Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 15 agosto 2022
20:13
h
acto. Fundada en 1971 en A Coruña, en su aniversario estuvieron presentes Rosa Quintana, Inés Rey y González Formoso, entre otros mandatarios, que destacaron la labor realizada por los setenta voluntarios que la componen TEXTO Antonella Santos

Cincuenta años de la primera base de Salvamento Marítimo en España

En 1971 se fundó la base de Salvamento Marítimo de A Coruña, la primera de todo el Estado español, a raíz del naufragio del pesquero La Isla un año antes cerca de la Torre de Hércules (donde perdieron la vida catorce de los quince tripulantes). Su objetivo era poder rescatar a las personas que se encontraban en peligro en el mar.

Este lunes, cincuenta años después, Cruz Roja celebra que, desde aquella década de los setenta, no haya cesado su actividad, centrada en la actualidad en tres tipos de intervenciones: emergencias, servicios preventivos y adiestramientos. El equipo que la compone está formado por un jefe y setenta voluntarios, además de cuatro embarcaciones.

Con motivo de este 50 aniversario, en la jornada de ayer se desarrollaron varias actividades. En primer lugar, un acto de carácter institucional en el que intervinieron la presidenta de la Cruz Roja en Galicia, Carmen Colmeiro Rojo; el presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado; la alcaldesa del ayuntamiento de A Coruña, Inés Rey; la conselleira do Mar, Rosa Quintana; y el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso; entre otros.

Todos coincidieron en destacar la relevancia que tuvo como germen del salvamento marítimo moderno en nuestro país la base, que sigue siendo una referencia. En concreto, Rosa Quintana hizo especial hincapié en la entrega constante de la Cruz Roja las 24 horas del día los 365 días del año, y señaló que en Galicia, en lo que va de 2021, participó en seis operaciones de remolque y rescate de pesqueros en A Coruña, Cedeira y Burela. Una labor, subrayó, “que cubre con amplios medios técnicos y con un equipo de alta valía profesional y personal”.

Asimismo, recordó la colaboración firmada anualmente por la Xunta con la institución para tareas de salvamento y lucha contra la contaminación marina, que lleva destinados, desde 2009, cerca de medio millón de euros para sufragar las actividades realizadas, que incluyen operaciones de rescate y de búsqueda de desaparecidos en el mar. Este apoyo, según la conselleira, también se materializa con la cesión de equipos como la embarcación Condesa Pardo Bazán.

Por su parte, Inés Rey también reiteró el apoyo del ayuntamiento de A Coruña a la Cruz Roja, señalando la “eficiencia y humanidad en todas las tareas que desarrolla”, especialmente en la vigilancia y salvaguardia de los marineros. “Una tarea que aquí se hace también desde el compromiso con la igualdad y contando con mujeres al frente de los equipos como Cynthia Martín Miguez, rescatadora y patrona de embarcación”, dijo la alcaldesa.

Asimismo, también destacó el papel de la base en la preservación del medio ambiente. “Hoy, cuando se cumplen 19 años de la catástrofe del Prestige, no podemos evitar recordar el papel que desarrolló la Cruz Roja poniendo a disposición de las autoridades sus recursos humanos y materiales para colaborar en la contención y reducción de los efectos de la emergencia y en materia de instalación y vigilancia de barreras”, apuntó Rey, recordando también que la entidad fue la primera que atendió las necesidades de los voluntarios que llegaron a las costas gallegas en 2002.

Finalmente, González Formoso también quiso agradecer el trabajo de todos los efectivos de la Cruz Roja que durante medio siglo “ayudaron a salvar vidas en el mar” y estuvieron presentes en “momentos críticos” como las catástrofes marítimas del Urquiola, el Mar Egeo o el propio Prestige, siempre en coordinación con los servicios de Salvamento Marítimo, “una alianza que salvó muchas vidas”.

Tras sus intervenciones, tuvo lugar la charla-coloquio ‘50 años de compromiso con el salvamento marítimo’, con el objetivo de hacer un recorrido por diferentes momentos históricos de la base. Juan Trigo del Río, voluntario y jefe de la base los primeros años, recordaba que tenían escasos recursos hasta la llegada de la embarcación Blanca Quiroga, que él mismo fue a buscar a Francia en 1973, una lancha moderna y equipada. Andrea Gómez Rodríguez, voluntaria actual que ejerce como patrona y socorrista, habló de la importancia de mantener una preparación y formación continua y sobre la incorporación de la mujer. Francisco Sánchez Fraga, jefe de la base entre 1994 y 2010 explicó el naufragio de La Isla. Y Rafael Bautista Cordero, técnico superior de Sasemar habló sobre la necesaria coordinación entre entidades.

Asimismo, se realizó un simulacro en el que participaron tres embarcaciones y el helicóptero Helimer 401, basado en el supuesto de tener que rescatar a una persona en peligro en el mar, mostrando la preparación que tiene el voluntariado y los recusos disponibles.

16 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.