Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 01 octubre 2022
12:42
h
el contraste. Mientras toda Europa se apaga como castigo a Putin, Abel Caballero empieza a montar las “mejores luces navideñas del mundo” cinco meses antes de tiempo TEXTO Á.P.

¿Cumplirá el alcalde de Vigo con su alumbrado la normativa de Sánchez?

En un momento de lo que podríamos considerar austeridad energétia, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, se prepara ya para la llegada del gran filón turístico de la ciudad: las luces navideñas. Sí, como lo oís, casi cinco meses antes de que llegue la Navidad, los técnicos de alumbrado ya trabajan en múltiples calles de la urbe olívica colgando los primeros decorados –ocasionando cortes que ya causan malestar entre muchos vecinos–. Y es que, si se quiere conseguir “el mejor alumbrado navideño del mundo”, tal y como lo calificó el propio Caballero, hay que empezar cuanto antes.

Parece que las peticiones de la Unión Europea a los estados miembros para reducir el gasto energético y parar los pies a Putin y las del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez –que, además, es su líder directo, por tratarse de la cabeza de su partido, el PSOE–, en la misma línea, le han entrado a Abel Caballero por un oído y le han salido por otro.

¿La justificación? El alcalde de Vigo asegura que su estrategia ha contribuido a mejorar el comercio en la ciudad a convertirla en un punto de referencia turístico en una época de gran consumo y de importantes compras para todos los hogares españoles. Además, expone que los materiales LED que se utilizan en el alumbrado navideño suponen un importante ahorro con respecto a las luces tradicionales, por lo que el gasto eléctrico derivado del mismo es ínfimo. Podría ser cierto, pero expertos en la materia afirman que lo que se reduce con el uso de luces LED (entorno a un 70 %), se emplea en poner mayor cantidad, así que se contrarresta el gasto.

Eso sí, las cifras de hostelería son incontestables. Ver las bonitas luces es una de las actividades preferidas para muchos turistas, gallegos, nacionales e incluso internacionales, durante la Navidad. O, al menos, lo era. Y es que para nadie es tampoco una sorpresa que en la sociedad actual están cambiando las mentalidades, dirigiéndose hacia una mayor concienciación con el medio ambiente. Y la guerra de Ucrania también ha ayudado a despertar entre la población un sentimiento de solidaridad con un pueblo asediado por el dictador ruso. Así que... ¿Qué imagen proyectará Vigo al resto de Europa presumiendo de ser la ciudad más alumbrada del mundo mientras otras urbes incurren en cortes ya sea por solidaridad o por falta de gas ruso? ¿Estarán los ciudadanos europeos dispuestos a viajar a la ciudad olívica pese a la falta de concienciación con sus situaciones?

Hablando de cifras, los expertos también apuntan que con lo que consumen las luces navideñas, y más en un momento de inflación sin precedentes como el actual, habrían podido costearse la factura de la luz durante un año unas 35 familias. Si el resto de las ciudades españolas siguiesen el ejemplo de Caballero, se podrían cubrir las necesidades eléctricas de 5.000 hogares en un año.

Contra esto cabe recuperar los argumentos del alcalde vigués. Las luces de Navidad de Vigo consumen menos que un estadio de fútbol de 30.000 localidad, como puede ser Balaídos, en un mes. En concreto, el consumo sería de unos 2.400 megawatios por hora durante los 40 días que se mantienen encendidas. Y, a nivel climático, la contaminación es de 600 toneladas de CO2.

09 ago 2022 / 22:50
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.