El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Los 330 millones de Madrid alivian, pero Galicia sigue en situación de emergencia

Feijóo ve infantilismo en Sánchez y le pide que saque del debate electoral la financiación y los casos de Alcoa y Endesa // Caballero cree que las mentiras del presidente se irán cayendo una por una

Alberto Núñez Feijóo, ayer tras el Consello da Xunta - FOTO: Xunta
Alberto Núñez Feijóo, ayer tras el Consello da Xunta - FOTO: Xunta

XAIME LEIRO   | 11.10.2019 
A- A+

La tensión en materia de financiación e industria que enfrenta a la Xunta y al Gobierno central fue ayer, de nuevo, motivo de un cruce de reproches entre el presidente gallego, el popular Alberto Núñez Feijóo, y el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consello, Feijóo acusó al inquilino de la Moncloa, Pedro Sánchez, de practicar el "infantilismo electoral" con sus planteamientos contradictorios -diciendo primero que no se puede pagar y ahora en precampaña que sí se puede abonar- sobre la deuda que el Estado tiene con las comunidades autónomas.

El mandatario gallego reconoció que el anuncio del desembolso de 330 millones de euros, de un total de 700, puede interpretarse como el vaso medio lleno o medio vacío; es decir, "pagan a metade e débennos a metade". "A asfixia mantense, aliviada na metade. Fáltannos máis de 300 millóns", agregó.

El planteamiento de Madrid no satisface las demandas de San Caetano, que considera que la cicatería del Gobierno dificulta, y mucho, la situación de la Administración autonómica. "Seguimos en situación de emerxencia", abundó Feijóo, que remarcó que así las comunidades autónomas "non poderemos cumplir os requisitos de consolidación fiscal". Feijóo concluyó, de todas formas, que espera que "nestas semanas poidamos cobrar o cen por cen do que se debe", para lo que no descarta acudir a la vía de los tribunales.

Los 300 millones que llegarán del Gobierno, aclaró, irán de inmediato a pagar nóminas y medicamentos.

Además, apostilló que tanto esta cuestión como las referentes a la difícil situación por la que atraviesan la factoría de Alcoa y la central térmica de As Pontes deben de ser "sacadas do debate electoral".

El presidente de la Xunta sostuvo que si hay voluntad política ambos contratiempos pueden ser encauzados satisfactoriamente. "Claro que hai marxe de manobra", respondió cuestionado por los periodistas.Respecto a Endesa apuntó como vías que despejarían el camino realizar ajustes impositivos, beneficiarse de fondos europeos y abrir una mesa técnica en la que esté el Gobierno, la empresa, el Concello y los sindicatos. Aclaró además, que el regidor socialista de As Pontes y a la vez presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, y él mismo, están en línea haciendo un frente común en este asunto.

Sobre Alcoa mantuvo que está en una situación "parecida", en dificultades porque el 40% del coste del aluminio tiene su origen en la energía. Es preciso buscar soluciones con medidas fiscales, apuntó, al tiempo que pidió al Gobierno que "ensine" el Estatuto para las electrointensivas que dice que tiene. Si mantiene el precio de la energía de antes de 2018 "A Mariña lucense durmirá tranquila", si no es así habrá que "prepararse para o peor". Aún así, en tono positivo, reconoció que "sen dúbida" hay solución para Alcoa.

Feijóo emplazó al Gobierno a aclarar si quiere cerrar o no ambas empresas con gran peso laboral y económico en la comunidad autónoma.

 


Caballero Mientras, el secretario general del PSdeG defendió la actuación del Ejecutivo central, que, ahora con el aval de la Abogacía del Estado, está en disposición de desbloquear las entregas a cuenta a las comunidades autónomas, entre ellas a Galicia, con los 330 millones citados.

Según recoge Europa Press, Caballero remarcó "as mentiras de Feijóo van caendo unha a unha". "Feijóo fixo un teatriño intentando poñerse a medalla de ser o gran defensor das autonomías, cando todos sabemos que o PP de Casado pacta coa ultradereita de Vox, que supón unha ameaza para as autonomías e para o financiamento autonómico", abundó en una visita a Lugo.

El líder de la formación gallega del puño y la rosa acusó a los populares de construir "un relato" para llevar adelante "unha política de confrontación". "O problema que ten Feijóo é que todo o seu discurso da confrontación vai ir caendo pouco a pouco". Es más, recordó que en las elecciones del pasado 28 de abril, los gallegos optaron por apoyar a Sánchez.

 

Saldar deudas con Lugo

••• En su visita a Lugo, el secretario general del PSdeG aseguró que esta provincia será una prioridad para un gobierno progresista. En compañía de la alcaldesa, Lara Méndez, Gonzalo Caballero consideró que con los conservadores en la Xunta a este territorio del interior de Galicia no le va bien. Además, en clave también electoral, tanto por las generales que se celebrarán el 10 de noviembre, como por las autonómicas que están previstas -si el presidente Feijóo no opta por cambiarlas- para el otoño del próximo año, va a haber meses de política de "botafumeiro" en el sentido de anuncios de humo.