El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

La dirigente popular Corina Porro renuncia a recoger su acta de diputada en el Parlamento gallego

VIGO. E.P.  | 23.03.2009 
A- A+

La ex alcaldesa de Vigo y candidata del PPdeG número dos por la  provincia de Pontevedra en las elecciones del pasado 1 de marzo,  Corina Porro, presentó hoy su renuncia al acta de diputada  autonómica, según confirmaron a Europa Press fuentes del partido.  
Porro, que mantiene hasta el momento su escaño como senadora,  confirmó hoy en la Junta Electoral Provincial su renuncia al acta de  parlamentaria gallega. De este modo, su puesto como diputada será  ocupado por la siguiente candidata en la lista, Rosa Oubiña Solla  --candidata número 12 por Pontevedra--. 
Según fuentes populares, una vez superado este trámite, deberá  hacer efectiva su renuncia también en la Cámara gallega. Esas mismas  fuentes precisaron que no sería necesario que Porro ocupase un escaño  en el Parlamento gallego para ser conselleira o tener alguna otra  responsabilidad en el futuro gobierno de Alberto Núñez Feijóo, aunque  evitaron hacer valoraciones sobre su futuro político.  
Corina Porro viaja mañana a Madrid, donde ocupa un escaño en la  Cámara Alta desde las pasadas elecciones generales de 2008. No  obstante, ya antes había sido senadora por designación autonómica en  la legislatura anterior hasta 2006, cuando le cedió el puesto al ex  presidente de la Xunta Manuel Fraga.  
La Junta Electoral Central ratificó la semana pasada que el escaño  de la senadora por Pontevedra quedaría vacante en caso de que ésta  renunciase, ya que la Ley Orgánica de Régimen Electoral General no  prevé ningún mecanismo de sustitución distinto al del suplente y, en  este caso, ese suplente, Angel Latas, ha fallecido.  
En caso de que un senador renunciase, la Cámara Alta pasaría a  contar con 263 miembros, por lo que la mayoría absoluta en las  votaciones sería de 132 votos, en lugar de los 133 actuales. Así, el  PP pasaría de 123 a 122 senadores, pero este descenso conllevaría  también una reducción del número de apoyos necesarios para ganar las  votaciones.