Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
21:02
h

Cuarenta años del 23-F: Así lo vivieron ellos

Cuarenta años después de la imagen de la democracia española amenazada por la entrada del teniente coronel de la guardia civil Antonio Tejero Molina en el Congreso de loso Diputados, pistola en mano, para someter a la voluntad popular, tanto los dirigentes políticos gallegos que recuerdan por edad los acontecimientos como los que lo interiorizaron a través de las familias o los libros enjuiciaron ayer desde distintos prismas ideológicos las intentona fallida del 23 de febrero de 1981. Mientras desde el Partido Popular y el Partido Socialista los cargos orgánicos e institucionales ponen el énfasis en el triunfo de la democracia sobre el frustrado atentado contra los derechos y libertades de los españoles, desde el nacionalismo se apunta a que tras cuarenta años de democracia los herederos de la familia de Francisco Franco todavía siguen gozando de privilegios. En concreto, la portavoz nacional del Bloque, Ana Pontón, recuerda como estos días los tribunales de justicia apuntan en esa dirección al considerar que los familiares del dictador deben de ser indemnizados por las obras que acometieron en el Pazo de Meirás, una edificación que los propios jueces reconocen que los Franco deben devolver al patrimonio público. Esa visión crítica de la Transición choca frontalmente con las palabras del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que subraya que, a diferencia de entonces, hoy sean cuáles sean los momentos de incertidumbre nadie duda de “las ventajas de vivir en libertad”. Feijóo tiene claro que nadie quiere volver a vivir una situación similar a la del 23 de febrero de 1981 y apostilla que la tarea principal a la que se debe encomendar todo el mundo es a la de proteger la democracia y las instituciones. Cuarenta años después quedan para la memoria los miedos instalados en dirigentes que por prudencia se vieron obligados a optar por las casa de amigos y los aparatos de televisión encendidos de madrugada esperando la resolución de la intentona golpista que se agrandaba con la presencia de tanques en las calles de Valencia. Tras la intervención televisiva del rey Juan Carlos en defensa del estado de derecho, la calma empezó a asentarse en una sociedad conmocionada por los acontecimientos. Tras el fracaso formal del golpe, la reacción de los ciudadanos fue de condenas unánimes en movilizaciones multitudinarias que se celebraron en todas las ciudades de España. Le democracia continuaba su camino. Las asonadas acabaron.

Feijóo: “En momentos de incertidumbre, no dudamos de vivir en libertad”
Image

Celebración . El presidente del PPdeG y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se sumó también a la celebración en su red social de Twitter. En un tuit, Feijóo manifestó que todo el mundo con una edad recuerda perfectamente que hacía en aquel momento que la democracia estuvo en peligro. “Todos recordamos dónde estábamos el #23F, yo en clase de Derecho”. El mandatario gallego está seguro de que “la gran mayoría de los españoles” no quieren volver a vivir una situación parecida a la toma del Congreso poniendo contra las cuerdas a la naciente democracia. “En momentos de inquietud, no dudamos de las ventajas de vivir en libertad”, proclama el inquilino de Monte Pío. Feijóo concluye que la tarea a la que deben entregarse ciudadanos y dirigentes es a la de “proteger nuestra democracia y nuestras instituciones”.

Nogueira: “Esperamos toda a noite, non escapamos”
Image

Memoria. El exdiputado autonómico de Esquerda Galega y exeurodiputado del Bloque Camilo Nogueira recuerda aquella jornada con nitidez. estuvo toda la noche reunido en la sede nacional de la formación en la compostelana Costa da Camelia. Le acompañó quien entonces era su brazo derecho, Carlos Vázquez. “Estivemos todo o tempo esperando. Pasamos toda a noite na sede. Non escapamos para nada”, rememora. La tranquilidad llegó cuando por algunos cauces supo que el presidente de la Generalitat, entonces Jordi Pujol, apuntaba a que el golpe iba a fracasar en línea con los expresado en otro momento en la televisión por el rey Juan Carlos. Nogueira destacó que Felipe VI pone en valor el papel de su padre y en su lógica espera que los problemas que le llevaron a Emiratos se resuelvan. El exdiputado nacionalista espera que “non se aproveite” este cuarenta aniversario para dar un paso más para asegurar por años la monarquía, porque él es partidario de otro régimen democrático. “En todo caso, eu non lle dou moitas voltas a ese asunto e preocúpamos más como se resolve o caso de Cataluña, Euskadi e Galicia” porque , según dice, la Constitución tiene la solución de la mano de su reconocimiento como naciones frente a las regiones de Estado español, en una UE sin fronteras. “Ninguén fala diso” y para Nogueira es la clave actual. ECG

Crítica a Iglesias por debilitar la democracia
Miguel Tellado, S.X. PPdeG
Image

Estaba en primero de Primaria y aunque sus recuerdos son difusos, sostiene, que “aquel episodio marcó una generación”. El 23-F “fortaleció los vínculos de la sociedad española con la democracia recién nacida”. Hoy siente orgullo de contribuir al desarrollo democrático pleno y trabaja para evitar que haya elementos que lo debiliten. Aquel día eran guadiaciviles y hoy, remarca, lo intentan “vicepresidentes” del propio Gobierno”.

Afea los privilegios de la familia Franco
Ana Pontón, Líder del BNG
Image

Tenía cinco años y carece de recuerdos de ese día. Fue en Secundaria cuando reflexionó sobre lo que representó aquel alzamiento militar. “E se 40 anos despois aínda sufrimos os privilexios dos herdeiros do franquismo (aí está a última sentenza do Pazo de Meirás que obriga a indemnizar aos Franco) e fácil imaxinar a precariedade dunha democracia que non naceu da ruptura”. Afea el idílico relato de la transición, que dio pie a corruptelas de la monarquía, y ve el régimen del 78 fracasado.

Vacuna contra las operaciones franquistas
Gonzalo Caballero, S.X del PSdeG
Image

Tenía seis años, pero más que recuerdos de ese día, se le viene a la mente el ambiente que había en su casa y comprendió años más tarde. Su generación creció con la imagen de Mellado resistiéndose a ser derribado y cuando en su tesis analizó la transición comprendió las claves del cambio institucional en España. El fracaso de la intentona, subraya, supuso el elemento clave para consolidar la democracia y una vacuna contra las operaciones políticas de los restos del franquismo.

Sosiego después de intervenir Juan Carlos
X. S. Bugallo, Alcalde de Santiago
Image

En aquel momento estaba trabajando y ya con militancia en el PSOE sintió una “indignación enorme e intolerable”. Siguió la información por la radio con “preocupación pola evolución” de los acontecimientos, aunque en la capital gallega aquel día no pasó absolutamente nada. Empezó a recobrar cierta tranquilidad a partir de la comparecencia en televisión del rey Juan Carlos, cuando se atisbaba que el drama podría resolverse favorablemente a la democracia tras el fracaso del golpe de estado.

Apuesta por la libertad que dura hasta hoy
Manuel Baltar, Pte. Diputación Ourense
Image

El 23-F para Baltar significa el “rexurdimento da democracia”. Entonces, él estaba estudiando EGB y desde que tuvieron conocimiento de esa circunstancia en directo la vivieron con “preocupación brutal”. Después, en los días siguientes al golpe fallido, el estado de ánimo fue diferente. “Houbo unha grande alegría porque se impuxo o estado de dereito e España reafirmou a democracia, aposta que dura ate hoxe”.

Dormir en casa de unos amigos por prudencia
M.A. Fdez. Lores, Alcalde de Pontevedra
Image

Estaba de médico en Mosteiro, en el concello lucense de Pol. Debido a su filiación política nacionalista se decía que hipotéticamente estaba en un listado de personas que podían temer por su integridad. Por eso, aquella noche y hasta que se aclaró la cosa quedó en casa de unos amigos en Lugo por “prudencia”. “Todo o mundo foi prudente mentres non se sabía se o golpe ía arriba. Vivimos un momento complicado”, reconoce

Lección que debe estar siempre presente
Borja Verea, Diputado del PP
Image

Apenas tenía un año de vida cuando se produjo el asalto al Congreso. La primera referencia la tuvo por boca de sus progenitores años después cuando le contaron la “preocupación” que les produjo al cogerlos además separados, el padre de médico en Mugardos, y la madre con él en Santiago. La lección que extrajo de aquel golpe fallido fue que “la democracia es frágil y hay que defenderla día a día”. Es una lección que siempre debe estar muy presente en nosotros”, zanja.

Candado para el avance de la democracia
Néstor Rego, Diputado del BNG
Image

El diputado nacionalista en Cortes Néstor Rego, que desde el año 1977 militaba en Erga (Estudantes Revolucionarios Galegos), hizo ayer una lectura con fuerzas homólogas nacionalistas muy crítica de la celebración del 23-F. Según el manifiesto conjunto, el golpe de estado fallido fue una “operación de Estado” para apuntalar el régimen de 1978. BNG, ERC, EH Bildu, CUP y JxCat consideraron el régimen del 78 un “candado” para el avance democrático en el Estado.

Preservar conquistas en modelos que cojean
Pablo Arangüena, Diputado del PSdeG
Image

Recuerda “perfectamente aquela noite”, con la TV en encendida, el teléfono sin parar e incluso algún “amigo de dereitas da familia” acercándose a su casa para arropar a su padre, también abogado socialista coruñés como él, que después se supo que figuraba en la lista de 500 gallegos en el ojo de los golpistas. Tras el alivio que vino con el fracaso de la intentona, Arangüena cree que las democracias hay que preservarlas todos los días y hoy están “renqueantes” en gran parte del mundo.

24 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito