patronal gallega ha puesto el foco en las formaciones específicas más demandadas por algunos sectores del tejido productivo, como son los técnicos en transformación digital; los profesionales interdisciplinares en tecnologías 4.0; los técnicos en transporte y logística; los expertos en publicidad, marketing y titulaciones relacionadas con e-commerce; los auxiliares y técnicos sanitarios; los expertos en servicios a la comunidad; los técnicos en actividades físicas y deportivas en el medio natural; los expertos para automoción; los técnicos en joyería; y las titulaciones relacionadas con las explotaciones ganaderas y agrícolas, incluyendo la gestión integral de las mismas y dentro de la industria agroalimentaria.

Asimismo, en relación a los ciclos dentro de la familia de Hostelería, la CEG considera necesario incrementar la oferta de Actividades de Panadería y Pastelería, Dirección de Cocina y de Servicios de Restauración, así como de Dirección de Alojamientos Turísticos; también y dada la importancia del sector de la industria alimentaria en algunas zonas de Galicia, opina que es preciso fomentar la impartición de ciclos de elaboración y conservación de materias primas tanto vegetales como lácteas, cárnicas o de pesca.

Por último, la patronal gallega también le demandó a la Xunta formación y mejora en el desarrollo y manejo de las habilidades blandas, cruciales en el mundo laboral, tales como trabajo en equipo, habilidades comunicativas, interpersonales, sociales, adaptabilidad, actitud positiva, responsabilidad, etc; y la formación permanente en idiomas, especialmente el inglés por su carácter universal en el ámbito empresarial y dominante en los negocios, en un entorno donde las empresas son cada vez menos locales y más globales.

20 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.