Jueves 17.10.2019 Actualizado 10:46
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Abet se enfrentará a la petición de prisión permanente

Decretan el ingreso en la cárcel de A Lama, condicional, comunicado y sin fianza, del autor del triple crimen machista de Valga // El arma es clave en la investigación

A LA CÁRCEL SIN FIANZA. José Luis Abet es conducido ante la titular del juzgado número 2 de Caldas de Reis, ayer - FOTO: TVG
A LA CÁRCEL SIN FIANZA. José Luis Abet es conducido ante la titular del juzgado número 2 de Caldas de Reis, ayer - FOTO: TVG

SOL ELVIRA VALGA/SANTIAGO   | 18.09.2019 
A- A+

La titular del Juzgado número 2 de violencia de género de Caldas de Reis, que investiga el triple crimen machista de Valga, decretó ayer el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de José Luis Abet, el autor confeso de los asesinatos cometidos en la aldea de Carracido. La jueza tomó la decisión tres horas después de que Abet, de 45 años de edad, entrase en los juzgados para ser interrogado, aunque el detenido alegó que no estaba en condiciones de declarar. En su auto, la magistrada justifica su ingreso en la cárcel por la comisión de tres presuntos delitos de asesinato, lo que podría dar lugar a una pena de prisión permanente revisable, según explicaron al respecto fuentes oficiales del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Tras pasar la noche en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, a las 10.45 horas de ayer martes llegaba el presunto homicida de Sandra, Alba y María Elena a la sede judicial de Caldas en medio de grandes abucheos, intentos de agresión y gritos de "asesino" proferidos por las decenas de personas que se concentraban frente a dicho edificio. Está acusado de matar a tiros a su exmujer, a la madre y a la hermana de ésta con un revólver para el que no tenía permiso. Precisamente el hallazgo del arma y otras diligencias del atestado retrasaron su llegada.

Fue a última hora de la tarde del lunes cuando efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Benemérita de A Coruña la localizaban en el río Tambre, junto a una caja de munición, en las inmediaciones de A Pontenova, por donde pasó Abet después de huir del escenario de los crímenes de camino a la casa de su madre en Bertamiráns (Ames).

La Brigada de Policía Judicial del Instituto Armado de Pontevedra continúa con las investigaciones para aclarar todos los aspectos relacionados con este triple crimen y precisamente uno de sus ejes de actuación está siendo el origen del arma usada por el encausado, un revólver del calibre 32. Él mismo contó a los investigadores dónde lo había tirado, pero ahora queda por determinar su procedencia.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, indicó que se está averiguando cómo lo obtuvo, dado que no contaba con el permiso necesario para disponer del mismo, y que tratan de determinar si ya había sido utilizado con anterioridad. Se sabe que es un arma "obtenida fuera de los circuitos que existen", esto es, procedente del mercado negro, aunque Losada pidió cautela sobre cualquier conclusión.

LUNES NEGRO. El triple crimen de Carracido, en Corbeiro (Valga) se produjo sobre las ocho de la mañana del lunes en las inmediaciones del domicilio en el que vivía Sandra Boquete con sus dos hijos. Fue un divorcio de mutuo acuerdo (en enero de 2018) pero la separación acabó en tragedia. José Luis Abet Lafuente acabó a tiros con la vida de su exesposa, Sandra Boquete Jamardo, de 39, en presencia de los dos hijos menores de ambos. El asesino confeso aprovechó que abría el portalón para salir con el coche, ya que los menores se iban al colegio, y se introdujo en la finca. Allí la mató, al igual que hizo con su excuñada Alba Boquete, de 27, y con la madre de ambas, María Elena Jamardo Figueroa, de 58 años. Según fuentes próximas a la investigación, realizó un total de quince disparos. Cuatro balas impactaron en su exmujer, otras tres en la hermana y cuatro fueron contra la exsuegra.

A pesar de que, según los vecinos, la relación estaba siendo tormentosa en los últimos meses, y era habitual que el presunto asesino se presentase en la casa de su expareja de forma imprevista, no había denuncia previa por violencia de género ni existía orden de protección para la víctima, que sí había trasladado la situación de violencia a su familia y a las personas más allegadas.

Ahora, los dos menores, que están siendo atendidos por psicólogos de la Xunta, están bajo el cuidado de un familiar cercano y será también el Juzgado de Instrucción número 2 de Caldas el que decida sobre su custodia.

ECG
Gente entrando y saliendo del auditorio de Valga donde está instalada la capilla ardiente
FOTO: ECG

CAPILLA Y FUNERAL. Por su parte, los cuerpos de las tres mujeres se encuentran desde primera hora de la tarde de ayer en el auditorio de Valga, a donde fueron trasladados tras la realización de las autopsias en el Instituto Anatómico Forense de Santiago de Compostela. El Concello tomó la decisión para que todas las personas que quieran velar y despedir a las tres víctimas de la violencia machista puedan acudir al recinto y mostrar sus condolencias a los familiares. Allí también hay un equipo de psicólogos para atender a los más allegados.

Hoy a las seis y media de la tarde se celebrará una misa en las propias instalaciones municipales y, luego, Sandra y Alba Boquete y María Elena Jamardo serán enterradas en el cementerio de Santa Cristina de Campaña.

Mientras, la consternación seguía siendo la tónica ayer tanto en Valga como en los municipios colindantes, donde nadie da crédito a que se puedan cometer este tipo de crímenes. En todas las grandes ciudades y localidades gallegas se repetían las concentraciones y minutos de silencio en repulsa por una lacra que parece no tener fin y que en lo que va de año ya se ha cobrado 41 víctimas mortales en España. La última de ellas, Sandra, ya que ni su madre ni su hermana figurarán en las estadísticas oficiales de la violencia de género.