El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Adecuar en un año el acceso hasta Ourense

Se trabaja contrarreloj entre la ciudad de As Burgas y Taboadela para adaptar la vía convencional a alta velocidad // Durante 15 días no circularán los Alvia Madrid-Galicia

Un S730 pasando por la terminal logística de Taboadela - FOTO: ECG
Un S730 pasando por la terminal logística de Taboadela - FOTO: ECG

ALBERTO MARTÍNEZ   | 15.04.2019 
A- A+

Las obras del ramal de 2 km que, en la estación de Taboadela, conectará la nueva línea de alta velocidad (AV) con la convencional, se encuentran muy avanzadas. Y el impulso dado para adaptar esta última, mediante un tercer carril (hilo), que permitirá circular a los trenes de AV, es notorio. Así, del 9 al 24 de mayo próximo, el Adif confirma que se suspenderá el tráfico ferroviario entre Ourense y Zamora, pero por ahora no precisa los trabajos a efectuar.

Previsiblemente en esta primera fase se llevará a cabo la rebaja de cota de la vía, el cambio de traviesas, el montaje de la nueva con los tres hilos, y la reestructuración de la instalación logística de Taboadela en la que se demolerán los andenes al ser necesario remodelar su playa ferroviaria.

Éstas, y el resto de actuaciones en la segunda fase (electrificación, señalización, seguridad...), deben concluirse a inicios de 2020, junto a la adaptación de la estación de la ciudad de As Burgas. Ahora hay movimiento de tierras en varios puntos del lateral de la plataforma hasta ella, pero el corte programado obedece a lo más complicado del proyecto; la implantación del tercer hilo de ancho estándar en ese trazado de 12,8 km desde Taboadela.

En este trecho hay pendientes de hasta 17 milésimas y cuatro túneles; tres cortos; Aspera (154 metros), As Curuxeiras (126), A Marquesa (248), y uno mediano el urbano de San Francisco (912 metros). En todos ellos se actuará, pero también al aire libre, donde se mejorará el cerrado radio de las curvas para permitir un tránsito más cómodo de los trenes AV que utilizan el ancho estándar.

El principal problema es el recrecimiento de balasto en exceso habido desde que se abrió al servicio en 1957. Por ello se disminuirá su espesor dejándo solo 25 cm bajo las nuevas traviesas aptas para tres hilos. En los túneles, tras esta actuación, en una siguiente en horario nocturno (23.30 a 5.30 horas, cuando no hay trenes) se ejecutará su impermeabilización, antes de instalar la catenaria.

En el tramo, bastante sinuoso, hay que apuntar que saliendo de Taboadela, durante un par de kilómetros discurre una vía paralela hacía el polígono de San Cibrao das Viñas, y en los primeros 1.400 metros se rebajará entre 96 y 110 centímetros dicha cota. Hay otros tramos de hasta 68 cm, y en cuanto a los túneles, van desde los 29 en el de Aspera, y los 42 de As Curuxeiras y 51 de A Marquesa, a los 71 del de San Francisco.

 


OTROS TRABAJOS. La suspensión del tráfico de trenes se aprovechará para unir el 24 de mayo el cambiador de anchos de Lobeznos (Pedralba, en la comarca zamorana de Sanabria) con la vía convencional. Así se completará el nuevo tramo de alta velocidad de unos 110,5 km desde Zamora.

Pero es previsible que se lleven a cabo otras acciones de mejora, entre ellas nuevos cambios de agujas que sirvan para que las bases de montaje gallegas en ejecución, de Vilavella (A Mezquita) y de Meamán (Baños de Molgas), estén integradas en la red de ancho ibérico y se desplace la vía en el antiguo túnel de Padornelo para poder conectar en él las galerías de evacuación del nuevo.