Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 agosto 2020
20:55
h

Continúan sin abrir muchos parques infantiles al costar su desinfección

Santiago aplazó a julio la fecha de apertura, y Vigo ya advirtió que es inasumible un gasto de medio millón de euros al mes

Galicia cumplirá este lunes una semana en nueva normalidad y lo hará, aún a pesar del decreto de la Xunta que permite su apertura, con buena parte de los parques infantiles cerrados, una situación en la que, según los propios municipios, ha tenido que ver el escaso margen de adaptación dado por el decreto y los altos costes que deben asumir los consistorios para hacer frente a las normas de seguridad.

Algunas ciudades, como Santiago y Vigo, ya adelantaron que les resultará imposible abrir sus instalaciones de forma inmediata, mientras que el resto han ido implementando los protocolos de desinfección e información con la idea de ir abriendo progresivamente los parques, algo que en casos como el de Pontevedra, no se producirá, al menos, hasta la próxima semana.

A raíz de esta cuestión, la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) manifestó su malestar y acusó a la Xunta de publicar un decreto con normativa que afecta a las localidades “sin tener en cuenta las necesidades económicas y de recursos humanos que la puesta en marcha de estas requiere y, en muchos casos, sin disponer del tiempo necesario para su implantación”.

En esta línea, critican que el decreto y las condiciones que permitían la apertura de parques desde el lunes se conociesen el sábado anterior, sin la “antelación suficiente” para poner en marcha las medidas. Y afean el “sobrecoste económico” que deberán afrontar los municipios en materia de limpieza y vigilancia de aforos, sin ayuda de la comunidad autónoma.

Así las cosas, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, fijó para el día 1 de julio para la apertura de los 82 parques infantiles de la ciudad, aunque ha dejado la puerta abierta a que esto pueda adelantarse si se cumplen las condiciones.

En todo caso, las instalaciones no abrirán hasta que los servicios municipales no estén “en condiciones” de garantizar el cumplimiento de la normativa, sobre todo en materia de limpieza y desinfección, un proceso que el regidor califica de una “complejidad extraordinaria”.

En cuanto a los de Vigo, aunque abrieron este sábado, el alcalde Abel Caballero, ha asegurado que la habilitación de todos ellos supondría un coste de mantenimiento de 500.000 euros mensuales, que es “inasumible” por las arcas municipales. En este sentido, el alcalde apuntó que, para cumplir con la normativa, debe contarse con más de dos empleados por parque para vigilar el mantenimiento de las distancias de seguridad y que se respete la limitación del aforo.

En Pontevedra, el regidor anunció ya el sábado su intención de mantener cerrados, al menos, a lo largo de esta primera semana de nueva normalidad los 60 parques infantiles de la localidad, destacando que los requisitos establecidos por la Xunta “son imposibles de cumplir en un par de días”.

A Coruña ha optado por una apertura gradual de sus parques infantiles, apuntando que, al final del proceso, solo permanecerán cerrados aquellos en los que se estén realizando ahora obras.

Por su parte los operarios de limpieza de Lugo iniciaron la desinfección de sus áreas infantiles la semana pasada, lo mismo que Ourense y Ferrol con la intención de ir abriendo sus parques.

21 jun 2020 / 21:29
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.