El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Adif tiene fondos para acabar la alta velocidad si no se aprueban los PGE

Garantiza el factor económico, pero la terminación de las obras depende del constructivo //En el presente ejercicio se prevé una inversión de 485,7 millones

Túnel de Seiró en Vilar de Barrio, la transición de la montaña a la planicie ourensana, ya acabado
Túnel de Seiró en Vilar de Barrio, la transición de la montaña a la planicie ourensana, ya acabado

ALBERTO MARTÍNEZ. A CORUÑA   | 11.02.2019 
A- A+

La terminación, de forma provisional, de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia no corre peligro en el caso de que no se aprueben los Presupuestos Generales de Estado (PGE) 2019. Estos tendrán su debate de enmiendas a la totalidad el próximo miércoles 13. Y, si lo superan, su tramitación debería finalizar en abril.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) es una entidad pública empresarial que tiene fondos propios. Además de las partidas estatales, impone un canon a la utilización de vías, ejecuta obras internacionales y está autorizado a endeudarse este año en 1.580 millones, según informó su presidenta, Isabel Pardo de Vera, en la Comisión de Fomento del Congreso del 28 de enero.

PrevisIón. En las cuentas presentadas para su debate y aprobación en el presente ejercicio, el Adif en su faceta de Alta Velocidad consignó 246,657 millones para los tramos de la provincia de Ourense (incluyendo la adaptación provisional de la vía convencional desde Taboadela a la Estación ourensana del barrio de A Ponte) y 167,217 para la provincia de Zamora, a los que hay que añadir 18 millones para la mal llamada variante de Ourense, al ser en realidad el último tramo de la línea de alta velocidad desde Taboadela. A esas cifras hay que añadir otros 53,879 de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa) para tres tramos en la provincia de Zamora. En total, 485,753 millones.

PREGUNTA ¿Qué ocurre si los PGE del año 2019 no se aprueban? Simplemente que seguirán en vigor los ya prorrogados automáticamente el pasado 1 de enero. Lo recoge la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria, modificada en el año 2018.

En su artículo 38 precisa: "1. Si la Ley de Presupuestos Generales del Estado no se aprobara antes del primer día del ejercicio económico correspondientes, se considerarán automáticamente prorrogados los presupuestos iniciales del ejercicio anterior hasta la aprobación y publicación de los nuevos en el BOE.

Y añade: "2. La prórroga no afectará a los créditos para gastos correspondientes a programas o actuaciones que terminen en el ejercicio cuyos presupuestos se prorrogan o para obligaciones en el mismo".

INTERPRETACIÓN. El segundo punto es la clave. Las obras de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia solo dispondrían de las cuantías de las partidas que no fueron certificadas (abonadas) en su año natural, es decir 2018. Así de los 406,676 millones previstos para su ejecución en la provincia de Ourense, al gastarse -según los PGE 2019- solo 247,655, quedarían 159,021 para invertir en este año; en la variante de Ourense de los 3 millones, al invertirse 2,5, quedaría solo medio millón; y en la provincia de Zamora, de los 184,135, al gastarse 257,335 no habría crédito disponible. Y en la aportación de Seittsa, de los 50,046 previstos se invirtieron 53,879, por lo que tampoco existiría crédito, pero esta entidad no dispone de fondos propios.

Es decir, de los más de 485,73 millones, los PGE prorrogados permitirían una ejecución de 159,521 millones. La diferencia para mantener la cuantía inversora (326,232 millones) la debería consignar de sus fondos propios el ADIF para cumplir el ajustado plazo finalizar la obra al inicio del año 2020. Es entonces cuando tiene previsto poner a disposición de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), al menos la vía derecha de la infraestructura, para su validación a lo largo del año.

MEDIOS PROPIOS. "No hay condición presupuestaria que impida la puesta en servicio, solo la enorme complejidad técnica", aseguró Isabel Pardo de Vera, presidenta del ADIF el pasado 28 de noviembre en el Foro La Región celebrado en Ourense. Y también afirmó que la terminación de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia "no se puede cuestionar, ya que es un proyecto viable en cuanto a recursos económicos y disponibilidad de medios".

Serán solo factores constructivos los puedan obligar a retrasar el final de las obras, pero no presupuestarios. Y en un inverno frío en la zona de la alta montaña en las provincias de Ourense y Zamora, las obras avanzan a marchas forzadas y se centran ahora en los viaductos, como el de Tuela en el que hubo una "ralentización", según confirmó Adif, que garantizó el final de toda la infraestructura en el plazo dado.

Por ello, si bien la ejecución de la plataforma de vía está en su fase final, ya que se espera concluirla en la primavera en el lado derecho para iniciar el montaje de la superestructura, los plazos de algunos contratos, tras la firma de su replanteo, pueden retrasar la puesta a disposición de la AESF de la infraestructura para su homologación.

Base de montaje pendiente

••• Hay un contrato pendiente que puede influir en la culminación de la obra, el de la base de montaje de Vilavella (A Mezquita), necesaria para la instalación de los elementos de la superestructura de la vía de Pedralba de la Pradería a Campobecerros.

••• Solventados los de energía (catenaría, once centros de autotransformación y el control del telemando) tras su adjudicación el pasado 30 de enero, desde el Adif se explica que mientras no se acabe la subestación de Conso la puesta en tensión de la catenaria se hará desde las de Arbillera y Amoeiro.