Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 09 diciembre 2022
11:28
h

Cortabitarte suprimió las comisiones de seguridad Renfe-Adif, dice un testigo

El secretario del comité de la operadora también revela que la provisión de teléfonos corporativos corresponde al Adif

El ex director de seguridad de Adif Andrés Cortabitarte, uno de los acusados en el juicio del Alvia, dio por extinguida en 2008 una circular que era la que establecía las comisiones mixtas de seguridad, esto es, aquellas en las que formaban parte integrantes de Renfe y del administrador de la infraestructura.

Así lo reveló este miércoles durante el juicio el actual secretario del comité general de empresa de Renfe, Juan Carlos Cañas, que compareció como testigo a propuesta del abogado del maquinista procesado, Francisco Garzón.

En concreto, Cañas aseguró que Cortabitarte “puso de manifiesto” durante una reunión en 2008 que un decreto de 2007 –el relativo al reglamento sobre seguridad en la circulación de la red ferroviaria de interés general– “justificaba la eliminación” de esas comisiones de seguridad entre Renfe y Adif.

“Nosotros no compartíamos su tesis y no nos volvimos a reunir”, agregó, en referencia a la parte social. Según dijo, ese decreto implicaba “continuar” con las comisiones mixtas e incorporar a empresas privadas, pero “esa regulación no se produjo jamás”.

“A partir de aquel momento que desaparecen las comisiones mixtas, los trabajadores de las operadoras, ¿cómo podían trasladar las problemáticas de seguridad?”, le preguntó el abogado. “Imposible, directamente imposible”, respondió.

Así, afirmó que el “traslado de incidencias o cuestiones que hubiera que rebatir o revisar con Adif finalizaron” y el “único procedimiento que existía y estableció ‘motu propio’ Lanchares –el homólogo de Cortabitarte en Renfe– fue la generación de reuniones propias y exclusivas de Renfe Operadora”.

LOS TELÉFONOS. El expresidente del comité de empresa de Renfe, en la actualidad secretario, reveló también que “todos” los teléfonos corporativos “de la red ferroviaria” son titularidad de Adif. Sobre este extremo fue interrogado más tarde por la abogada del Estado, que representa a Adif, y ratificó que “la provisión de teléfonos corporativos es de Adif, sí señora”.

Se dieron como una “herramienta de trabajo” y circunscrito al uso del teléfono móvil particular una guía que recomendaba limitar su uso. De hecho, agregó que fue “Renfe antigua, actualmente Adif”, la que “solicitó que se incorporase el uso de telefonía corporativa para necesidades de atención al cliente e incidencias”.

Y no fue hasta “después del desafortunado accidente” que la Dirección General de Ferrocarriles hizo una recomendación, en 2014, sobre la red de telefonía corporativa, según aseguró. En este extremo, también apuntó que no atender las llamadas al teléfono corporativo está recogido como “falta grave”.

“INCONCEBIBLE”. Este maquinista, liberado sindical desde 2007, participó en grupos de trabajo sobre seguridad ferroviaria de la Agencia Ferroviaria Europea y trasladó la “sorpresa” que manifestaron sus responsables cuando sucedió el siniestro de Angrois, donde murieron 80 personas y 145 resultaron heridas. Veían “inconcebible”, recalcó, que la línea no contase con la supervisión “completa” del sistema de control de la velocidad ‘ERTMS’. Cañas aseveró que “si existe riesgo en la línea, en su diseño, su análisis corresponde al Adif”, incluido el fallo humano.

24 nov 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.